Exprimiendo el horario de verano o por qué cambió hoy y no hace un mes

Desde los años ochenta se cambia regularmente la hora de los países europeos durante los meses de mayor insolación. Inicialmente el cambio se hacía el último domingo de marzo (hacia oriente, adelantando una hora) y la vuelta se producía el último domingo de septiembre (hacia occidente, retrasando una hora). De esta forma, el año se dividía en partes casi iguales entre ambos horarios. O dicho de otra forma, en los años ochenta los husos europeos se desplazaron, en promedio anual, media hora hacia oriente. Aún así, por criterio de antigüedad, el horario de verano se toma como una anomalía. Así se habla de la hora central europea CET (UTC+01) y de la hora central europea de verano CEST (UTC+02).

En 1996 se introdujo una modifiación en este esquema: el cambio de vuelta al horario «normal» se produjo el último fin de semana de octubre y así se mantiene desde entonces.

Aunque seguimos tratando el horario de verano como una anomalía, este es el que se mantiene durante la mayor parte del año. En cierta forma podemos decir que el huso central europeo es, ahora, UTC+02 con un horario de invierno durante los cinco meses más sombríos a UTC+01.

Los cambios de horario son «necesarios» en latitudes supratropicales si queremos que el amanecer ocurra aproximadamente sobre la misma hora del día. O, mejor dicho, los gobiernos tratan de mantener la hora del amanecer aproximadamente constante, dentro de lo posible, o con un menor rango de variabilidad. A costa de que ocurra lo contrario para la hora de la puesta de Sol. Por eso es interesante comparar las horas de salida del Sol según los horarios civiles vigentes y analizar qué día del año el Sol sale más tarde (según el horario civil). Sin cambio horario (o fijándonos en la hora solar local) el día con amanecer más tardío es, aproximadamente el 4 de enero.

Si tomamos como ejemplo una ciudad meridional, como Sevilla, veríamos que este último sábado de octubre el Sol salió a las 0843, más tarde de lo que lo hará cualquier día del mes de enero. Se el cambio de hora se hubiera producido una semana antes, entonces el 4 de enero sí sería el día de amanacer más tardío en esta ciudad.

Si tomamos el ejemplo de una ciudad norteña como La Coruña la situación es inversa. Entre el 20 de diciembre y 16 de enero amanecerá más tarde que en este último sábado de octubre. O dicho de otra forma, en La Coruña podrían seguir con el horario de verano unos pocos días más. Si nos vamos más al norte (en general todo el resto de Europa) la situación es similar. En Berlín, por ejemplo, amanecerá más tarde durante todo el mes de diciembre y de enero.

La situación límite se da, precisamente, en Madrid donde el amanecer de este último sábado de octubre será tan tardío como el del 4 de enero.

Es decir, en general (salvo la pequeña franja por debajo de la latitud de Madrid) no supone un perjuicio mantener el horario de verano hasta el último domingo de octubre.

Obviamente en el procedimiento anterior (hasta 1996) el cambio de horario se producía mucho antes de que la hora del amanecer fuese cercana a la de los primeros días de enero. Así podemos concluir entonces que los gobiernos europeos decidieron extender lo más posible el horario de verano.

Sin embargo aún no exprimen lo más posible su inicio (primer último domingo de marzo). Tomando el ejemplo de Madrid, el amanecer de este primer este último domingo de marzo ocurrió a las 0758 muy lejos de las 0838 del último sábado de octubre. Para apurar el cambio al máximo éste debería producirse a principios de marzo (primer domingo de marzo, por ejemplo).

Curiosamente los Estados Unidos de América sí siguen este esquema y exprimen en toda su totalidad el horario de verano (o de invierno, según se mire) que va desde el segundo domingo de marzo (dos semanas antes que en Europa) hasta el primer domingo de noviembre (una semana más que en Europa). Es decir casi ocho meses con el horario adelantado, cuatro meses de horario retrasado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s