Carmena y Libertad Digital

Llevo unos días siguiendo la noticia del “escándalo” de Manuela Carmena que se inicia, creo, con esta noticia de Libertad Digital.

Esa primera noticia ya me pareció algo extraña. Por partes como estas:

La justicia condenó a Eduardo Leira a pagarles todos los meses que les debían, pero también las correspondientes indemnizaciones por haberles tenido contratados como falsos autónomos primero y como técnicos de cálculo después. Hasta ahí, todo parecía solucionado. El problema para los empleados llegó a la hora de ejecutar la sentencia. La empresa en cuestión se declaró insolvente y, tras hacer las correspondientes investigaciones, su abogado les informó de que Eduardo Leira no tenía patrimonio alguno con el que pagar sus deudas, porque en noviembre de 2010, justo cuando llevaban 5 meses sin cobrar, el dueño de i3 le había traspasado todos sus bienes a su mujer, Manuela Carmena, haciendo así efectiva la separación de bienes que años antes les había sido otorgada, pero que hasta ese momento no habían llevado a la práctica

Uno lee esto y no sabe bien qué cojones ha pasado. Si la justicia condenó a Leira es porque Leira era el deudor. Y si lo era, a qué viene eso de que “la empresa” era insolvente. Si Leira era el empresario es Leira el que debe ser o no insolvente. Y lo de la separación de bienes “otorgada” (será por el Sumo Pontífice) pero ahora “llevado a la práctica” parece querer indicar que hubo unos gananciales, que desde una fecha se estableció un régimen de separación de bienes, y que esa sociedad de gananciales no se había liquidado (algo que no coincide con lo que luego ha explicado la propia Manuela Carmena).

En fin, el galimatías de costumbre cuando los periódicos se ponen a explicar asuntos jurídicos y que no sabes si obedece a ignorancia o mala fe. Y además, la noticia nos cuenta que la candidata había remitido la documentación que le habían pedido. Excelente. ¿Por qué no la publican, para que podamos ver esas sentencias y esos autos íntegros?

Más tarde leí esta noticia según la cual Manuela Carmena miente y, como podía sospecharse, uno ve que el medio ya ha sido poco preciso al hablar de deudas de Eduardo Leira porque las deudas son de una sociedad mercantil (y el diario no nos dice quiénes son sus socios, quién su administrador o administradores, si Leira es apoderado, etc). No solo no nos lo dice sino que insiste en que

Tal y como publicamos el viernes, no pudieron cobrar nada porque al ejecutar la sentencia, descubrieron que Eduardo Leira no tenía patrimonio con el que hacer frente a sus deudas, al haber traspasado todos los bienes a su mujer en plena crisis de su estudio de arquitectura.

Naturalmente, como el periódico insiste en manifestar que Leira debía hacer frente determinadas “deudas”, uno empieza, a falta de información, a plantearse si ha habido algún tipo de derivación de responsabilidad frente a dicho señor Leira y por qué circunstancias.

No les digo nada de esta noticia también publicada en Libertad Digital que contiene algunas perlas fastuosas:

El auto al que hace referencia Carmena sobreseía esta acusación, dando el visto bueno a una actuación peculiar de Eduardo Leira, que traspasó todos sus bienes a su esposa para declarar la empresa insolvente. El sobreseimiento se debió a que ambos habían justificado que ese dinero estaba destinado a saldar una deuda con Bankia. Esta decisión significó, por cierto, que los trabajadores no cobraron ni el dinero que se les debía ni sus indemnizaciones.

El artículo dice literalmente que Eduardo Leira traspasó todos sus bienes a su esposa “para declarar la empresa insolvente”. Es incomprensible. Los bienes, o eran de la sociedad o eran de Leira (el medio dice “todos sus bienes” por lo que parecen de él). Si eran de la sociedad y se los “traspasó” a la mujer podría haber alzamiento del administrador de la sociedad, pero si eran suyos solo lo habría si se demuestra que existía una responsabilidad personal (de la que el medio sigue sin hablar). Además, si los bienes son suyos, cómo coño ese traspaso va a hacerse “para declarar la empresa insolvente”. La empresa será solvente o no según su propio patrimonio, que para eso es una sociedad mercantil

Sin embargo, no en un auto sino en toda una sentencia, antes de eso la Justicia había condenado a Leira a pagar todas las nóminas adeudadas a sus trabajadores y a también unas cuantiosas indemnizaciones.

Este párrafo es fastuoso. ¡Fíjense, toda una sentencia frente a un auto! No se puede ser más infantil. Qué más da la forma de la resolución judicial; será la que tenga que ser, pero además, se insiste en que Leira es el condenado, cuando ya sabemos que lo es una sociedad (de la que sigo sin saber si era socio y, en su caso, si era socio único).

No les aburriré mucho más. Miré en la web de Ahora Madrid y en El Diario y me extrañó que nadie diese unas explicaciones claras de estos agujeros (de la web de Ahora Madrid obtuve el dato -que no se acredita- de que el matrimonio llevaba dos décadas en separación de bienes), y que se limitasen a presentar la parte dispositiva del auto que sobreseía la querella al parecer presentad por alzamiento de bienes contra el señor Leira y su esposa.

Y hoy he visto este vídeo con explicaciones de la propia magistrada (¡que es jurista y manda huevos!) y luego otro en Libertad Digital (que ahora no encuentro) en el que a preguntas de una periodista de dicho medio, la magistrada aclara que su marido era administrador único de la compañía y que nadie ha presentado una reclamación judicial contra él.

Visto todo esto, se puede concluir:

1.- Que Libertad Digital ha dado un tratamiento a este asunto digno de una gaceta tercermundista. Ha explicado mal lo que se supone que sabía, ha dejado de explicar cuestiones importantes, ha afirmado cosas objetivamente inexactas y, pese a tener a su disposición los documentos, no los ha publicado íntegramente, con lo fácil que es.

2.- Que seguimos sin saber bien qué pasó. A pesar de todo el revuelo montado, no puedo explicar a nadie hasta qué punto alguien es responsable y de qué.  Yo comprendo lo que dice Manuela Carmena en el vídeo, al preguntarse si va a tener que presentar el concurso completo y el procedimiento penal completo. Comprendo su desazón y más ante el lamentable tratamiento del asunto por parte del medio, pero qué se le va a hacer. Más cuando desde Podemos y desde ciertos partidos se exigen unos cánones de transparencia bestiales. A mí me basta con que un juez haya sobreseído, pero a ella no. Conforme a sus exigencias y a las de los partidos a los que representa, no. Además, no hace falta que presente todo el expediente judicial. Si me dejan los papeles, yo les doy una explicación que seguro no ocupará más de cuatro o cinco folios con todos los datos relevantes. Porque, y esto es lo acojonante, seguimos sin saber qué crédito es ese que se supone provocó un traspaso de bienes, en qué consistió ese traspaso, quién era el deudor, en qué situación se encontraba el crédito, cómo se pagó, en qué situación legal estaba la empresa en ese preciso instante. Que la empresa fuera la deudora no excluye que un administrador pueda ser finalmente responsable de sus deudas. No sabemos tampoco en qué situación procesal está el concurso y, en su caso, cómo se ha calificado. Insisto, explicar esto no ocuparía demasiado espacio.

Al parecer la magistrada hoy candidata se ha querellado. Ella sabrá; pero las elecciones son ya mismo. Si cuelga todos los documentos relevantes en una web, nos permitirá a los ciudadanos leerlos y saber qué pueda haber detrás.

Insisto; hago estas afirmaciones conforme a los propios cánones de exigencia de la señora Carmena respecto del comportamiento de otros. De no ser así, simplemente diría que las informaciones del diario son confusas, inconcretas, injustificadas y erróneas y que, hasta que no hagan bien su curro, la ciudadana Carmena nada tiene que explicar. Pero …

Dicho esto, lo que resulta infame es el tratamiento que le está dando el PP (siempre, claro está, que lo que dice Libertad Digital en ese artículo sea cierto).

 “¿Dónde está dicho que haya que pagar antes a Bankia que a los trabajadores?”, se preguntó, sacando los colores a Carmena.

Eso pregunta Esperanza Aguirre.

Para luego decir:

“Imagínense ustedes que mi marido contratara a unos trabajadores por una categoría inferior y que encima no les paga y que me ha dado a mí su fortuna”, lanzó Aguirre ante representantes de los medios de comunicación. Y añadió: “¿Dónde tendría que esconderme? ¿Qué estarían diciendo?”.

Es asombroso. Lanza una basura populista y luego se pregunta -con razón- qué ocurriría si el caso fuera al contrario. Ya lo sabemos, seguramente estarían haciendo lo mismo que ella: excretar porquería para consumo de los pobres ciudadanos a los que no me extraña que les asquee la política, habida cuenta el nivel de los personajes que habitan en ella.

 

Anuncios

7 comentarios en “Carmena y Libertad Digital

  1. ¡Familias estado!
    No quiero seguir necesitando a Tse para acotar la compleja realidad.
    Ya me apañaré con mis hermanos y sobrinos y declararé guerras comerciales o tradicionales según convenga a mi familia-estado.

  2. En fin,absolutamente de acuerdo con su artículo.

    Respecto a lo del PP y Libertad Digital, me permito recordarle que está justificado a título meramente indiciario que el accionariado de Libertad Digital fue adquirido por sujetos pertenecientes al PP con dinero proveniente de su segunda y opaca contabilidad

    Teniendo de pagafantas a Acebes y Lapuerta se sobrevive pero se pierde bastante credibilidad.

    Un saludo

  3. No soy fan ni del PP ni de Esperanza Aguirre, pero me asombra mucho ver como todo lo que se le achaca a ésta se le justifica a Carmona. Si la misma situación se hubiera dado en Aguirre se le hubiera dado cera sin tregua, cosa que hubiera sido correcta, igual de correcta que si se le achaca a Carmona, no por ser ésta la rival de Aguirre o ser de progresista se le puede justificar el mal hecho, y diria que en el caso de Carmona es peor ya que ella siempre se ha posicionado como defensora de los trabajadores.
    A los politicos se les tiene que exigir un pasado impecable, vengan de donde vengan, izquierda y derecha, si no dejamos ese maniqueismo de justificar a los nuestros cualquier cosa mal vamos a ir…

    Y con animo de que lo entiendas tsevanrabtan (por que quiero pensar en que este post que has escrito es por desconocimiento y no por interes o por maniqueismo…) y de manera muy resumida:

    Aunque sea la empresa quien tenga la deuda con sus trabajadores sea insolvente etc, los adminsitradores de la misma (en este caso su marido) pueden tener responsabilidades si actuan de manera fraudulenta, que es por lo que hay condena.

    Más allá de la condena judicial, está el plano moral; si Carmena va de defensora de los trabajadores queda muy feo que tire balones fuera cuando su marido se deidca a explotarlos, y para quien diga que ella no tiene la culpa de lo que haga su marido me recuerda a lo mismo que dice Aguirre con los casos de corrupción de su equipo…. “yo no sabía nada…”
    Pues nada si no se enteran de lo que tiene al lado no vale ninguna como Alcaldesa.

    Entre esto y la falta de propuestas de AhoraMadrid se me ha caido otra opción, esto es decepción tras decepción, ya no sé a quien votar

  4. JJ

    “Y con animo de que lo entiendas tsevanrabtan (por que quiero pensar en que este post que has escrito es por desconocimiento y no por interes o por maniqueismo…) y de manera muy resumida:

    Aunque sea la empresa quien tenga la deuda con sus trabajadores sea insolvente etc, los adminsitradores de la misma (en este caso su marido) pueden tener responsabilidades si actuan de manera fraudulenta, que es por lo que hay condena.”

    Yo, con ánimo de informarte, pongo en tu conocimiento que soy abogado y que estoy harto de ejercer acciones contra administradores y sé cuándo se puede y cuándo no.

    Y si te fijas en la entrada se dice:

    “Naturalmente, como el periódico insiste en manifestar que Leira debía hacer frente determinadas “deudas”, uno empieza, a falta de información, a plantearse si ha habido algún tipo de derivación de responsabilidad frente a dicho señor Leira y por qué circunstancias.”

    Y se dice:

    “Que la empresa fuera la deudora no excluye que un administrador pueda ser finalmente responsable de sus deudas. ”

    Y, por cierto, la entrada habla de lo que habla. No sé por qué se empeñan en decir que habla de lo que no habla.

  5. “Si alguien no conoce todavía la historia y quiere leer la versión de los trabajadores y no la de Carmena, ni Libertad Digital ni Ahora Madrid aquí puede leer su propio comunicado y cronología:

    http://s.libertaddigital.com/doc/comunicado-de-los-extrabajadores-de-i3-consultores-41913330.pdf

    – Último día de julio de 2010: “se nos comunicó que el pago de nuestros salarios se iba a retrasar unos días. No volvimos a cobrar.”
    – 23 de noviembre de 2010: “descubrimos” (…)”cuando ya se nos debían 5 mensualidades, había ejecutado una separación de bienes en su matrimonio con Manuela Carmena mediante la cual le había traspasado todo su patrimonio a su esposa”.
    – Ya estamos en 2015 y siguen sin ver un duro. Y sin embargo ahí siguen las propiedades de Segovia y la tienda de ropa hecha por reclusas en Malasaña.

    Un juez ha determinado que no ha habido un “alzamiento de bienes” pero eso no evita toda la falta de ética sistémica, marca de la casa del capitalismo, del Estado y de todos los individuos que los conforman y que implica:

    – Que sea inaceptable que los desaguisados de los empresarios de la burbuja inmobiliaria, de los que Leira es un ejemplo paradigmático, tengan que ser pagados ahora por el Fogasa, siguiendo el esquema clásico de privatizar los beneficios y socializar las pérdidas.

    – Que las leyes permitan esto solamente demuestran de qué lado están, cuando no debería ser posible que un matrimonio que tiene propiedades siga manteniéndolas y no las venda y tampoco sea posible embargarlas para pagar los salarios (¡que son suyos!) a unos trabajadores.

    – Que tras una campaña de marketing popular moderna y cool (una mala copia pero igual de vacía e insustancial que la de Obama en 2008) se esconde el silencio cómplice de los votantes de Ahora Madrid ante estos hechos. Este partido ha perdido la oportunidad de oro de demostrar que realmente iba a haber un cambio en su forma de hacer política. Evidentemente, no se puede esconder que sus candidatos son de la casta ni de las elites pero sí podrían haber demostrado que saben rectificar, que reconocen sus equivocaciones y las subsanan a la mayor brevedad posible. Esto incluso les podría haber aportado más votos, aunque fuera una mera estrategia de estética política. De cara a sus votantes, tampoco entiendo que haya ninguna incompatibilidad entre votar el domingo a Manuela Carmena y haber presionado, por justicia, para que este matrimonio se comprometiera a pagar lo que deben. Nada de esto ha ocurrido.” http://lasinterferencias.blogspot.com.es/2015/05/la-irresponsabilidad-de-votantes-y.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s