Cuando Grecia estornuda …

Estoy esperanzado. La tiranía de los mercados y la fiera lógica del capitalismo inhumano ceden frente al mandato popular y democrático que está surgiendo victorioso en los países del sur de Europa. Igual que 2014 fue el año de la fiesta parda poni, 2015 terminará siendo el año de la gente.

¡Biba!

******

Un buen ejemplo de lo que nunca debería ser una noticia es esto.

Y no por cuestiones de fondo, como que un tribunal eclesiástico no es un tribunal, sino un órgano estatutario de un club privado al que te sometes si te sale de tus partes pudendas. Tan es así que la señora podía haberse pirado a los diez segundos de comenzar el «interrogatorio». Tampoco porque a ese «tribunal», que «juzga» cuestiones internas no le vinculan las sentencias de los tribunales auténticos más que a cualquier ciudadano (que puede creérselas o no). No, lo verdaderamente estrambótico es que reproduzcan un interrogatorio como si realmente pudieran hacerlo. Como si no estuvieran novelando.