Lo peor, el tonillo de los cojones

Esto ha escrito un periodista

“La juez Alaya ha emitido su esperado auto sobre los principales exresponsables de la Junta de Andalucía, incluidos sus dos expresidentes. Pero su escrito, lejos de aportar luz, envuelve en la niebla su finalidad [EL AUTO ES CLARÍSIMO: LE DICE A UNOS SEÑORES QUE PUEDEN PERSONARSE EN LA CAUSA MIENTRAS LLEGA EL MOMENTO DE ELEVARLA AL SUPREMO, SI LLEGA]. Si es astucia o error lo que opaca su escrito no tardará en descubrirse [SERÁ OPACO PARA ÉL, QUE ES UN IGNORANTE]. Pero el caos es ya evidente [EVIDENTÍSIMO: EL QUE TIENE EN SU CABEZA]. Los legos creerán que ya ha pedido que comparezcan ante ella los aforados, algo inviable por ilegal, o que ha trasladado la causa al Supremo, algo que todavía se reserva [BUENO, SI SON LOS LEGOS …].

Alaya busca, parece, la autoconfesión o la autoimputación por una vía curiosa [FALSO: ALAYA LES CONCEDE UN DERECHO PREVISTO EN LA LEY]. Merece la pena seguir su secuencia para tal propósito. “El juzgado ha ordenado una serie de declaraciones, que abarcarían la gestión presupuestaria y de la ejecución del presupuesto, entrando de lleno en la vertiente política de los hechos”. Redoble de tambores, Alaya descubre que la causa ha entrado en su fase política [PILLÍN: SE REFIERE A LA VERTIENTE POLÍTICA DE LOS HECHOS QUE SE ESTÁN INSTRUYENDO. LA PALABRA “POLÍTICA” SERÁ MÁS O MENOS AFORTUNADA, PERO ESTÁ EN LA BASE DE LA IMPUTACIÓN A MAGDALENA ÁLVAREZ: ALLÍ EXPLICÓ CÓMO LO VEÍA]. Y lo sabe al día siguiente de que Susana Díaz forme gobierno [JUICIO DE INTENCIONES].

Esto da paso a su ofensiva final. “Resulta conveniente de manera muy somera y con el horizonte de la investigación anteriormente dibujado, abordar la cuestión de determinadas personas designadas en el procedimiento y presuntamente relacionadas con los hechos que se investigan, respecto de los que determinadas actuaciones procesales contendrían cierta carga incriminatoria acerca de presuntos delitos de prevaricación y malversación entre otros”. Inapelable Alaya. Nuevo redoble de tambores. Ha llegado la hora de ir a por aquellos aforados sobre los cuales existe “cierta carga incriminatoria”. La jurisprudencia, por cierto, no exige que se pese la carga de la prueba. No hace falta que sea mucha ni poca. Basta que existan indicios. Sin adjetivos.[ES USTED UN IGNORANTE DE COJONES: LA JURISPRUDENCIA EN EL CASO DE LOS AFORADOS EXIGE UN ESFUERZO ESPECIAL DE DETERMINACIÓN E INDIVIDUALIZACIÓN DE LA CONDUCTA DEL AFORADO PRECISAMENTE PARA EVITAR EL RIESGO DE QUE TODAS LAS CAUSAS PASEN AL TRIBUNAL SUPERIOR RÁPIDAMENTE Y SIN DESBROZAR. EN REALIDAD, DE DECIRSE ALGO, HABRÍA QUE DECIR LO CONTRARIO: EL SUPREMO PARECE EXIGIR UN JUICIO DE IMPUTACIÓN AVANZADO PARA HACERSE CON LA CAUSA]

“Esta proveyente no puede realizar respecto a los aforados un juicio formal de imputación o inculpación y que obligaría a la sujeción de los mismos al presente procedimiento”. Nuevo redoble de tambores. Alaya recuerda en un auto para gloria de los estudiantes de Derecho [CLARO, A LOS QUE YA SABEN DERECHO NO LES EXTRAÑARÁ] que lo que no puede hacer un juez no lo puede hacer, y además es imposible. Y a renglón seguido explica lo que sí puede hacer [CLARO: PUEDE HACER LO QUE LA LEY LE AUTORIZA. QUE USTED NO LO SEPA NO IMPIDE QUE SEA ASÍ]. Y ahí siembra la división entre el público, por decirlo de modo suave.“No obstante, esta instructora sí puede y debe hacer dos cosas: la primera, darles traslado de las actuaciones para que se personen si lo desean a tenor del artículo 118 bis de la ley de enjuiciamiento criminal, con una resolución como la presente, asimilable a la de admisión a trámite de denuncia o querella, que no constituye como señala la jurisprudencia de la sala segunda del Tribunal Supremo, un acto de imputación judicial, pero permite al querellado defenderse en el proceso por los hechos que pudieran incriminarle conforme al artículo 118 de la ley”. Los juristas estiman que no conocen tal vía para personarse en la causa los aforados. ¿Cómo lo hacen? ¿Como perjudicados, como denunciantes, como víctimas? [¿LOS JURISTAS? ¿PERO A QUIÉN HAS PREGUNTADO HOMBRE DE DIOS? ¿CÓMO HACERLO? JODER, COMO DICE LA PUTA LEY] Hay una cualidad que solo ella podría darles para personarse y defenderse a placer: la de imputados. Pero Alaya no les imputa. No puede [PERO SÍ PUEDE DARLES TRASLADO DE LA CAUSA PARA QUE SE PERSONEN, INTERVENGAN EN LAS DILIGENCIAS Y DECLAREN SI LES SALE DE LOS HUEVOS. ALGO QUE ES LEGAL Y QUE, ANTES DE SER LEGAL, ADMITIÓ EL SUPREMO DESDE HACE MÁS DE VEINTE AÑOS]. Pero si no les imputa, ¿de qué se defienden, por qué habrían de defenderse? Tú ya sabes de qué te quiero acusar, aunque no te lo diga por escrito, persónate y confiesa [DECLARA SI QUIERES Y SI NO, PUEDES PARTICIPAR EN TODAS LAS DILIGENCIAS PARA QUE LUEGO NO DIGAS -COMO DICEN MUCHOS- QUE SE LE HA CAUSADO INDEFENSIÓN, CACHONDO]. A Alaya a estas alturas le deberían sobrar indicios, y eso quiere hacer ver en su auto, para emular sistemas de otras épocas. No te digo quién te acusa, ni las pruebas que tengo, pero confiesa que serviste a Satán.[PUES USTED SABRÁ SI LOS DIPUTADOS QUE EN 2012 APROBARON LA LEY ORGÁNICA QUE PERMITE ESO Y LOS MAGISTRADOS DEL TRIBUNAL SUPREMO QUE HAN FIJADO UNA JURISPRUDENCIA CONSOLIDADA SON TAMBIÉN SIERVOS DEL MALIGNO]

Luego Alaya entronca con la posibilidad que sí le da ley [TONTOLHABA, LA OTRA TAMBIÉN LA DA LA LEY]. “La segunda actuación que debe realizar esta instructora tras agotar las diligencias de investigación que en su caso pudieran determinar cierto grado de responsabilidad de los aforados, es remitir testimonio de la causa al tribunal superior de la misma mediante exposición razonada, en la que habría que individualizar la conducta delictiva concreta de los aforados”. No es la segunda opción, opinan los juristas, es la única que tiene [AY, LOS JURISTAS, ESOS JURISTAS IGNOTOS. DÍGANOS QUIÉNES SON, COÑO]. Pero, sorpresa, redoble de tambores, Alaya aplaza tal vía. Y lo dice. “No es desde luego esto último lo que nos ocupa ahora, sino dar cumplimiento al artículo 118, procedimiento que en la práctica ha determinado que ciertos aforados con conocimiento mediático de las causas se personaran en las mismas solicitando incluso su declaración voluntaria ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo sin esperar al suplicatorio de dicho tribunal ante las cámaras”. Acabáramos, Alaya no quiere elevar aún la pieza sobre Griñán o Chaves al Supremo [ANTES TIENE QUE DEPURAR LA CAUSA, QUE ES LO QUE LE HA ORDENADO LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE SEVILLA CONFORME A ESA MISMA JURISPRUDENCIA DEL TRIBUNAL SUPREMO]. Quiere que Griñan o Chaves se autoeleven ellos solos al Supremo o a un tribunal superior y griten al primer ujier que se encuentren: “quiero declarar voluntariamente”.[ELLOS SABRÁN: SE LES DA LA OPORTUNIDAD Y SI NO, QUE LUEGO NO DIGAN QUE NO PUDIERON HACERLO. ¿TE ENTERAS, TRON?]

— ¿Sobre qué causa?, replica el ujier.

—La de los ERE, clama Griñán.

—Pues aún no ha llegado.

—Pues la esperamos aquí, razona Chaves.

—Aquí no pueden estar si no tienen causa, explica el ujier.[AH, COMPRENDO, EL JURISTA CON EL QUE HA HABLADO EL PERIODISTA ES EL UJIER]

Los juristas respaldan al ujier [MIERDA, EL UJIER TIENE FAMILIA]. Si Alaya tiene el menor indicio penal sobre cualquier aforado, debe elevarlo ya al Supremo o al tribunal superior competente [QUE NO, QUE ESTÁS METIENDO LA PATITA]. Si no lo hace, será porque no lo tiene. Porque lo contrario entraría en la prevaricación [JUAS: PREVARICA POR HACER LO QUE PERMITE LA LEY Y ADEMÁS EN GARANTÍA DE LOS AFORADOS]. Un error así podría trastocar el final del castillo de naipes que con osadía y tesón ha construido durante años. Griñán o Chaves podrían pedir declarar voluntariamente. Pero ayudaría mucho que tuvieran dónde hacerlo, una causa y un tribunal [PERO, VAMOS A VER, CAPULLO: ¿CÓMO QUE NO LA TIENE? ¿TE DIGO CUÁL?: LAS DILIGENCIAS PREVIAS 174/11 DEL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN Nº 6 DE SEVILLA. ESTÁ EN LA AVENIDA MENÉNDEZ PELAYO S/N, PARA MÁS SEÑAS] Ni Blanco pudo declarar ante el Supremo hasta que la causa llegó allí, ni lo pudo hacer Barrionuevo. Lo contrario es dejar que carguen con una rara experiencia judicial los aforados: que reclamen a voces que alguien les impute por caridad o pagando [QUE NO: QUE PUEDEN HACERLO SI QUIEREN, Y SI NO PUEDEN INTERVENIR EN EL PROCEDIMIENTO Y HACER PREGUNTITAS EN LOS INTERROGATORIOS Y PEDIR DILIGENCIAS. ¿A QUÉ MOLA? PUES ESO]. Pero ese coste político está en el salario del juez instructor [Y EN EL TUYO ESTÁ NO ESCRIBIR CHORRADAS SIN FUNDAMENTO MOFÁNDOTE DE UN MAGISTRADO QUE SABE DE DERECHO MÁS QUE TÚ Y QUE TODOS TUS EXPERTOS JUNTOS].”

Admito que es una entrada poco defendible -por lo faltona- en la que no explico gran cosa, pero es que el que ha escrito ese artículo no se merece otra cosa.

Si quieren saber por qué la magistrada puede hacer lo que ha hecho y que significa, pronto en Jot Down.

Anuncios

2 comentarios en “Lo peor, el tonillo de los cojones

  1. De momento, de acuerdo en todo, salvo en ‘su’ tonillo, don Tsé, porque me parece que omite la inexcusable demora de Alaya en redactar y expedir la ‘exposición’.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s