Varios

Lentamente voy perdiendo el vicio de la falsa conversación y de leer mensajes al tuntún y, a veces, marcarlos con orina o golpearlos como con una raqueta de tenis para que reboten en alguna pared y terminen en cualquier patio. Incluso creo que voy perdiendo el vicio de la inmediatez.

Si me esfuerzo, puede que esté a tiempo de empezar a pensar cada vez mejor y no de manera cada vez más descuidada, como me estaba ocurriendo.

Aunque supongo que ustedes me perdonarán si de cuando en cuando escribo lo primero que se me ocurre. Hay en ello una cierta costumbre que quisiera salvaguardar.

******

Hace unas semanas vi por casualidad una película canadiense: Profesor Lazhar, del director Philippe Falardeau. Me gustó mucho y por eso la recomiendo.

******

Hoy he tenido ocasión de escuchar de nuevo el concierto para violín de Max Bruch. Es mejor no hablar mucho de cómo y con qué comadronas lo parió el pobre Bruch, del escaso fruto que obtuvo por su composición y de lo insoportable que se le hizo, precisamente por la fama que adquirió rápidamente la obra, al tiempo que su autor iba cayendo en la indigencia. Es una obra hermosa. Recordémosla por eso.

 

8 comentarios en “Varios

  1. 40 días

    40 días me pasé, desde el último post de 2014 (la entrevista de Goslum al pequeño Nicolás) entrando en este sitio y nada, sin actualizaciones. No diré que todos los días, pero, siempre esperanzado, siempre con miedo: esto no se actualiza,¿se quedará Tsé para siempre en Tuiter y abandonará su templo de 4 columnas? Casi convencido de esto último dejé de venir, con resignación con la que hemos tendio que aceptar las gafas de vista cansada, los micro.cortes de memoria y las canas: tempus fugit (o así, no?’)

    Y hoy por casualidad entro y hay … ¡un huevo de post nuevos, *burbujeantes*, aún inexplorados, de temática variada y algunos incluso con gráficos, y musicales!

    Voy a por ello., … ¡y me voy otros 40 días!

  2. pues se le echa de menos por tuiter.
    por ejemplo, me hubiera gustado ver su conversación con Jorge San Miguel (creo, u otro de los politikones) cuando preguntado por Mandarina, hablaba del hombre de paja en su entrada sobre el día de la mujer.
    aquí se evita discusiones estúpidas, sí (la falsa conversación) pero también el diálogo con quien te obliga a pensar y afinar los argumentos.
    aquí solo veo palmaditas en la espalda

  3. Bueno, Miguel, le aseguro que no censuro comentarios porque discutan lo que digo en las entradas 🙂 . Si alguien me quiere plantear alguna objeción puede hacerlo sin problemas. Y en twitter las conversaciones que te obligan a pensar y refinar argumentos son muy raras. El formato no lo permite.

    No sabía que se hubiera contestado eso que me dice sobre un “hombre de paja” en el artículo sobre el día de la mujer. Me llama la atención, porque no sé a qué hombre de paja puede referirse. Yo no estoy argumentando contra el feminismo cuando hablo del hombre bobo; ni siquiera contra el feminismo que apoya medidas activas de discriminación positiva (aunque de pasada doy mi opinión sobre esto en la línea que he defendido desde siempre). Estoy criticando a la mujer y, sobre todo, al hombre bobo que dice estar a favor de la igualdad y que propugna formas de discriminación positiva a favor de la mujer, a la vez que sostiene que las mujeres son más inteligentes y producen valores superiores y que una sociedad con “valores” “femeninos” sería mejor. Y esos hombres bobos no son hombres de paja. Existen y afirman eso. Lo sé porque lo he escuchado y leído.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s