De la multiplicación de la vida política

En 1986 nació Izquierda Unida. La formaron (con diferente peso, claro) el Partido Comunista de España (PCE), el Partit Socialista Unificat de Catalunya (PSUC), el Partido de Acción Socialista (PASOC), Izquierda Republicana (IR), la Federación Progresista (FP), el Partido Humanista y el Partido Carlista. Más tarde se une el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) y el Colectivo de Unidad de los Trabajadores-Bloque Andaluz de Izquierdas (CUT-BAI) y unos “independientes” sobre los que no digo nada para no liar el asunto.

Poco después el Partido Humanista fue expulsado por no sé que rollos sectarios (sectarios de los otros), la Federación Progresista cometió seppuku y los carlistas hicieron lo de costumbre, continuar con su imparable ascenso hacia la nada. Los del PCPE, más consecuentes, también desparecieron, pero dentro del PCE.

Mientras tanto, el PSUC, que formaba parte de IU, pero que tenía su propia coalicióin catalana (Unió de l’Esquerra Catalana), formada junto con la Entesa dels Nacionalistes d’Esquerra, decidieron crear con un tercer partido, el Partido de los Comunistas de Cataluña (PCC) una federación llamada Iniciativa per Catalunya. Al poco, algunos de los que mandaban en el PCC, unidos a otros que mandaban (es un decir, no sé qué había que mandar) en Bandera Roja (BR) y en el Partit del Treball de Catalunya (PTC-UC) se metieron de golpe en el PSUC y los que quedaban en el PCC se cabrearon y se fueron de IC. Y, visto lo visto, los del PSUC pensaron que lo mejor era autodisolverse en IC y fueron haciéndolo. Algo parecido, con el apoyo de Antonio Gutiérrez, el mandamás de CCOO entonces, intentaron en IU algunos del PCE y el PASOC, pero se votó que no y se continuó con la sopa de letras.

Durante los años 90 hubo algún episodio singular, como la coalición de los de IU en Canarias con unos nacionalistas de allí, o las movidas entre los comunistas (que seguían siendo el núcleo duro) y unos llamados Nueva Izquierda que eran como más cool y modernos cuales socialdemócratas (había peña conocida entre ellos) o unos tipos llamados Izquierda Alternativa que como venían de la Liga Comunista Revolucionaria (no me digan como aparecen aquí sin haber sido citados antes) supongo que eran más rojos y revolucionarios. Los de Nueva Izquierda pronto harían su partido, el Partido Democrático de la Nueva Izquierda

A todo esto, los de IC se habían unido a Els Verds – Confederació Ecologista de Catalunya, nacida de la fusión de Els Verds, Moviment d’Esquerra Nacionalista (MEN), Alternativa Verda – Moviment Ecologista de Catalunya (AV-MEC) y Alternativa Ecologista de Catalunya (AEC), y esta coalición funcionó bien hasta que se montó un pollo de cojones en una asamblea en 1998 que produjo una ruptura de la que, en suceso casi mitológico, nacerían varios partidos y movimientos ecologistas, Els Verds – Opció Verda, Els Verds – Esquerra Ecologista, Els Verds – Alternativa Verda y Els Verds – Ecopacifistas, algunos de los cuales se presentarían en coalición con ERC.

Habíamos dejado a los de IU con algunas corrientes telúricas. Sigamos. A finales de los 90, los gallegos de IU se coaligaron con los del Partido Democrático de la Nueva Izquierda (que por cierto terminarían en el PSOE). Los del Partido este terminarían expulsados de IU y los gallegos se escindieron. Los que habían pactado con los cool terminarían formando Esquerda de Galicia, un invento que duró poco. También algunos de IC decidieron que estaban mejor en IU y crearon el PSUC viu, que se coaligaría, dentro de IU, con otros partidos [Partit dels Comunistes de Catalunya (PCC) -sí, los de antes, que, por cierto, se habían metido en IC por segunda vez y se habían vuelto a pirar-, Partit d’Acció Socialista de Catalunya (PASOC), Col·lectiu per una Esquerra Alternativa y Partido Obrero Revolucionario (POR)] con el nombre Esquerra Unida i Alternativa (EUiA).

En 1998 el Partido Obrero Revolucionario (POR), la sección española de la Unidad Internacional de los Trabajadores – Cuarta Internacional (UIT-CI), el Partido Revolucionario de los Trabajadores – Izquierda Revolucionaria (PRT-IR) y Nuevo Claridad (partido esencial habida cuenta el follón de siglas) se unen a IU también.

Por otra parte, en esos últimos noventa y primero del dos mil, como los de IU tenían a los de EUiA, los de IC no iban coaligados con los de IU en Cataluña. También en Cantabria los de IU (los mandamases) se piraron y formaron la Izquierda Democrática Cántabra (IDCAN), una peña muy cercana al PSOE.

Entonces aparece Gaspar Llamazares que, con algunas broncas con Frutos, jefazo del PCE, consiguió juntar IU con IC, que se había recuperado de varios años de broncas, escisiones y disoluciones varias. A partir de ese momento, los de IU y los de IC se coaligan, y van incluyendo en algunas elecciones a otros partidos, como el Bloque por Asturies (BA) o los Socialistas Independientes de Extremadura (SIEX), Izquierda republicana, la Red Verde, los Verdes de Asturias, el Bloque Regeneración de Cantabria, Aralar, la Unión Demócrata Ceutí, el Bloc Nacionalista Valencià, Izquierda Republicana, el Partit Socialista de Mallorca-Entesa Nacionalista, Esquerra Republicana de Catalunya y la Coalición por Melilla. También hay alguna corriente díscola como Corriente Roja y en Valencia se formó un lío descomunal con unos que habían constituido un partido llamado Iniciativa del Poble Valencià (IdPV) que terminó pirándose y que luego formaría parte de Compromís.

En 2009 IU e IC intentaron eso de refundar la izquierda y a fe que iba haciendo falta, visto lo visto. Por desgracia para los que queremos entender algo del asunto, se ha conseguido a medias. IU, que es una coalición, e IC, que es otra se han unido a Izquierda Republicana, Esquerra Unida i Alternativa (EUiA), Chunta Aragonesista (CHA), Socialistas Independientes de Extremadura (SIEX), Batzarre, Los Verdes, Gira Madrid-Los Verdes (GM-LV), Els Verds del País Valencià (EVPV), Els Verds – Opció Verda (EV-OP), Canarias por la Izquierda, Iniciativa por El Hierro (IpH) y el Partido Democrático y Social de Ceuta (PDSC) para formar la megahipersupercoalición Izquierda Plural.

Supongo que ahora lo tendrán más claro y que, sobre todo, les habrá tranquilizado esta evidente capacidad de la izquierda más representativa a la izquierda del PSOE para ir construyendo una alternativa cada vez mayor, con principios fuertes, sin personalismos y fácil de comprender para el ciudadano.

Y además es bonita esa capacidad para generar lugares y oportunidades en los que votar y votar y participar y participar. Estoy por federarme yo también con ellos, mediante el PdrReta, una vez limpiado de elementos espurios (estoy hasta los huevos del otro).

3 comentarios en “De la multiplicación de la vida política

  1. Parece una película de Marx, Groucho.

    Coño, con lo sencillo que es ser del PP, desde el alcalde falangista con el cuadro de Franco en el despacho hasta los ecoliberales (eco de economía) modo Jonhn Müller.

  2. A mí me recuerda al Frente judaico popular o al frente popular del pueblo judaico..o al frente popular de judea de La vida de Brian.
    ¡¡¡DISIDENTES!!!

    Así se comprende el cacao maravillao que tienen algunos encima.

  3. Bueno, lo de las corrientes dentro de los partidos (siempre que haya una cierta afinidad ideológica) es comprensible, pero es que esto es acojonante. Son como un remedo de la evolución por selección natural.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s