Botín, la herencia y la prensa

Iba leyendo un artículo de El diario sobre la liquidación de la herencia de Botín y la planificación fiscal y haciendo eso de levantar las cejas cada vez más arriba ante el tótum revolútum de lo que en él se afirma. Sobre todo porque hace algo francamente muy arriesgado: dar una cifra. Más aún, la da en una de las entradillas, en las que habla de 8,5 millones de euros de impuesto de sucesiones. Yo, que he liquidado unos cuantos impuestos de este tipo, no se la daría (sin hacer previamente los cálculos exactos) ni a mi padre. Menos aún teniendo en cuenta la complejidad de la herencia de la que hablamos.

Para no enrollarme solo me voy a referir al error más gordo (aunque hay muchas afirmaciones en el artículo que habría que matizar o ampliar  y que tienen que ver con las donaciones a hijos, con las empresas familiares, con la supuesta importancia de la residencia de los herederos, etc.). Dice el artículo:

Así las cosas, si se toma como buena la cifra de los 850 millones (aunque la base imponible para liquidar el impuesto sería sin duda menor) y le aplicáramos el 1%, tendríamos un traspaso para las arcas del Estado de poco más de 8,5 millones de euros. Sin embargo, al vivir aún la matriarca, Paloma O’Shea, esta cantidad se reduciría a la mitad, ya que por la época en la que contrajeron matrimonio lo lógico es que estén en régimen de gananciales y el 50% de esta fortuna le pertenezca aún a ella.

Es un error, porque la bonificación del 99% lo es de la cuota tributaria. No se aplica un tipo del 1% a la base imponible (una vez reducida -o adicionada, que de esto no habla el artículo) sino que se aplica el tipo, se multiplica por un coeficiente derivado del patrimonio preexistente y el resultado es el que queda reducido al 1%. Considerando que el tipo máximo en Madrid es del 34% y el coeficiente máximo es de 1,2 en el grupo de descendientes, los 8,5 millones de euros de que habla el artículo serían en realidad y como mucho 3,5 millones de euros. Y si se aplica solo a la mitad de gananciales, de 1,7 millones.

Me parece cojonudo que alguien se tome la molestia de contarnos qué pasa con la fortuna de Botín, y cuántos impuestos se pagan, ya que los grandes medios seguramente se cuiden mucho de hacerlo. Hoy mismo las notas sobre el presunto sucesor de Isidoro Álvarez que he visto en varios medios son sonrojantes  y no porque no sean ciertas, sino porque se parecen tanto entre sí y se parecen tanto a una bio de una web corporativa que apesta que los medios la publiquen, en vez de dar a sus lectores algún dato con sangre y carne.

Lo que me parece mal es la precipitación. Si se quiere dar una noticia así, hay que trabajarla mucho mejor, si no se quiere caer en la banalidad y en el error grueso.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s