Democracia es lo que digo yo, que parecéis nuevos

 

Escojo este tuit porque resume bien una postura mantenida hoy por muchas personas:

TuitunoBueno, en realidad voy a escoger dos. Este otro, de la misma persona:

Tuitdos

Escojo dos porque se da la circunstancia de que, al parecer y pese a que los gobiernos no pintan nada, hay uno que sí pinta. ¿Cuál? El griego, naturalmente. Luego volveré sobre esto.

Hay diecinueve países en la eurozona. El eurogrupo está formado por los ministros de economía de esos países. Esos ministros están designados por el presidente o primer ministro que, a su vez, está designado por el parlamento de cada país o, en algunos casos, por elección directa.

He buscado (si hay algún error será involuntario) los datos de la última elección en cada uno de los 19 países de la eurozona. He sumado los votos de los partidos que apoyan al Gobierno o los votos con los que el presidente (en los sistemas presidenciales) fue elegido. También doy el dato de población total. Naturalmente los votos recibidos por partidos que no he sumado (porque no apoyan al gobierno en cuestión) no pueden asignarse en absoluto a una posición favorable a Grecia. En realidad, en una parte muy importante de los casos, serán votos contrarios o aún más beligerantes que los de sus gobiernos con Grecia. La ventaja de este sistema es que podemos visualizar rápidamente cuántos ciudadanos (sin ninguna duda) están detrás de la elección de los dieciocho ministros de la eurozona que nos llevan al “abismo” y nos alejan de la democracia y del ideal de una Europa de ciudadanos. Estos son los datos:

 

País Votos gobierno Porcent. votos Total población
Alemania        29.417.661,00 67,20%           81.802.000
Austria          2.384.481,00 50,87%             8.414.000
Bélgica          2.845.056,00 41,65%           10.444.000
España        10.866.566,00 44,63%           46.439.000
Finlandia          1.690.484,00 57%             5.377.000
Francia        18.000.668,00 51,64%           66.007.000
Irlanda          1.233.424,00 55,50%             4.470.000
Italia        13.639.067,00 37,10%           60.782.000
Luxemburgo                99.051,00 48,66%                 556.000
Países Bajos          4.845.698,00 51,21%           16.788.000
Portugal          2.159.181,00 38,66%           10.562.000
Grecia  11.329.000
Eslovenia              433.936,00 50,34%             2.046.000
Chipre              236.965,00 57,48%             1.116.000
Malta              167.533,00 54,83%                 416.000
Eslovaquia          1.134.280,00 44,41%             5.425.000
Estonia              324.858,00 57,50%             1.287.000
Letonia              529.312,00 58,01%             2.070.000
Lituania              703.090,00 51,33%             3.350.000
       90.711.311,00         338.680.000
Grecia          2.539.435,00 41,08%           11.329.000

Como pueden observar, de la población total de 338.000.000 de habitantes en los diecinueve países de la eurozona (incluidos niños, naturalmente), esos malvados gobernantes, peleles en manos de Merkel, representan sin ninguna duda a 90.711.311 ciudadanos, el 26,78 % de la población total y un número muy cercano al 50% de los votantes.

Por su parte, el Gobierno Tsipras representa a 2.539.435 ciudadanos, un 0,75% de ciudadanos.

La representatividad de los dieciocho ministros es casi treinta y seis veces mayor que la del ministro griego.

 

Decía al principio que volvería al tuit sobre los gobiernos que pintan y los que no. Como es evidente, si hay un conflicto es porque hay dos partes enfrentadas: por un lado el gobierno griego, por el otro los restantes gobiernos de la eurozona (más el FMI, prestamista también). Si los gobiernos no pintan, tampoco pintará nada el griego. Si el gobierno griego sí pinta y defiende la democracia y a los ciudadanos ¿por qué no pintan nada los gobiernos que representan -al menos- a casi noventa y un millón de ciudadanos europeos?

Más aún: nos dicen que votemos.  Que votemos a Podemos, por ejemplo, en España. ¿Por qué esas votaciones futuras han de ser “mejores” que las pasadas? Si esos gobiernos que representan a casi noventa y un millones de ciudadanos europeos carecen de significado y son simples peleles, ¿por qué van a ser distintos los gobiernos que salgan de nuevas elecciones? ¿Por qué la voz de Tsipras sí es la voz del pueblo griego?

Es tan chusco el razonamiento, tan pueril, que parece increíble que tengamos que perder el tiempo rebatiéndolo.

Por desgracia, hay gente que lo compra.

Estos días se ha reavivado el debate sobre las vacunas. La razón es sencilla: existen personas que compraron el estúpido mensaje de los movimientos antivacuna.

Mejor vacunémonos. Contra todo tipo de agente infeccioso. También contra las afirmaciones absurdas.

Anuncios

16 comentarios en “Democracia es lo que digo yo, que parecéis nuevos

  1. Es siempre lo mismo,si no aceptamos sus premisas es que estamos gobernados por el Gran Capital y somos títeres,pero si aceptamos sus ideas es el pueblo ,son simples y vulgares,que para mi es lo peor,un abrazo

  2. ¿Este artículo es en serio? Hay que ser corto de miras (o, si no, tratar de aparentarlo) para creer que los gobiernos sí pintan algo.

    Y si no, podemos remitirnos a agosto de 2011, cuando el gobierno del PSOE, de la mano con le PP, modificaron la Constitución inamovible para que el pago de la deuda fuera prioritaria respecto de otros pagos. Porque los gobiernos pintan tanto que el dedo autoritario de Merkel guía el camino de lo que hay que hacer en el resto de países. Y en el Eurogrupo, lo mismo.

    Y Grecia podría decir “no, verá, que no queremos más dinero”, pero sabéis que no es así. Que si Grecia está como está es, precisamente, por el interés de la UE de que hoy, 2015, el país estuviera arruinado y con deudas imposibles de pagar. Si no, no tiene sentido que Draghi, al que ahora vemos firmando los eurobilletes desde su torre de marfil del BCE, diera el visto bueno a los gastos inflados de los gobiernos griegos desde el 2000, así como a sus cuentas falseadas, como comisario europeo de dicho país.

    Pero cuando el Pueblo cambia el signo del gobierno, se deja engañar por los populistas. Y si éstos creen que no tienen la potestad para hipotecar a un país y obligarles a pasar mayores apuros durante vete tú a saber cuantos años, de tal forma que convocan un referéndum, es que se está pervirtiendo la democracia.

    Lo que ocurre es que este es el momento en que a algunos se les cae la careta de liberales y aparece la verdadera cara de la economía de mercado…

  3. Me gustaría que el autor del blog nos diera su opinión sobre la posible salida del Grecia del euro. Yo no sé absolutamente nada de economía y no tengo claro qué es lo mejor para nosotros. Pero algo me dice que no se debe ceder ante los chantajes y que si a los griegos les sale gratis hacer lo que quieran, que se prepare Europa porque luego iremos nosotros, que pesamos lo nuestro como para ponerles en un serio aprieto. Si mañana sale Grecia, las bolsas se hundirán de momento, pero será una forma de empezar a andar.

  4. Buenas tardes,

    En resumen Orwell, qué malos los griegos que no se dejan petar el culo, no?

    Al final el problema es ese, el populismo se alimenta de las pasiones y claro. Twitter. qué bien viene para que cale el mensaje.

    Porque para rebatirlos hace falta paciencia, análisis, y espacio. Mucho más de 140 caracteres. Y claro, el radio de expansión no es tan grande. No se llega con datos a la masa. Se llega con chistes.

    Y al final uno se cansa.

    Gracias Tse por seguir intentándolo donde algunos ya nos rendimos.

  5. Draghi no podría ser comisario griego, ça va de soi, orwell.
    La convocatoria de referendum es una bellaquería de cobarde, aunque Xipras ya se ha ido. Este aspaviento es producto de su carácter, el output de su programa.
    Creo (o quiero creer, por la cuenta que nos trae) que el grexit está descontado (económicamente, no quiero decir que se vaya a producir con seguridad).

  6. Llevo dos hombres en diálogo dentro de mí. Uno se vanagloria de los aciertos y otro le jode acertar. Tener la certeza, sin ver nada, sin saber cómo ni por qué, que tu vecina del 5º se la pega al marido; llegar Syriza al poder y decirle al tocayo de Expansión: No perdemos por esperar, pero nada de lo que han hecho, nada de lo que hacen ni de lo que lleguen a hacer dejará satisfecho a Bruselas, salvo el suicidio político y/o económico. A final de cuentas, el único camino que les pueden (y quieren) ofrecer es el de las lágrimas.

  7. Vaya, si los gobiernos no pintan nada y no pueden firmar el acuerdo sin una consulta explícita, entonces ¿en nombre de qué el gobierno griego ha decidido que es necesario endeudarse un tanto más y renegociar? ¿en nombre de qué han decidido que las condiciones sean esas? ¿No hablaba Varoufakis más que en nombre propio?
    Desde luego no he visto que hayan anunciado un referendo exprés para la idea (que al final no se realizó) de la auditoría y quita de la deuda, ni para pedir este nuevo préstamo. Se les ha debido de pasar y ahora sí que van en serio.
    Quizá Merkel deba preguntar también a los alemanes si soltar prenda o ya no más. A ver qué dice Tsipras a eso.

    Este es, en realidad, síntoma de una forma de pensar mucho más allá del caso concreto de Grecia o incluso de la crisis.

    Hay un discurso general en la izquierda tendente a considerar ilegítima toda democracia representativa, partiendo de la premisa de que “el pueblo” tiene unos intereses y un análisis social coincidentes con los de la izquierda. El pueblo sólo puede ser de izquierdas, necesariamente, y cualquier otro pensamiento pertenece a la alienación o la directa manipulación del pobre pueblo. Por tanto, un gobierno que no sea de izquierdas es, simplemente, imposible que represente a la gente, a la “verdadera” conciencia de la gente (hayan votado lo que hayan votado).

  8. S.: Se nota que Krugman y Stiglitz se han leído la entrada de Tse: sólo así es posible evitar tan cuidadosamente su argumento central.

    Por cierto, breaking news: Dijsselbloem no sólo es holandés, sino que es ¡socialdemócrata!

  9. Los artículos de Krugman y Stiglitz me parecen impresentables en grado sumo. No es una cuestión de discrepancia, es simplemente negar la realidad para defender un “modelo” determinado. Por cierto, los irlandeses, los portugueses y los españoles estamos saliendo de la crisis, con economías que crecen y fuera del rescate. Y Krugman es el que vaticinó que España se hundiría en 2012 y habría corralito.

    Y no digo nada en cuanto al discurso de los “funcionarios” de Bruselas frente a los auténticos demócratas, los griegos. Es bochornoso ignorar que en las reuniones del Eurogrupo están 18 gobiernos democráticos a un lado y 1 gobierno democrático a otro. Quizás el problema de mucha gente (y de muchos que en Grecia votaron a Syriza) sea precisamente hacer caso a estos guruses que escriben desde sus tribunas al otro lado del Atlántico y no se juegan nada en el envite.

  10. Por favor, dejadme decir algo o reviento: si a Tsipras y Varoufakis les hubieran parecido bien los términos de un acuerdo propuesto por los acreedores (a partir de la propia propuesta griega), se deduce que habrían firmado, sin referéndum y sin más trámite que la aprobación de su parlamento nacional, aunque también incluían recortes y sacrificios; sin embargo, como no les parece bien o como no quieren corresponsabilizarse de esos sacrificios, convocan un referéndum, a sabiendas de que equivale a romper la baraja y que juegan con cartas marcadas en esa convocatoria. ¿Con qué Democracia nos quedamos?

    Es decir, ¿Tsipras y Varoufakis tienen razón en ambos casos o en todo caso y por eso pueden manejar a su antojo la Democracia representativa, la Demcoracia directa y la Democracia irradiadora? La única verdad es que a lo largo de toda la historia, los gobiernos han convocado referendos cuando les ha convenido para reforzarse y han creído que los ganaban, manejando el recurso de consultar ‘a la gente’ como les ha venido en gana, nunca como criterio estable. También éstos. Lo demás es ruido y hojarasca.

  11. Sámuel, Dij&/*@ªº?¿lbloem es a socialdemócrata como Leguina es a hombre de izquierdas. En cuanto a Krugman y Stiglitz los traigo no por estar de acuerdo sino porque somos Arcadianos, no Santiaguinos. Y eso conlleva una conciencia de clase que no es necesario explicar en este blog.

    Me iría bien para el intelecto si compartiera más aficiones con Tse (menos en las camisetas esas que se pone y en la rebequita rosa, eh?). Entre las aficiones comunes está nuestro gusto por la Ciencia Ficción. Yo pienso que nos lo hemos leído todo, especialmente en tiempos veraniegos. Este mes había hecho una recopilación de economistas liberales, y ya en la playa (sí, estoy en la playa) veo que la dejé en casa. Lástima. Bueno, son más de Fantasía que Ciencia Ficción y Tolkien no es lo mío. Quiero decir que si a alguien han hecho caso los griegos en los últimos años ha sido a gurús de la escuela austriaca. También dudo mucho que los jubilados griegos votantes de Syriza sepan de Stiglitz.

    Un pueblo endeudado nunca puede ser libre, dijo un finlandés; a no ser que tenga cabezas nucleares, digo yo. Ambas premisas son ciertas. Syriza no podía hacer nada. Ahora está por ver el grado de humillación versallesca aplicada a Grecia en la cabeza de Tsipras. Tal vez, como Rajoy explicitó hoy, lleguen esos chicos tan pulcros con las cuentas: los de Nueva Democracia. Y Dragui los instruirá como antaño: en hacer trampas. Otra vez.

    Tse, desde un punto de vista formal su argumento central es impecable. Desde un punto de vista práctico sabe usted que no es real. Si uno se pregunta por la OTAN escucha a Washington, no a Bruselas. Si el asunto es el Eurogrupo se mira a Berlín. Los 17 restantes, atrezzo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s