Que no, cojones, que la Constitución no te reconoce un derecho al chabolo

 

A menudo se encuentra uno con gente que alega que la Constitución es papel mojado porque hay un montón de artículos que no se cumplen. Se suelen citar artículos como el 39, que dice que el estado ha de asegurar la protección de la familia y los hijos o el 47, el que dice que los españoles tienen derecho a una vivienda digna y adecuada.

Es algo que no se suele explicar y lo curioso es que, para ello, no hace falta hacer esoterismos o esperar a que un oráculo fumao nos indique la voluntad del legislador. Para darse cuenta de que la Constitución sí se cumple basta con leerla.

El artículo 53 de la Constitución dice:

1. Los derechos y libertades reconocidos en el Capítulo segundo del presente Título vinculan a todos los poderes públicos. Sólo por ley, que en todo caso deberá respetar su contenido esencial, podrá regularse el ejercicio de tales derechos y libertades, que se tutelarán de acuerdo con lo previsto en el artículo 161, 1, a).

2. Cualquier ciudadano podrá recabar la tutela de las libertades y derechos reconocidos en el artículo 14 y la Sección primera del Capítulo segundo ante los Tribunales ordinarios por un procedimiento basado en los principios de preferencia y sumariedad y, en su caso, a través del recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional. Este último recurso será aplicable a la objeción de conciencia reconocida en el artículo 30.

3. El reconocimiento, el respeto y la protección de los principios reconocidos en el Capítulo tercero informarán la legislación positiva, la práctica judicial y la actuación de los poderes públicos. Sólo podrán ser alegados ante la Jurisdicción ordinaria de acuerdo con lo que dispongan las leyes que los desarrollen.

 

Basta, como digo, con leer. Hay unas libertades y derechos que vinculan a los poderes públicos (los del capítulo segundo). Hay otras (los del artículo 14 y la sección primera del capítulo segundo) que además gozan del privilegio de que pueda exigirse su cumplimiento por un procedimiento específico y por recurso de amparo.

Finalmente, hay otros, todos esos que a veces se dice que se incumplen, que ni vinculan a los poderes públicos ni pueden alegarse ante los tribunales sino en la forma que digan las leyes que los desarrollan. Son, como dice el artículo, principios que informan la legislación positiva, la práctica judicial y la actuación de los poderes públicos. Es decir, son un desiderátum, una especie de guía del bien común, que todo lo más puede servir como criterio interpretativo del sentido de la norma, pero que no se imponen como una obligación actual para los poderes públicos, que siguen teniendo la libertad precisa para (conforme a su mandato democrático) hacer lo que crean conveniente para que esos fines se vayan logrando. Y hay que tener en cuenta que lo “conveniente” es a menudo muy discutible. Un liberal creerá, por ejemplo, que la mejor forma de no garantizar el bienestar es con políticas intervencionistas que suministren esos bienes mediante la acción estatal.

En cualquier caso y, como ven, sin necesidad de acudir a la jurisprudencia del Tribunal Constitucional, para defender que la Constitución no se cumple lo primero que debemos hacer es leerla entera.

Termino. Nuestra constitución es mejorable, por supuesto, pero no está mal. Más aún, es más que digna. Y viendo las leyes que se están promulgando en las últimas décadas, yo no tocaría una coma.

Podríamos terminar modelando un paisaje, hablando de los condicionantes socioculturales que actúan sobre el género masculino y femenino o concediendo derecho a los simios antropomorfos a la dación en pago retroactiva de sus hábitats naturales.

Y no sigo por no dar ideas.

 

 

 

15 comentarios en “Que no, cojones, que la Constitución no te reconoce un derecho al chabolo

  1. En tercero de bup me explicaron estas cosas. Aún me acuerdo.

    El profesor que lo explicaba era, huelga decirlo, el rojo del claustro.

    mierda

  2. Suerte la suya que se lo explicasen en bup, en mi caso, hasta que no empecé con Derecho Constitucional en la carrera no tenía la menor idea de estos temas (soy de la LOGSE, en efecto).
    Desconozco si han cambiado los programas educativos o si en realidad debieron impartirme nociones básicas de la Constitución y no lo hicieron. Creo que sería bastante adecuado que todos los ciudadanos tuviesen unas nociones básicas del funcionamiento del Estado y la Constitución.

  3. Visto con tiempo se ve divertido.

    Recuerdo que en clase estaba tb el facha de manual, alumno, que hacía la típica pregunta de “y si la mayoría quiere tirarse por el barranco…”

  4. Artículo 47

    Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos.

  5. Gracias, Pedro, por transcribir el artículo 47, que está en el capítulo III del título I y que, por tanto, se aplica justo como dice el artículo 53, lo que implica que los españoles no pueden reclamar en un juzgado que los poderes públicos no le han dado una vivienda digna. Es decir, lo que implica que los españoles no tienen un derecho de esos que molan (los que te permiten exigir cosas obligatoriamente a otros) a disfrutar una vivienda digna y adecuada.

  6. Entonces si que es papel mojado.

    Si tiene una gran serie de artículos cuyo cumplimiento depende de lo que piense el legislador de turno implica que es tan útil como una servilleta de papel para secarte después de una ducha.

  7. theaway, lo es en gran medida, aunque no del todo. Puede importar en algo trascendente en casos concretos.

    Cuando hay dudas en la aplicación o interpretación de una norma en vigor, los jueces deben interpretarla y aplicarla en consonancia con los derechos y libertades y principios constitucionales. Entre ellos, estos.

    Y así se hace, por cierto, en la práctica judicial.

  8. Yo cuando estudié Derecho Cosntitucional, no sólo me enseñaron lo que has explicado, sino que además, el derecho a la vivienda siginfica también la prohibición de privarte de ésta. Es decir, si tienes todas las de la ley en que una vivienda (hogar) es propiedad tuya, el Estado no te la puede quitar. Creo que además, esto se explica porque en algunos casos el Estado sí puede adquirir propiedades (que no dónde uno reside) en casos extremos como para construir un hospital en medio de una guerra… Pero puede que me esté liando…

  9. Pues por por poner un ejemplo, el artículo 35.1 de la Constitución Española dice que todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, y según el artículo 53.1, dicho derecho vinculará a todos los poderes públicos, con el paro que hay y que no ha dejado de haber, nuestros poderes públicos no parecen muy vinculados en garantizar este derecho. Un saludo y gracias por el post!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s