Nosotros, los estupefactos

 

Tiempo atrás, cuando leí este artículo, pensé que Arcadi Espada había construido toda una tesis sobre una frase que, literalmente leída, no decía lo que él afirmaba.

“Nosotros, los ahogados”. En esa primera persona se incluía García Montero.

Sin embargo, literalmente la página de facebook no decía eso, sino algo diferente:

 

AAAA Montero

Nosotros, los ahogados y una foto de Javier Bauluz. La ausencia de una coma después de “los ahogados” excluye que “nosotros” comprenda a los ahogados. Y esa lectura es la que me pareció más razonable al leer el lacrimógeno texto del poeta. El autor clama por eso en lo que “nos” están convirtiendo, en su opinión. Cabe otra interpretación: si nos están convirtiendo en algo terrible nos hacen víctimas, como víctimas son los ahogados. La aposición hay que presumirla, como una especie de figura literaria, deducirla (o quizás padecerla por culpa del salto de línea), pero en cualquier caso no sería tan evidente como para cargar las tintas y tendría la gramática en contra.

Hoy leo este nuevo artículo de Arcadi Espada.

No sabremos si García Montero quería decir o no “Nosotros, los ahogados.”, pero no ha dudado en tergiversar lo escrito por Espada de una forma tan grosera que no admite la mínima explicación justificativa. O no se entera de lo que lee o no le importa mentir para atacar a Espada.

“Arcadi escribió un artículo diciendo que si me molestaba que los negros se ahogasen que me ahogara yo, que es lo que me merecía”

Piensas en comas, en si estaba siendo injusto Espada por culpa de un salto de línea.

Y va el otro y eructa.

Para después decir que a veces nos comportamos como animales.