Coartadas

 

Hoy ha escrito Manuel Jabois un artículo sobre mundos imaginarios. No me ha gustado, pero no por la ficción. No pretendo hacer una crítica literaria. No me ha gustado por la incoherencia. Si existe Dios (y aquí ya paso a no saber de qué hablo porque nunca sé de qué me hablan cuando me hablan de “dios”, aunque sea Jabois el que me hable) y es eterno y omnipotente y creador del mundo, imaginar cómo sería un mundo sin él es absurdo. Es como imaginar cómo sería un artículo de Jabois sin Jabois. Así que he de pasar a la segunda posibilidad: Jabois no se imagina un mundo sin Dios sino un mundo sin gente que creyese en Dios.

Cree que ese mundo sería un mundo sin coartadas. Parece un creyente: identificando el origen del mal en las acechanzas del diablo. Porque el diablo no te obliga a hacer el mal, ya que tenemos libre albedrío: el diablo te da la coartada. Jabois cree que Dios (en la versión de este segundo párrafo: la gente que cree en Dios) es el origen de las coartadas, o reduciendo, la coartada única. Pero no. Dios. O la creencia en Dios. O la mala interpretación de su voluntad, en palabras de ese creyente que ajusta su catálogo de lo que es bueno al catálogo de Jabois (que tiene uno, ya que habla del bien y el mal); todos ellos no son fuente de coartadas. Son coartadas. La fuente es la mente de los hombres, su instinto y los discursos poderosos. Lo sería -una coartada- también una corriente desviada del Jaboistismo que dijera que puesto que la creencia en Dios es la coartada de tanto sufrimiento, lo mejor es acabar con los hombres que creen en Dios, porque sabido es que muchos, sin coartada, no delinquirán. Ese discurso, nacido de una interpretación errónea de las enseñanzas de Jabois, también sería una coartada para el mal. Porque él sabría, como lo sabe un creyente pacífico, distinguir entre lo que piensa o cree y el paso siguiente, el de obligar a otro a pensar o creer en lo mismo a golpes o degüellos. Cierto es que tanto el creyente pacífico como Jabois tienen un plan para hacer mejores a los hombres, pero es un plan solo levemente dañino, como todo plan socialdemócrata.

Lo mejor para acabar con el mal no es acabar con las coartadas. Es acabar con los hombres. Sin ellos no hay ni mal ni bien, ni coartadas. Ni jaboististas desviados, porque no habría artículos de Jabois.

 

Anuncios

7 comentarios en “Coartadas

  1. El primer párrafo del artículo de Jabois ya deja bien clara la idea con la que Tse termina el suyo; no entiendo cómo con ese punto de partida termina Jabois donde termina.

    La idea de Dios, de la Libertad, de la Justicia Social, de la Patria o de la Democracia han sido y son coartadas para matarnos unos a otros

  2. Creo que Jabois tiene talento, lo leo casi siempre, me gusta. Pero últimamente noto que no respeta al lector, no le trata como a un ser inteligente. Escribe para “porteras”, y ahí es donde lo estropea. Baja el nivel para ser aceptado por la progresía oficial. En el último párrafo de hoy se carga el texto que tan buena pinta tenía.

  3. Cada vez que Tsevanrabtan finge retóricamente no saber de qué hablamos al referirnos a ‘Dios’, el creador eterno, omnipotente, omnisciente, omnipresente e imaginario de un universo paralelo estrangula al último cachorro de tigre dientes de sable.

  4. Cada vez que Mercutio dice que Tsevanrabtan finge retóricamente no saber de qué hablamos al hablar de Dios, Tsevanrabtan se asombra de los vericuetos de una mente religiosa.

  5. Ooootro cosmos que se queda sin los hermosos felinos. Con lo fácil que es decir Yo de dios no hablo por que no me peta, y ya está.

  6. Mercutio, no hay ni una pizca de retórica o de ironía cuando afirmo que no sé de qué se habla cuando se habla de dios. Puedes creerme o no. Pero no lo sé decir más claro.

    Aquí -sobre todo en los comentarios- dije lo que tenía que decir al respecto.

    https://tsevanrabtan.wordpress.com/2009/11/24/ateismo-para-vagos/

    Naturalmente, que no lo sepa no implica que no pueda hablar de los discursos de otros sobre dios y religión. Básicamente porque creo que tampoco ellos saben de qué hablan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s