Opiniones desechables

¿Es ignorancia? ¡No! ¡Es Bizancio!:

“… las encuestas electorales, con sus sutilísimos, casi bizantinos, matices entre intención de voto directo y voto estimado, promedios y proyecciones, …”

 

*******

Estos días en los que Rajoy presume de una de las pocas cosas de las que puede presumir, que gracias a él España no fue rescatada, se puede leer en muchos sitios explicaciones detalladísimas de la, según la mayoría de los escribidores, mentira de Rajoy. Aquí tienen un ejemplo.

Naturalmente, no es una hipótesis que Rajoy pueda mentir en un momento dado. No lo es porque sabemos que ha mentido y sobre cuestiones importantes. Podría también mentir en esto. También es cierto que no hay tuno admisible ni político sincero (o si los hay son ejemplares escasísimos). Los políticos viven de vender su producto, en el mejor de los casos con el dolus bonus que presumimos en el publicista y, en el peor, con los ardides del auténtico estafador.

Yo, personalmente, creo que no miente en esto, porque cuando hablamos de rescate no hablamos de rescate, sino que hablamos DEL rescate. Del rescate que tantos anticiparon y que tantos desearon (algunos porque pensarían que sería bueno y otros porque eso sería la prueba definitiva de que Rajoy es, como se decía en 2012, el peor gobernante de la historia de España -incluyendo a Carlos II el hechizado, a Fernando VII y Francisco Franco, por ejemplo); del rescate a la griega, o a la irlandesa o a la portuguesa. Yo lo recuerdo así y diré por qué: durante el verano de 2012, cuando la pasta para los bancos ya había sido acordada por la Unión Europea, se seguía hablando del rescate que venía, no del que ya había tenido lugar.

En cualquier caso, y al margen de las medallas que quiera o pueda ponerse Rajoy, que me dan bastante igual, lo que más me desagrada de esto es el indulto civil y profesional. Me explicaré. En esos tremendos días del verano y de los meses posteriores al verano de 2012, muchos opinantes profesionales se dedicaron a predecir las plagas de Egipto. Se dedicaron a asegurar que ya nos habían impuesto el rescate (EL rescate) y que tenían información de que era así y que a Rajoy solo le quedaba anunciarlo. Lo hicieron a la vez que se regodeaban en la desgracia de tener el peor ministro de economía de la zona euro (porque así lo decía una mierda de encuesta de un periódico británico) y a la vez que anunciaban años terribles en los que España se encontraría con un paro que (según el agorero de turno) iría del 28 al 30%.

Esos mismos tipos se han indultado. Más aún, se indultan cotidianamente. Es evidente que ellos no son responsables de la situación del país, porque no gobiernan, pero ¿tampoco son responsables de sus opiniones, de sus vaticinios? No recuerdo que ninguno de esos guruses (y es fácil encontrarlos tuiteando en 2012 sus predicciones y afirmaciones) haya simplemente dicho: en 2012 metí la pata hasta el fondo; intentaré no ser tan alegre con mis opiniones en el futuro.

Qué va. Ahí siguen. Constantemente adaptan sus comentarios a los últimos datos (o rumores o simples invenciones hodiernas), conforme a sus agendas personales, normalmente bien alejadas de cualquier pretensión de objetividad, y se olvidan de los que emitieron no ya años o meses atrás, sino días atrás. Y lo hacen sin preocuparse de algo que cualquiera debería considerar: ¿por qué seguir leyendo lo que piensa, opina o predice alguien que no se cansa de equivocarse y que ni siquiera lo admite y se esfuerza en evitar nuevos errores?

********

No escuché gran cosa del debate del estado de la nación, pero -ah, cruel fortuna- tuve la desgracia de escuchar de pasada una réplica de un diputado de Amaiur llamado Cuadra. El buen hombre dijo esto:

AA Cuadra

Dejemos de lado la vomitiva retórica del tipo y su supuesta asunción de dolores y sufrimientos. Es la usual basura. Lo que me llamó la atención es el aviso: “para que de cara al futuro nada de esto se vuelva a repetir”. Ya ven, a lo mejor, si “ustedes” (quiénes somos esos ustedes es bastante obvio) no asumen “responsabilidades”, a lo mejor en el futuro “ellos” tienen que volver a extorsionar, amenazar, secuestrar y asesinar.