Las élites

Hace un par de días se publicó en Jotdown un artículo en el que defendía la figura y el papel de Montoro como ministro de Hacienda.

En ese artículo hablaba bastante del famoso informe de las fincas (14) de la infanta Cristina que no eran de la infanta Cristina. Explicaba algunas cosas cuando aún no se conocían las aclaraciones de la AEAT sobre el error. Ya las conocemos.

Bien, básicamente nos dicen tres cosas: la primera (Y ESTO ES ALGO QUE SABE MUCHA GENTE EN ESPAÑA), que la información no se revisa porque se escupe directamente desde la Base de datos de la AEAT (sistema excelente para que no se tarde un huevo en obtener información que, en el 99,99% de las ocasiones es excelente y muy amplia), ya que no se pidió en forma de “auxilio judicial”. Como ya advertía en el artículo, lo grave sería que los documentos de la propia AEAT fueran falsos o erróneos, pero en este caso la AEAT funciona como intermediario entre el que suministra la información y el juez.

La segunda explicación es que el error proviene (en la mayoría de los casos) de que se introdujo -en la notaría- un DNI, 14, y que se completó con la letra del NIF por la AEAT. Esta explicación, en contra de lo que dicen muchos políticos, periodista y opinadores, no sólo no es increíble o extravagante, sino que es la más lógica. Y para saberlo no hacía falta que le preguntasen a Snowden o infiltrarse en un grupo terrorista checheno. Habría bastado con que le preguntasen a un oficial de notaría cualquiera.

Resulta que en las oficinas de los notarios, antes, se mandaba a la AEAT una relación de escrituras firmadas cada mes. Cuando se consideró que esto no era suficiente, se obligó a introducir directamente la información en un ordenador conectado con la AEAT (y que tiene que estar permanentemente en línea). Hasta el año 2007, el sistema permitía introducir datos del DNI sin que fuera imprescindible meter la letra del NIF, que como sabemos todos (o al menos espero que lo sepan los políticos, periodista y opinadores) sirve como control de que no se puede (o es muy difícil) cometer errores. Es decir, hasta 2007, el oficial de una notaría de cualquier lugar de España podía meter un DNI erróneo sin que el sistema hiciese otra cosa que “completar” el NIF con la letrita.

Desde 2007 esto es imposible.

¿Y por qué un oficial va a meter un DNI erróneo? Por muchas razones. Les doy una, a modo de ejemplo. En una escritura se hace referencia a una persona fallecida de la que hay que dar un DNI (a la AEAT) y no se tiene. Corre prisa el otorgamiento y el notario no precisa el NIF de esa persona porque, como buen muerto, no interviene. Se firma. El oficial llega al terminal y pone el primer número que se le ocurre.

Y dicen que esto es imposible e increíble.

Sólo me parece mal la nota en relación a dos casos que no explica. Supongo que la explicación será o técnicamente complicada (y tendrá que ver con el sistema informático) o revelará algún agujero no resuelto y los de la AEAT no quieren dar pistas. Yo, en cualquier caso no la necesito, y les diré por qué.

Desde el primer momento era evidente que nada de esto tenía que ver con la “infanta” o Urdangarín. Sobre todo porque todas las “explicaciones” para justificar una mano negra eran idiotas, idiotas, idiotas, o inexistentes. Hace unos días vi un debate en la Sexta en el que intervenían conocidos tertulianos y en el que Eduardo Inda, el “hombre que más sabe de esto”, según el presentador del programa, daba cuatro alternativas (una era el error, pero él lo desechaba por imposible). No les puedo reproducir las otras tres porque eran como los delirios de un esquizoide, retazos de frases, anacolutos espásticos. ¡¡Y la gente le aplaudía!!

Éste debería haber sido un debate mínimo. Una vez conocido, y una vez que el ministro se había comprometido a dar explicaciones, todo el mundo debería haberse callado, a la espera de éstas. Y una vez publicada la nota, todo lo más, un diputado responsable exigiría a Montoro que explicase de manera suficiente esos otros dos casos. Y a otra cosa. Pero no. Incluso se ha decidido (sin prueba alguna que lo sustente), que hay NIFs intocables para el sistema.

Y éstas son nuestras élites.

AMPLIACIÓN:

Leo ahora esta noticia en Libertad Digital y esto ya pasa de castaño oscuro.

Para empezar dice el titular: “Los notarios dicen que no hubo error en las escrituras”. ¿Y? ¿Alguien ha dicho otra cosa? ¿Ha dicho la AEAT que estuvieran mal las escrituras?

Más. Añade la noticia: “El Colegio de Notarios ha rechazado la versión de Hacienda sobre las fincas atribuidas a la infanta Cristina según la cual once de los errores los cometieron los notarios y registradores”.

Es acojonante.

Dónde está el rechazo si la propia noticia dice:

Según explican, en procesos de transmisión de herencia, la ley no obliga a que figure en las escrituras el NIF del fallecido, dato que en cambio sí se exige para hacer la ficha para Hacienda.

Según indican, en una de las fichas se incluyó, “sin letra, el número 00000014 se incluyó, en un campo como NIF del fallecido”. En las otras dos, el número se incluyó en un campo denominado “otros” sin indicar que se tratara de un DNI. “Estos errores son atribuibles a causas humanas o informáticas en el proceso de volcado de los datos”, apuntan.

Las fichas, añaden, se remitieron por los órganos notariales a las CCAA correspondientes y al Catastro, únicos destinatarios legales de la información en aquel momento. “Habría bastado con consultar el contenido íntegro de las tres fichas o solicitar la copia de las escrituras para comprobar que se trataba de un error material”, indican en alusión a Hacienda.

Vamos, que lo que dice la nota de la AEAT es verdad. Lo que han hecho los notarios es explicar de forma más extensa cómo se produjo el error.

De verdad, acojonante lo del periodista.

Pero en fin, opinadores y políticos, ya tenéis el origen del error dicho por los notarios: ¿vais a seguir dando palos a Montoro?

Anuncios

26 comentarios en “Las élites

  1. Don tsevanrabtan,

    Solo decirle que en esto no está solo. Creo que Montoro está haciendo un trabajo muy bueno, pero los “liberales ibéricos” se la tienen jurada por ser el que recauda, olvidándose por ejemplo que subidas de impuestos, como la del IVA, que personalmente me duele y sangra bastante más que la del IRPF vienen obligadas por Europa, que nos ha dado unos eurillos para la banca, y que claro pide cositas a cambio. Como usted dice no se da una sola razón convincente que justifique el “tueno” de los datos para favorecer a la infanta, y todo lo más que se llega es a decir que el ministro es un inútil. Pero no hay nada que hacer. En fin, como anécdota comentarle que en casa llamamos el ministro “el tito Montoro”. Un domingo le hice la declaración a mi santa (autónoma) y el martes ya tenía 2.430 euros en su cuenta como devolución. Invirtió parte de ellos en la Tablet que tenía ganas, la Samsung, a la cual llama “la Montoro”. Será que ya no tiene edad para esas cosas, pero poco le falta para forrar las carpetas con su foto. Con ella tampoco me sirvió comentarle que si le devolvían es que le habían retenido de más, y que el único mérito del “tito” era la rapidez en la devolución, lo cual tampoco es poco.

    Saludos

  2. Pues sí, este tema sigue coleando.
    Ayer, sin ir más lejos, en el programa de Alsina se celebró otro akelarre anti Montoro por este tema.
    Por un lado, Oneto decía que era un comunicado obvio, pero que no se entendía nada ¡¡¡!!!!
    Camacho decía que era un comunicado que no decía nada porque no explicaba qué notarías habían cometido los errores, qué funcionarios de la AEAT y qué les iba a pasar. Creo que Camacho sí tenía algo de razón en que se podían dar más detalles en la explicación. Eso sí, también pedía que a la infanta se la tratara de forma distinta al resto de los españoles, pidiendo una revisión del informe antes de enviarlo al juez.
    Pero había otro (o el mismo Camacho) que se emocionaba y decía que es que los notarios no pueden cometer errores, porque precisamente dan fe de lo que pasa y comprueban los denesises y no pueden errar en eso, y que la explicación que daba Hacienda se cargaba el régimen de los notarios…. y nadie supo decirle que el problema no lo habían cometido los notarios a la hora de cotejar los denesises, sino que se había cometido a la hora de cumplimentar los datos que se enviaban a la AEAT.
    Pues este es el nivel de nuestros periodistas; por que yo creo que sí, que hay intereses partidistas, y empresariales (de los medios, que creen que venderán más periódicos o contratarán más publicidad), pero lo realmente emocionante es ver a nuestros periodistas de campo haciendo el ridículo balbuciendo las patéticas nociones del caso que han sido capaces de retener o inventar.

    Por cierto, que como bien dice usted, no entiendo cómo Montoro no acaba de un plumazo con las protestas del PSOE recordándoles la fecha en que se produjeron los errores.

  3. Hemos de suponer que andarán por ahí -vagando en la virtual virtualidad de la información aún no solicitada pero susceptible de aparecer en titulares de prensa- los X errores (0 < X < 100) correspondientes al NIF 11, al 55, al 9999999… introducidos en las notarías m, n, p por los curritos m', n' y p'.

    Trabajé seis años en la recaudación local/autonómica de Asturias. Lo que se llega a ver en los registros de la propiedad es inenarrable. Y lógico: hablamos de (casi) todos los datos de (casi) toda la realidad inmobiliaria. Salgan a la calle, o asómense a la ventana, y empiecen a contar.

    Sin embargo, probablemente haya menos errores en un registro de la propiedad cualquiera que en un disco duro cualquiera de un ordenador cualquiera, incluso sin Windows. O en un genoma cualquiera. Pero haberlos, haylos.

  4. Es una tontada, pero a mí me puede la curiosidad de cómo se cometieron esos errores materiales. Los habrá de varios colores, pero al que da Tsé (pongo un 14 y a tomar polo cú) yo añadiría otro que me parece más probable: el DNI que debía entrar empezaba por 14, y al encargado de copiarlo se le va el dedo al enter cuando no debe… Lo que daría pr ser ministro y encargar un informe exhaustivo de cómo pasó.

    Además se entiende que la probabilidad de que todos los primeros números de DNI estén asociados a errores del mismo tipo es más que alta, ¿no?

  5. Sinceramente, me importa un bledo todo este asunto. Si los datos no son correctos que el juez no los tenga en cuenta y punto. Me molesta más el alcance mediático de una fruslería, y quien a podido motivar dicho alcance (sin entrar en conspiraciones, que no hacen falta, basta con echar una meadita).
    Lo que no acabo de entender es donde ven Vds. esa explicación en el comunicado, pues en este lo atribuya a errores de notarios y REGISTRADORES, sin más explicación. Cuando detalle el asunto, -si lo llega a hacer-, ya veremos cuales fueron los errores de los notarios y cuales los de los registradores. Hasta entonces este artículo es tan elucubrante como los de Alsina, Inda…., y demás recua.
    Vamos, que para querer parar la oleada, lanza otro ladrillo al agua.

  6. Y sigue.
    Como los periodistas más imaginativos han quedado a la altura del betún, empiezan a llamar a funcionarios de la AEAT cabreados, funcionarios A2 con ínfulas de A1, etc. para echar pestes de Hacienda, tenga que ver el tema o no con el “informe” enviado a Castro. Estoy esperando con incontrolada emoción a ver por dónde sale mañana FJL, el rey de la conspiranoia antinfanta y antimontoro.
    Un saludo.

  7. Sr. Tsevan, repito que sigo sin ver el error de los notarios y REGISTRADORES, al que alude Hacienda. En el comunicado del Colegio Notarial se justifican tres herencias, que entiendo serán omnicomprensivas de la totalidad de las fincas en litigio, pero solo en una de las fichas se indica el DNI 14, en las otras simplemente se rellena el campo “otros”. De la responsabilidad correspondiente a los registradores no se sabe no se contesta (salvo la escueta alusión del comunicado oficial).
    Aún así, le compraría cualquier explicación, sé perfectamente como están las bases de datos de dichos organismos. Lo que ya me mosquea bastante más es el alcance del asunto, que Vd. achaca a la labor de la prensa, opinadores…, y del que yo desconozco absolutamente el origen. No sé porque Hacienda da una información al juez que creo que cualquiera puede ver que es descabellada. Tampoco sé quien a publicitado el asunto.
    Sinceramente, le reconozco que me da absolutamente igual, y que lo mejor para todos sería sencillamente descartar el asunto y ya está. Y creo sinceramente que Hacienda tendría bastante fácil haberlo hecho casi de inmediato y sin altavoz.

  8. Concuerdo. Solo insisto como hice en tuiter en que el proceso de búsqueda de Hacienda es incorrecto al equiparar búsquedas NIF con búsquedas DNI.

    El buscador debe jerarquizar los resultados y puede programarse algo del tipo:

    Coincidencia NIF: 100×100 de seguridad: tales registros.
    Coincidencia DNI: imposible asegurar veracidad: tales registros.

    O un aviso tipo: registro anterior a 2007, fiabilidad limitada.

  9. Por otra parte imagino que el departamento informático de Hacienda, antes de toda esta historia, habrá hecho búsquedas del tipo 0T, 23T, 46T, 1W, 24W, 45W, etc. para comprobar registros espúreos y la fiabilidad del buscador.

    Quizá tampoco dieran mucha importancia a sus resultados porque pensarían, quién va a buscar esto. Incluso analizaran de dónde venían esos datos.

    El funcionario que buscó probablemente no haya hecho nunca ese tipo de “juegos”.

  10. Plausible la explicación del error. Es posible cometerlo como se explica y es verosimill que ocurra. Se admite.

    Ahora explíquese cómo se comete un error con dos dígitos. La mayor parte de los DNIs en este pais tienen ocho dígitos. O lo que es mejor, porque se comete un error (o trece) con el 14 y no con el 18. O mejor, con todos los numeros de dos digitos desde 10 hasta 99.

    En realidad lo anecdótico es que se vocee el error; lo esencial es que el error ampare la cuestionable veracidad de unas transacciones inmobiliarias atribuibles a una persona muy concreta. Y no a catorce personas distintas, cuyo nexo es un error de ídentica génesis.

    En serio, Tse, me da igual todo esto. Porque en la mayoria de estos casos la verdad luce con tan extremo fulgor que nos ciega.
    Si el valor de la verdad en todo esto fuese simplemente constatar que se ha cometido un error que hasta el ser más miserrímo y escaso de luces hubiera advertido de inemdiato, es seguro que nos hubiésemos ahorrado miles de bites de información.

  11. El artículo me parece impecable. Pero habría que hacer mención explicita de que el sistema informático de comunicación de datos a hacienda exige rellenar la casilla del NIF o NIE para que ese sistema acepte la comunicación. Y creo que es claro que en algunos casos (herencias fundamentalmente) no se conoce el DNI ni se tiene posibilidad de conocerlo.
    Por otro lado no estoy totalmente de acuerdo con “la AEAT funciona como intermediario entre el que suministra la información y el juez”, porque en este caso quien selecciona la información suministrada es la AEAT y si damos como bueno que en la ficha electrónica se han comunicado también los datos de los intervinientes (además de un sinfín de datos mas) ¿ Por qué alguien que facilita 99 datos bien y 1 mal va a ser responsable y no quién despreció el resto de los datos facilitados?

  12. Pues yo lo siento, pero no estoy de acuerdo con esa minimización del error que hace el artículo; en primer lugar, porque el comunicado de Hacienda induce a error al dar a entender que un mismo DNI puede tener varias letras (es decir, que pueden existir tanto el 00000014Z como el 00000014A) y que, por lo tanto, podría confundirse en sus bases de datos el DNI de la Infanta Cristina con otro DNI de un ciudadano cualquiera (dice Hacienda que “figuraba erróneamente atribuida al DNI “14” sin letra de control. Esto provocó la imputación al único DNI “14” que figuraba en la base de datos”). Y eso es falso. La letra es de control y tiene un algoritmo cerrado para calcularla; se divide el número de DNI por 23 y al resto (entre 0 y 22) se le asigna una letra por este orden: “TRWAGMYFPDXBNJZSQVHLCKE” (donde la T es el 0 y la E es el 22).

    Una vez sabido esto, si el DNI número 14 tiene 13 operaciones en 2005 y en 2006, y sabiendo que ese DNI es único y tiene un único nombre asociado (el de la Infanta Cristina), es obvio que algo fuera de lo común (y de toda lógica) ha tenido que pasar al contrastar los datos del IRPF de la Infanta Cristina con los datos que constaban en las bases de datos de Hacienda y que ésta no haya requerido (como se hace con cualquier hijo de vecino a quien un notario o un registrador, por error o no, le haya remitido a Hacienda 13 ventas de inmuebles con su DNI, con letra o sin ella) para que aclare por qué razón dejó de declarar en su IRPF esas 13 ventas.

    Digo yo.

  13. edmeatetua

    El DNI (para entendernos, el antiguo, sin letra) no tiene control frente a error. Cualquier número con menos de nueve dígitos vale como DNI. Esto incluye el 14, 13, 136, el 1 y el 0. Como se explica en la entrada, cuando un oficial de notaría tiene que rellenar un campo DNI y no tiene ningún DNI a mano, pone lo primero que se le viene a la cabeza; que suele ser un número corto. Incluso pensando benevolentemente que nadie tendrá ese DNI.

    Hoy en la prensa un artículo dice que hay ¡140! registros asociados al DNI número 1. Es fácil escribir un 1 y pasar a otra cosa. Es más fácil escribir 1 que 14 y parece lógico que haya diez veces más registros asociados al 1 que al 14. (por cierto, ¿cómo sabe usted que no se cometen errores con el 18 o con el 72?)

    Además, en estos casos nadie puede demostrar que sea una manipulación consciente. El escribir puede alegar “escribí un 1, pulsé sin querer la tecla del tabulador y el cursor se pasó a otro campo de forma que el DNI quedó, inadvertidamente, sin completar”. Lo que valdría para justificar la ausencia de mala fe.

    El NIF ayuda a paliar estos problemas porque un NIF se compone de un DNI más una letra específica. 1A no es un NIF válido pero 1R sí.

    En principio podría ocurrir lo mismo que con el DNI. Me explico. Si un oficial de notaría no tiene un NIF a mano podría consignar un NIF corto. Por ejemplo 1R o 11B o 10X.

    El problema es que ahora es fácil demostrar que la manipulación es consciente. No vale 1A, ni 1B ni 1C… solo vale 1R.

    En el caso que nos ocupa siempre se trata de DNI sin letra: un tío que ha escrito un número, cualquier número de dos dígitos, para consignar un dato que no tenía.

    Que entre los ¿millones? ¿centenares de miles? de operaciones catastrales que se están registradas en las bases de datos de Hacienta ¡4! (repito ¡¡4!!) tengan consignadas el dni 14 espontánea y erróneamente es algo perfectamente razonable.

  14. Pere

    Es una interpretación torticera. Lo que quiere decir Hacienda es lo contrario: se imputaron al único NIF tipo 14-letra válido, es decir al 14Z, todas las operaciones en las que aparecía el DNI (antiguo) 14. Y hay que tener en cuenta que decir ‘DNI’ es en este contexto ambiguo y puede significar tanto un NIF (dígito más letra de control) como un antiguo DNI (solo números).

    En cualquier caso sí es un problema, grave, de Hacienda que su algoritmo de búsqueda no diferencie las concordancias en el NIF (en este caso 14Z) de las concordancias solo en los dígitos (14) ya que las primeras tienen una gran fiabilidad y las segundas una fiabilidad sustancialmente menor. Y por eso ya no se puede consignar antiguos DD NN I (solo números).

    Respecto a lo segundo hay un problema. ¿Qué pasa si todas las imputaciones fiscales de dichas operaciones fueron legal, veraz, y completamente satisfechas por las personas que realmente intervinieron en ellas? ¿Qué va a reclamar Hacienda a quién? Recuerde que el DNI aparece asociado en una herencia al muerto quien es un sujeto bastante pasivo en los temas de herencia; incluso fiscalmente.

  15. Qtyop, el problema es que el titular del NIF al que se le imputan las ventas ni está muerto ni las declaró en su IRPF (independientemente de que se pagaran o no otros impuestos). Prueba a hacerlo tú en una venta con 1,5 millones de incremento patrimonial…

    Y mi interpretación no es torticera. Es la interpretación más lógica de esa frase del comunicado: Hacienda responsabiliza a notarios y registradores del error, y especifica que dicho error proviene de la ausencia de la letra del NIF (es decir, que si hubiesen introducido la Z hubieran saltado las alarmas en sus bases de datos y podrían haber requerido al titular para que explicara por qué no incluyó esas 13 operaciones en su declaración del IRPF). ¿Para qué, si no, esa referencia a la ausencia de la letra del NIF como única explicación del error?

    Un saludo.

  16. pere

    1. ¿De qué ventas hablamos? Una herencia es una transmisión pero no una venta.

    2. Hombre, yo podría pensar en probar, si pudiera, a simular una venta de 1.5M a ver qué pasa. Pero el caso es que en toda esta historia doña 14Z no ha hecho NADA. Pero nada de nada. Es decir, no ha simulado nada; tampoco una venta.

    3. “Si se hubiese introducido el Z habrían saltado las alarmas” es un pertinente caso de “si mi abuela tuviera ruedas…”. Porque, primero, el caso es que cuando se produjeron los hechos lo que se introducía era un número. Segundo, fíjese, porque desde 2007, cuando es obligatorio introducir un número y una letra de control, no se producen equivocaciones.

    La razón es bastante obvia. Cuando hay que introducir un número, el oficial puede introducir el que le dé la gana. Ante cualquier problema siempre puede alegar un error mecanográfico. Eso podría haberse usado por cualquier ciudadano para ocultar rentas, transmisiones etc. de búsquedas automáticas sin más que cambiar su dni. Por ejemplo el 1234567890 por el 1235467890. Los números son muy poco redundantes. Fíjese que en el caso que nos ocupa, el reproche no iría con doña 14Z sino, en todo caso, con el nif que debió figurar en la ficha.

    Si el oficial tiene que introducir un dígito y una letra de control, tate, la cosa cambia… no va a poder alegar un error mecanográfico y, por eso, es más difícil que haya errores.

    Así que lo correcto es “si [el oficial] hubiera tenido que introducir una letra, de control no se habrían producido errores”… lo cual concuerda milimétricamente con los hechos: a partir de 2007 no hay errores.

    4. A la AEAT le interesa que todos creamos que es omnipontente. No lo es. Es igual que el increíble caso de EE UU a quienes les interesa, y mucho, que al gente crea que pueden oír cualquier conversación o interceptar cualquier comunicación.

    5. Puestos a hipotizar yo hipotizo que la AEAT sabe desde hace mucho tiempo los problemas que generar las introducciones de campos DNI (sin letra) para mantener bases de datos decentes y motores de búsquedas eficientes [esto no lo descubre la AEAT claro, se descubre en los albores de la informática y el tratamiento automático de la información]. Por eso desde hace tiempo, 2007, obliga a que esas fichas incluyan la letra de control. Desde mucho antes (199X?) obliga a que rentas imputadas estén bajo el amparo de un NIF.

    Esta hipótesis implica que en 2005, 2006 Hacienda (su informáticos) han hecho búsquedas del tipo 1, 2, 3, 4… etc a ver qué pasaba. Hoy sabemos que hay 145 transmisiones asociadas al DNI 1 que, al parecer, es de un señor que murió hace mucho tiempo. ¿Cree que alguien no ha revisado nunca ese listado y ha visto que se trataba siempre de errores mecanográficos o intentos de ocultación de algo [no por parte del señor 1, si no de otros]? ¿También cree que Hacienda debe mandarle una paralela al señor 1?

    Es una hipótesis razonable que dicha búsqueda haya incluido números como el 14.

    6. La AEAT pone la luz sobre el error de los notarios [que existe, que es evidente y que, por otra parte, es mínimo y disculpable] y, oculta, que sus algoritmos de búsqueda a veces tiene fallos. En este caso yo sostengo que el fallo es no categorizar qué es imporante (concuerrencia NIF) y qué es menos importante (concurrencia DNI).

    En cualquier caso este fallo de la AEAT no es imputable directamente ni a Montoro, ni a la directora de la agencia ni a 14Z (que es un sujeto absolutamente pasivo en esta historia). Y además, como dice el ministro y sostiene el autor de la entrada, no es más que un error, no vean fantasmas.

  17. Me han convencido, especialmente qtyop. Los cabrones de la AEAT sólo son jodidamente eficientes al revisar mi declaración, y la de mi mujer.

    ¿Hacienda ha explicado por qué no aparecen las ventas que SÍ ha efectuado la infanta; también un oficial se equivocó?

    Montoro tiene esa cualidad tan peronista de utilizar los instrumentos del Estado (de todos) en beneficio propio y del partido. Se me dirá que esa cualidad es muy común en los políticos españoles. Sí, pero en un Ministro de Hacienda se nota más, especialmente a éste. Verlo amenazar con los inspectores después de la amnistía fiscal hace que muchos echemos el estómago por la boca. La principal virtud de nuestro calvo con pinta de irle las putas es la de ser cruel, chulo, prepotente con el débil Y sumiso, bobalicón con el poderoso. Parafraseando a nuestro querido M.: es el tipo que cabecea dos veces por segundo ante la escalera del air force one. Es, en definitiva, el matón que todos conocimos en el colegio, que masacraba a los débiles y no se atrevía con los que plantábamos cara; Montoro es el gordo hijo de puta que usted tiró escaleras abajo.

  18. Coño, “Tu comentario está pendiente de moderación”. Han cambiado las reglas y yo sin enterarme.

  19. S, no han cambiado las reglas. El primer comentario siempre está moderado. Habrá cambiado usted de correo o algo así, y la máquina le considera nuevo.

  20. S.

    Eso de que falten operaciones en la lista sí es interesante. Bien por el juez.

    Aunque tratándose de operaciones relativamente cercanas en el tiempo tendrán una explicación fácil. No creo que esas bases de datos puedan estar actualizadas en tiempo real.

  21. Respecto de la inphalibilidad de Hasienda me ha venido a la cabeza una cosa.

    Los porcentajes de propiedad de bienes inmuebles provenientes de una herencia aparecen mal computados en los casos familiares a los que he tenido acceso. Son solo dos. Los dos mal. Llevan así años y años, y por mucho que la declaración se consignan correctamente no hay nada que hacer.

    Al año siguiente vuelta a empezar. También son datos que provienen del catastro.

  22. He tenido una visión que me ha revelado la solución a todos nuestros problemas. Tengo que madurarla, darle unas vueltas, una mera esencia de idea, pero creo que es una idea tan buena que es el mismísimo Dios quien me la ha transmitido (de lo genial que es a mí no se me ocurre ni de lejos). Ahí va el esbozo (“esencia de idea”, ¡OJO!):

    1. Tenemos que hacer una “Catarsis Nacional Fiscal” (en adelante, CNF. Trankis que en esto hasta el más nazionalista se nos apunta). Tiene que salir Rajoy y Cospedal y Soraya, muy trágicos, entonando el mea culpa: maletines, sobres, recalificaciones, promociones inmobiliarias (ahí ese saber de Registrador de la Propiedad de Rajoy), y todo eso. Lloran, esceinifican que se beben cicuta, ay, el tormento de los sobrecitos que no les deja vivir.

    2. Los espectadores, es decir, esa España maltratada, llora y se identifica con los personajes (catarsis). Los españoles recuerdan aquellos bellos tiempos del chalecito en la playa escriturado en 30 millones pero pagado 60, aquel 390 un tanto cojo, aquella declaración de la renta que no contemplaba sobres, aquella nómina con tan poca retención, esos “gastos de representación en la casa Ariola y tal”, y cosas así.

    3. En ese momento de lloro y reconocimiento colectivo de la culpa, aparece Montoro y nos perdona a todos. Y todos se abrazan, y lloran, Y hacemos, sin el BOE ni nada, un borrón y cuenta nueva, y Montoro dice que, para no llevar a esa madre a la prostitución para alimentar a sus hijos y, sobre todo, no quedarse sin el piso de Pladur (personaje representado por Soraya), tenemos que recapacitar y ser mejores, y que no pasa nada, que recapacitemos, y que a partir del ejercicio 2015, a la vez que baja el IRPF, todos vamos a ser más escrupulosos que un progre de Moabit (que ya es decir).

    4. A todo esto a Merkel y Shäuble chitón. Todo lo hacemos entre nosotros, en plan tragedia muy del Sur y exótica, y se la colamos en el BOE, que sólo hablará de Filesa, GAL, Barbero, ETA, y tal.

    5. Publicamos algo sobre los suicidios y los sobres. Redefinimos el suicidio por deshaucio como suicidio por culpa por no haber declarado el pisito de Pladur, revestido siempre con un halo protestante: no hay posibilidad de redención. A pagar a Bankia el maravilloso hipotecón.

    6. Si los del Norte se ponen tontos, cosa que no creo (que con la que está cayendo cualquiera), publicamos unos papeles en El País, con boli azul y negro, fotocopiados después de pasarlos por té y secarlos, en el que decimos que se demuestra que F. González huntó con maletines cargados de Marcos a los mandamases de entonces de la UE para entrar en el Euro. Y que no ha sido el único, y que Rubalcaba también sabía de los maletines, y que Juanca también sabe. Y si siguen con el rollo, sacamos la traca valenciana final: que vamos a tirar de la manta y que a ver cómo se ha financiado la chapuza de reunificación alemana (por ahí podemos desviar el tema de los ERES y el AVE). Que hay papeles firmados no ya por Bárcenas sino por el mismísimo Juanca. No creo que sea necesario pero si lo es publicamos también unos papeles fotocopiados donde se demuestra que, en realidad, los Audis de mierda que se venden a China tienen más que ver con Cobo y Calleja que con la famosa “fiabilidad alemana”. Que tenemos un arsenal que se caga la Siemens. Cuidadito con tirar de la manta.

    7. Volvemos a abrir el Bulli.

    8. Mandamos a la Legión a Mallorca.

    9. Mandamos a las PYMES a Polonia.

    10. Publicamos en El País unos papeles sobre Hollande.

    11. Reclamamos derechos históricos sobre la Costa Azul y Tolouse.

    12. Publicamos en El País unos papeles sobre Bismark, Kohl y Merkel.

    13. Tomamos Berlín.

    14. Volvemos a lo nuestro: diputaciones provinciales, promociones inmobiliarias, subvenciones, ERE´S, y tal.

    Difunde y culturiza.

  23. Buenas tardes a todos. Escribí hace unos días en Jotdown que el ministro era un idiota. Desde luego no por este error, que me parece poco importante y desde luego no es culpa del ministro; más bien por las trastadas técnicas que este señor está haciendo en el sistema fiscal español, que será una mierda, pero hombre, a un ministro y a su equipo se les exige algo más. Por ello no me uno al linchamiento de este pobre imbécil, que se está cargando la lógica del IS, la neutralidad del IVA, redacta aberraciones como el modelo 720 y la amnistia fiscal (no hablo de su necesidad o no, o de su justificación; hablo de su mala calidad técnica)y firma órdenes ministariales que entran en vigor antes que el reglamento que deben desarrollar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s