Si no lo veo no lo creo

 

Se le está dando al referéndum griego una importancia desmesurada. Todos los elementos materiales que determinan el futuro de la economía y la política griega están ya presentes, haciendo su trabajo en la sombra, algunos desde hace décadas. Los griegos llevan mucho tiempo escogiendo y su última elección importante, dar la mayoría a Syriza, es de hace dos días. Por no ver, ni siquiera veo que la victoria del sí suponga un cambio de calado, salvo que fuera por una mayoría destacada. ¿De qué sirve si quien tiene que gestionarlo es alguien que no cree en ello? Tampoco unas elecciones anticipadas y una marcha atrás servirían para mucho. La confianza es algo muy difícil de lograr y es algo que se pierde con gran facilidad. Decía Shlomo Ben Ami que los palestinos nunca habían perdido la oportunidad de perder una oportunidad y, a la vista de la situación actual, es difícil imaginar que estuviesen peor hoy si hubieran tomado ciertas decisiones arriesgadas hace veinticinco años. Los palestinos jugaron a la bomba poblacional y con el miedo de Israel. Les salió mal. Los griegos, hoy, tras décadas de errores (el principal fue establecer un sistema inviable, pan para hoy, hambre para mañana) han jugado la carta del terrorista suicida. El problema de esa carta es precisamente el de su propio concepto: si trasladas al otro la idea de que estás tan desesperado que eres capaz de comportarte como un loco, nunca conseguirás de él un compromiso a largo plazo. Como mucho, el otro hará lo que pueda para ponerse a salvo.

Sospecho, por eso, que da igual. Las manifestaciones a favor de la nación argentina y la junta militar tras la invasión de Las Malvinas no tuvieron ninguna influencia en el resultado del conflicto militar porque la fuerza de ambos ejércitos era la que era y lo era como consecuencia de una política de estado de siglos y un cierto carácter de los habitantes de ambos países. Y hago esta comparación, pese a que el referéndum sea un acto de democracia y Tsipras un gobernante democrático, porque lo que quiero destacar es que la voluntad popular manifestada en un acto concreto, en asuntos con una inercia tan enorme, no tiene demasiada influencia. Quien piense que hoy los griegos tienen en sus manos su destino es un iluso. La decisión es democrática (signifique esto lo que signifique en este caso concreto, teniendo en cuenta la pregunta), pero los factores materiales y culturales tienen un peso tan descomunal que prácticamente ni se rozan con la decisión de un día; por eso cuando creemos que hay que reformar una nación debemos ser conscientes de la importancia de mantener el esfuerzo en la dirección correcta durante generaciones.

Por lo demás, actuaré como esos premios nobel que no se juegan nada, y diré que espero que gane el no de manera clara. Nos evitará perder más el tiempo. La mayoría de los griegos lleva años culpando al resto del mundo de sus males y por lo que se ve lo creen sinceramente. No parece que haya manera de convencerlos de que ellos son los principales responsables y no algún ente ignoto y malvado situado en un sótano. Y no creo que sirva para nada que apoyen un acuerdo cadavérico asesinado por su propio gobierno cuando convocó el referéndum. En pocos meses, cuando las cosas siguieran muy mal, volverían a recordar que inventaron la democracia y darían un nuevo bandazo. Así que lo mejor es que triunfe el no y que nos aprestemos a un experimento: comprobar si todo lo que dicen Tsipras, su partido y los que apoyan sus tesis por toda Europa (entre ellos muchos españoles) se cumple. Si con ese “no” es capaz de evitar lo que llama chantaje y terrorismo financiero. Si abrirán los bancos, la gente recobrará su dinero y su trabajo, los acreedores (prácticamente todos países democráticos) no solo renunciarán a parte de sus créditos sino que prestarán más dinero a Grecia, si se abrirá paso la auténtica democracia en Europa y los nazis alemanes serán derrotados por la “gente”.

Es triste tener que hacer experimentos así, pero vean lo que pasó con el comunismo. Pese a décadas de terror, liberticidio y basura, muchas personas -y muchos jóvenes- siguen esperando que de él venga la salvación. Parece que no bastan el sentido común, la previsión basada en los datos y las enseñanzas históricas. Parece que sigue siendo necesario que la gente sufra y que nos carguemos parte de lo que construimos, cada cierto tiempo, para enseñar a una nueva generación cosas evidentes.

Habrá que hacerlo de nuevo. Prefiero -llámenme egoísta- que experimenten los griegos. A lo mejor, si tenemos suerte, da tiempo a que los españoles no nos comportemos como imbéciles.

Porque, no lo duden, hay caldo de cultivo en España para ello. También para los españoles la culpa de lo que nos ha pasado es de otros. Y también hemos sido durante siglos un perfecto ejemplo de gente que no deja pasar una oportunidad si se trata de perder una oportunidad.

Por eso prefiero que gane el no, aunque pobres griegos.

Anuncios

7 comentarios en “Si no lo veo no lo creo

  1. Venga, vamos a ver si asustamos a los niños con eso de “que viene el coco-munista”. Ni Tsipras ni el coletas son comunistas. Eso quedaba muy bien en la facul, pero en estas latitudes, y con ese discurso, ya no triunfas mas que entre un % marginal de la chavalada. Tanto Tsipras como los lideres de otras fuerzas análogas son en la practica socialdemócratas, y vienen a cubrir el hueco que los supuestos socialdemócratas de los 80/90 han dejado. En resumen, la gente que les vota es gente que quiere un gobierno que no les deje indefensos frente a los vaivenes financieros globales, que generen empleo en la medida de los posible (y no, no a base de empleo público necesariamente), y sobre todo, que no roben. Es de hecho, un voto casi democristiano: que yo pueda vivir un poco dignamente con mi trabajo, y que los demás también, y que encima no me sableen los que mandan.

    Respecto a Grecia, el referendum de hoy es mucho mas importante de lo que haces ver. Que hay unas condiciones de base fortísimas, es evidente. Ahora, que el referendum es desdeñable… para nada es desdeñable. El resultado del referendum puede marcar el tono e incluso el fondo de la política europea para la próxima decada, aunque Grecia lo tenga igualmente crudo.

    De todas manera, me fascina como se retuerce el debate: aquí ya no se habla de izquierda y derecha (o mejor, izquierda radical y “normalidad”), sino que todo el país es la oveja negra. Digo yo que algo tendrá que ver Papandreu con Aznar, o Samaras con ZP. Sin embargo, estos análisis se obvian. Estos, y otros muchos. Tanto economista por el mundo, y al final todo se resume en “si yo te dejo 100 al 6%, tú me devuelves 106 el año que viene”. Pues sí, todos sabemos sumar y multiplicar, no sé porque le habrán dado el premio nobel al rojazo ese de Krugman, total, sí es muy facil. Las cifras griegas no han hecho mas que empeorar desde que ha empezado el austericidio (mas paro, ergo menos ingresos por impuestos directos). Grecía, evidentemente, es un país en el que las cosas se han hecho muy mal, pero podría haberse hecho una aproximación distinta al problema, con mas intervención directa de la EU (planes de desarrollo, ampliación de los plazos de vencimiento de las deudas, etc). Desde el principio la EU ha actuado presionada por FMI (agenda neoliberal, de libro, esto no lo puede negar nadie) + austeridad alemana (origen cultural, calvinismo). No se han hecho cuentas friamente y buscado una solución optima para los acreedores (ciudadanos europeos y FMI -que por fin, por boca de Lagarde, ya ha admitido que una quita es necesaria-).

  2. Bueno, un primer comentario redactado con el manual del buen izquierdista delante (por no usar la terminología acuñada por Vargas Llosa Jr. para América, no quiero ofender), pero como no puede ser de otra manera, conteniendo alguna mentirijilla que otra. Eso sí, piadosa y progresista.
    No sé como Keenan sabe como son Podemos y Siryza “en la práctica”, salvo que tenga una bolita de cristal, porque poca práctica hay para juzgarles. Lo que sí puede decirse es que ambos llevan a gala considerar a la socialdemocracia una suerte de juego de burgueses pijos y derechistas, llenándoseles la boca de condenas al mercado, las corporaciones, el capital y todos los ogros que pueblan el imaginario socialista, por no hablar de las hoces y martillos que lucen con orgullo los partidos que conforman la coalición griega.
    Los griegos sí mejoraron con el anterior gobierno y las medidas medio racionales que aplicaron, lo que estos se han ocupado de mandar al traste “en la práctica”. El “austericidio” solo es racionalizar el gasto de quien no tiene mas remedio que pedir dinero para sobrevivir, dinero que no les presta el capital, el mercado o ningún otro demonio, sino los contribuyentes de otros países, por cierto con unas condiciones muy ventajosas, que se apretaron en su momento las tuercas fiscales, verbigracia España.
    Y por ultimo, si este ciudadano considera a esta Europa y al FMI como “neoliberal”, pues que podemos decir. Si ser neoliberal es no gastar sino lo que se puede, pues viva el neoliberalismo. Tan solo una pregunta ¿de dónde saldrían los fondos necesarios para que Grecia hiciera una política expansiva y acabara con el austericidio?
    Ay la realidad, que mal le sienta al ideario progresista.

  3. Todo esto que ud. dice estaría muy bien en un mundo donde la razón y el análisis imperase. No es así. Por una lado hay un montón de gente que cree que las soluciones fáciles son posibles, que el maná cae del cielo (o del bolsillo de esos ricos que abundan tanto), que podemos vivir pidiendo y sin dar nada a cambio, etc…
    Por otro lado, está EEUU, con muchos intereses (miltares) en Grecia y que pedirá que haya algún acuerdo (y eso los griegos lo saben.)
    O sea que, sí que es serio lo de Grecia, y peligroso. están esperando a ver qué ocurre en España dentro de unos meses (y lo que va a hacer Podemos, si el PP no gana de manera contundente, ya lo ha dicho Pablo Iglesias en la revista “New Left Review”, de la que cosos muy interesante pasaron desapercibidas por el tema de los presos de ETA.)

  4. La comisión europea no creo que sea neoliberal. El FMI… bueno, prefiero no discutir algo tan obvio. Respecto a Tsipras & company. No, no tengo una bola de cristal. Nadie la tiene. Merkel podría ser una filonazi y hacer misas negras con la foto del führer, y no lo sabriamos (-no, no creo que sea filonazi, creo que no es necesaria la aclaración, pero sabiendo que soy un “izquierdista”, mejor me curo en salud-). En cualquier caso, parece bastante obvio después de las “correciones” de programas de Podemos (La OTAN no mola, pero bueno, tampoco nos vamos a pirar, la paguita unviersal en realidad solo sería para familias con hijos, etc, etc, etc.), y después de la salida de Monedero por la puerta de atrás, que la gente de Podemos ahora mismo no es precisamente el politburó de la URRS. Para mi está muy claro por donde van los tiros. Si el PSOE hubiera sabido estar donde le correspondía por ideología, Podemos no habría tenido cabida. Lo mismo para Tsipras con Samaras & CIA.

    Por cierto, los griegos no mejoraron nada de nada con las medidas impuestas por la troika. De hecho, el paro subió por las nubes. Lo que mejoró un poco es el gasto público. Y sí, las deudas hay que pagarlas. Pero como bien explicas en tu articulo, la deuda de Grecia es de tal magnitud, que poco puede hacer la EU, o el FMI para mejorar las posibilidades de pago, salvo alargar los vencimientos y realizar una quita parcial. Todo este rollo de las negociaciones no van de la deuda. Todo esto tiene un caríz político (y mas por parte de la troika que por parte de Syriza) que eclipsa al económico desde el principio. Porque al acreedor, le interesa mucho más alargar los plazos y cobrar un 70% de la deuda, que un Grexit y no cobrar nada. Ah, perdón, que los acreedores somos nosotros, porque alguien decidió comprar los bonos griegos a los bancos privados… mira, para esto también hubiera estado bien un referendum.

    Parece que ha ganado el No. Si la UE negocia, Grecia acabará pagando (aunque necesiten una quita), como buenamente pueda, haciendo muchos sacrificios, y pasandolas muy canutas. Habrña corralito al principio, pero no habrá hambre ni miseria. Si les echan… bueno, Grecia no pagará, y posiblemente habrá miseria. La solución, desde el principio de todo este fregado (desde que se supo que el deficit del 3% era en realidad del 12%, con Papandreu, creo), ha sido obvio: transigir un poco y tomar medidas para que esto no vuelva a pasar. De esa manera, nadie pierde. De la otra manera, ambos pierden. Veremos en que acaba la cosa.

    Es curioso, me acusas de escribir con el manual de buen izquierdista, y yo veo en tu texto una ortodoxía de nueva derecha total. Este es un tema de que se pueden sacar muchas interpretaciones. Por ejemplo, en America disculpan bastante a Grecia, y ponen el dedo en la llaga de la asimetría dentro de la unión monetaria ( http://www.vox.com/2015/6/30/8867939/greece-economic-crisis ). También se puede interpretar el tema desde un punto de vista libertario, ya que la UE y el gobierno griego han tomado sistematicamente decisiones de gran calado sin consultar con los ciudadanos. Se pueden también buscar las causas de la ineficiencia griega… ¿cultura? ¿condiciones desfavorables? ¿ineficiencia de las instituciones? Pero el tema en los medios españoles y europeos está muy claro: el que no paga es un chungo, y no hay nada mas que hablar. Y sí, hay mucho, mucho de que hablar. Y despues del No Griego, se va a hablar por fin de estos temas.

  5. Lo del referéndum no sé si es la última cagada de syriza, que pillada por sus ideas, su incapacidad de negociar y sus contradicciones internas se han sacado un conejo de la chistera para intentar ganar tiempo y fuerza en la negociación o bien es parte de su plan para conseguir todo el poder, como buenos comunistas, llevando a Grecia a una situación caótica de la que culpen al capital, los mercados, la UE, cuya única solución sería salirse del Euro y la UE y acercarse a otra áreas geoestratégico se donde la democracia se ve de otra forma. Ya veremos.
    Un saludo

  6. Desde luego es cierto que la deuda griega es impagable a corto y medio plazo, no menos cierto que hay cuestiones de cariz político antes que económico, porque política es la cuestión de que los excesos estatales deben ser sufragados por los contribuyentes de ese estado. Pero hay realidades muy evidentes, que son negadas por un cierto sector político. Por ejemplo es evidente que a quien se le pide dinero no es al “mercado”, sino al contribuyente extranjero, de la misma forma que no es el “capital” el que quiere reformas en Grecia, sino el que responde ante ese contribuyente y no quiere perder las elecciones por dar su dinero a un estado, al menos, ineficiente. Es igualmente evidente que sin el dinero de los que somos llamados terroristas y criminales, Grecia no duraría ni un minuto, por lo que no entiendo que forma es esa de pedir ayuda. Y por ultimo una reflexión, sin austeridad, esto es sin disciplina presupuestaria y control fiscal ¿Dónde acabaríamos?

    PS Renuncio a tratar de diferenciar el neokeynesianismo del modelo austriaco (si es ese el llamado “neoliberalismo”)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s