Fíjate, son como negros en escuelas de blancos

Escribí en JotDown un artículo llamado “inmersos y sordos” sobre el asunto de la inmersión.  En él escribía:

3.- Recuerda al interlocutor que solo doce familias han “protestado severamente”. Cuando Naranjo reproduce el argumento que se dio en el caso del matrimonio homosexual, que los derechos no dependen del número, Otero dice “sí”, pero a continuación añade “solo doce familias”. Esta parte me gusta especialmente, porque la periodista no va a renunciar a un argumento que le servirá en otra ocasión, cuando se trate de defender a transexuales o veganos, así que, sin renunciar, simplemente empieza a cantar, como los niños chicos, nanananana, mientras se tapa los oídos. Por cierto, hay algo fantástico en la respuesta, el uso del adverbio “severamente” por parte de Julia Otero. Démosle la vuelta: si solo doce familias han protestado ¿por qué no darles lo que piden? Quedaría así clarísimo que, en Cataluña, la opción de aprender en español es tan enormemente minoritaria que no se podría ni abrir una clase. Naturalmente, no se quiere hacer porque el argumento es falaz. Solo hay doce familias que han sido tan tenaces (gastando energías, tiempo, dinero y paz) como para plantear esta cuestión, incluso sorteando el miedo a una posible respuesta brutal del entorno, como, por ejemplo, que se les acuse de “maltratar” a y “abusar” de sus hijos ¿Cuánta gente no habrá pensado algo similar de un padre que decide “judicializar” a sus hijos y señalarlos como esos que pretenden acabar con el sistema de todos? La verdad es que resulta muy simple probar la irrelevancia de esas familias: que el sistema exista y esté realmente disponible. En ese momento veríamos si las doce familias no se convierten en miles.

Lo que escribí era bastante obvio, pero por si hay algún ingenuo que se crea que si no protesta casi nadie no es por miedo ante las dificultades, espero que lean esto.

El uso político y sectario de la inmersión y el autoengaño de la mayoría son simplemente acojonantes.

Y lo del tipo ese, el tal Oriol Abelló García, si es cierto que ha escrito eso en su cuenta de FaceBook, vomitivo y revelador. Gente así es la que está jodiendo Cataluña. Como esa la hay en todas partes; lo malo es que allí van en cabeza de la manifestación y los demás aplauden.

 

Anuncios

2 comentarios en “Fíjate, son como negros en escuelas de blancos

  1. Lo que no puede ser es que recaiga en las familias la necesidad de reclamar este derecho. El Estado debería buscar la forma de garantizarlo sin que las personas tengan que “enseñar el plumero” en un entorno hostil y ser acosadas por ello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s