El Español

 

Por tuiter (y gracias a algún soplo de la competencia) me voy enterando de la agresiva política de fichajes de El Español, que está contratando a algunos de los mejores periodistas y escritores de este país, algunos de ellos increíblemente olvidados durante años -en un país en el que hay tanto juntaletras soltando paridas.

Veremos si esa acumulación de talento produce el efecto que parece inevitable. Sobre todo porque tendría una virtud añadida: mover a los demás medios hacia el camino virtuoso, premiando el mérito y soltando lastre, al menos si quieren competir por cierto nicho ecológico ocupado por lectores inteligentes.

Esta es la parte buena. La mala es que hay una sección política y de periodismo de investigación que no va a contar con nadie (yo al menos no lo veo) que defienda lo que sería para mí un modelo de prensa seria. Y esa es la parte más ruidosa e influyente de un medio. Si tus secciones de ciencia, economía, internacional, sociedad, entre otras, cuentan con gente sensacional, pero luego en la parte de política y nacional te dedicas a producir algo similar a que se publicaba en El Mundo, el resultado será un monstruo.

También en esas secciones (las más politizadas) se puede hacer un periodismo serio, basado en los hechos, en los datos y en el trabajo a largo plazo.

El problema es que esas secciones dependen enormemente no tanto de la propia línea política del medio, sino de si el medio quiere o no tener influencia política directa, de si se moverá por fobias e intereses personales, y de si, en su caso, de querer tenerla abiertamente, lo hará conforme a un cierto código de buenas prácticas que busque una influencia basada en principios o, como suele ocurrir, se apuntará a lo inmediato, al populismo, a la manipulación que busca hundir al oponente y al manoseo fácil de los instintos de los lectores para atraer su atención.

Supongo que lo veremos bien pronto.

 

Anuncios

4 comentarios en “El Español

  1. No diga medio. Diga Pedro J. Conociendo la egolatría de este personaje veo muy difícil que renuncie a la influencia que le proporcionará una plataforma como El Español. Yo es que creo que la mayoría de los directores de periódicos de este país utilizan su medio como su juguete personal, tocando, moviendo y deshaciendo a su antojo.

    Y lo mejor de todo es que la mayoría de las veces ni siquiera lo hacen por una estrategia comercial (si fuera así al menos seguirían ciertas reglas y todos las conoceríamos, que ya es bastante). Las disonancias cognitivas de estos personajes, tan empeñados en llamar la atención, como el tal David Jiménez (siento la obsesión) deben ser del tamaño de un trolebús. No hay nada peor que un tonto hinchado de buenas intenciones.

    Veo que usted también celebraría la llegada de un medio de comunicación de calidad enfocado únicamente a lectores inteligentes y formados. A mí me encantaría, pero dudo mucho que funcionara. ¿Está usted seguro de que hay tantos lectores de este tipo en España? ¿Y cuánto estarían dispuestos a pagar por un periódico así?

    Tenga en cuenta que cuesta mucho más convencer a un lector exigente que a otro que se conforma con cualquier cosa. Además, suelen ser más infieles con las marcas y, aunque parezca mentira, también se ven sometidos de vez en cuando a sus pequeñas disonancias cognitivas. De eso no se libra nadie. Mantener una audiencia de este tipo

    Aún así, estaría bien que alguien se jugara los cuartos y se atreviera a probar con el experimento. Al menos lo disfrutaríamos el tiempo que durase.

    Un saludo.

  2. El gran problema del periodismo es que los medios de comunicación son empresas. Y en las empresas, salvo que sean públicas y salvo que sean griegas, la prioridad es ganar dinero, o al menos no perderlo. ¿Hasta qué punto se puede tener en plantilla a los mejores y darles de comer con una audiencia mínima? Para muestra un botón: ElEnganche, un par de periodistas jóvenes que tenían un blog, decidieron dar un paso adelante y crear un producto de calidad, web, revista online, entrevistas exclusivas, videoreportajes, información, actualidad, etc. Eso conlleva unos gastos difícilmente asumibles si luego te van a pagar por ese producto cuatro personas. Resultado: 4-5 meses y pérdidas de varios miles de euros. El lector español no prioriza la calidad de la información ni el coste de la misma por lo que resulta imposible que lo principal no sea acaparar una audiencia numerosa para rentabilizar el medio con publicidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s