Suso de Toro es escritor

 

Como no vivo en Catalunya, cuando busco información u opinión me encuentro expuesto [es decir, en peligro] a los medios de comunicación no catalanes que estos días más que nunca [hombre, es que hay elecciones convocadas para proclamar una secesión; si eso hablamos de Lina Morgan] no paran de hablar de los catalanes. Por supuesto [claro, para qué empezar no dando por supuesto esto] , tanto los informantes como los opinadores de esos medios hablan desde un mismo lugar [¿cuál?] y, con algunos matices, desde el mismo punto de vista. Es muy difícil [sí, dificílísimo:

http://www.ccma.cat/tv3/

http://www.ccma.cat/catradio/directe/catalunya-radio/

http://www.racocatala.cat/

http://www.elperiodico.com/es/

http://www.elpuntavui.cat/barcelona.html

http://www.lavanguardia.com/index.html

… y todos los que uno quiera encontrar en medio minutopoder oír las opiniones de esa mitad de catalanes que no solo pretende la autodeterminación, como desean los tres cuartos [frase sin sentido, los catalanes ya se autodeterminan: en las elecciones generales, en la autonómicas y en las municipales; y ya tienen autogobierno; y además ¿de dónde sale esa cifra?], sino que pretenden directamente un Estado propio. Excluir [¿mande?] la opinión de esa mitad de catalanes que quieren la independencia cuando se habla precisamente de ellos [no solo se habla de ellos. Egotismo a “tutiplén”. Se habla de cuarenta y siete millones de españoles, ya que esa decisión nos afecta a todos], que ese es el problema [ese es el problema en este párrafo; luego, en otros, el problema es otro] solo se puede explicar de dos modos, o bien se censura su opinión conculcando la democracia [claro, durante los últimos treinta años los nacionalistas y los independentistas han estado censurados en Cataluña y en España] o bien se les desconsidera como personas alienadas, locas [los pueblos y las gentes a veces hacen el memo y a veces se comportan criminalmente sin necesidad de que se considere que cada una de ellas está loca: cualquier capítulo de cualquier libro de historia lo demuestra. Al parecer, además, solo se puede calificar de gravemente erróneo el comportamiento colectivo llamando locos a sus miembros. Para Suso solo hay dos explicaciones precisamente porque, pese a reclamar para sus defendidos una supuesta complejidad, ha decidido no aplicar eso mismo a los demás, a los que vemos el llamado proceso como un camino no solo ilegal, sino lleno de peligros y perfectamente inútil]

Mi opinión, basada en un muy relativo conocimiento de ese país que me resulta tan curioso y que me ha enseñado cosas [“mi opinión” basada en lo mucho que me gustan], es que no: los catalanes están muy cuerdos. Tanto los tres cuartos que desean la autodeterminación, como el cuarto que no la desea; tanto la mitad que pretende tener Estado propio como la mitad que no lo pretende [todos están cuerdos: el mito del catalán como tipo la hostia de centrado y sensato]. Aún más, creo que son una población mucho mejor informada que el resto de la población española [y son más altos y hablan mejor inglés] y, por tanto, que sus deliberaciones las hacen con mejor criterio y sin engañarse tanto. En Catalunya es posible leer, oír y ver los medios de comunicación madrileños, esos que los ignoran [entonces, Suso, oh Suso, ¿cómo van a estar mejor informados? Todo el que vea los medios “madrileños” -ese Madrid mitológico- estará desinformado, ya que los medios madrileños desinforman e ignoran a los catalanes; a ver si te aclaras], y además los medios catalanes. Además, una parte de los medios catalanes están a favor de una postura y otra parte de la contraria [digamos que sí, a pesar del sonrojante editorial conjunto tras la sentencia del Tribunal Constitucional: si es así será porque pueden. Como pueden los medios del resto de España estar mayoritariamente en contra de la secesión].

Claro que hay denuncias de periodistas sobre manipulación de los medios públicos catalanes a favor de una postura pero ¿qué habría que decir de la práctica totalidad de los medios públicos y privados españoles acerca de la manipulación informativa? Habría que denunciar la pura manipulación, pasando por la censura y el insulto [denuncia, hombre, no te cortes; eso sí haz denuncias concretas] .Y tampoco esos tres cuartos de la población que quiere autodeterminación ni la mitad que quiere independencia son más malvados que la media de la ciudadanía española [¿ya no son locos? ¿ahora son malvados? ¿tus dos opciones ahora son tres?], simplemente se hartaron. Mejor dicho, los hartaron.

Los hartó una España que ni siquiera aprendió a decir sus nombres [pon bien gordo ese “España” para poder apuntar al muñeco]: una España que ni siquiera se molestó en aprender a pronunciar el nombre del presidente de la Generalitat, del que hicieron un malvado de cuento infantil [Eso debe ser crimen de lesa humanidad al menos]. Le llaman ‘Ártur’, parodiando un inglés mal hablado, en vez de Artur, simplemente [Eso es gracioso. ¡Cree que hay una conspiración para pronunciar mal su nombre!] Ya eso resumiría la actitud de España hacia Catalunya [esto es puramente maravilloso: España -ente inventado- tiene una “actitud” -algo imposible- hacia Cataluña -ente inventado- que consiste en que España -ente inventado- pronuncia Ártur, en lugar de Artur. ¿No se le ha ocurrido algo un poco menos, cómo decirlo, estúpido?], ni siquiera saben sus nombres para denigrarlos con propiedad. La hostilidad xenófoba [triple salto mortal con tirabuzón y giro de meinventoloquemesaledeloshuevos] hacia los catalanes parece algo tan natural [natural, dejado ahí, como caquita flotante] porque se basa en la histórica ignorancia [histórica ignorancia de cómo se pronuncia Artur].

En la ignorancia y en la envidia [añadamos vicios a la viciosa España]. Solo la envidia explica [otra vez con su explicación única, qué firmes convicciones] que presidentes de autonomías traten con desprecio ofensivo a la población catalana [más afirmaciones inconcretas], cuando si ellos existen [vaya, al parece Cristina Cifuentes no habría nacido de no ser por los catalanes y su lucha], si existen sus autonomías es debido a la lucha democrática de las nacionalidades por su autogobierno [tesis indemostrada que, aun demostrada, no demostraría nada: que las autonomías existan gracias, es un decir, a la lucha democrática de los nacionalistas catalanes no implica que los presidentes de las autonomías deban tragar con cualquier gilipollez de los nacionalistas catalanes]. Y nunca, nunca, nunca han sentido el deber de dar unas educadas gracias [claro, a los demás, Franco y el franquismo les molaban mucho y Franco y el franquismo les trataban de perlas; ah, y no había franquistas en Cataluña]. Como ahora denuncian que si los catalanes se independizan otras partes del estado perderían transferencias de dinero, pero nunca antes han sentido el deber de dar unas educadas gracias [¿gracias? ¿los pobres tienen que dar gracias a los ricos por los impuestos que pagan los ricos? ¿seguro que eso lo que quieres decir Suso, oh Suso?]. Tampoco la cortesía es una virtud nacional [sigue, sigue pintando bien gordo el muñeco para disparar contra él]. Pensaba titular este artículo “Cuando fui federalista”, pero no es exacto porque nunca lo fui [nos alegramos en tal caso de que no lo hayas titulado así]. Desde hace cuarenta años me parece que no soy nada acabado en “ista”, a lo mejor hago mal [el maravilloso transito desde España, Cataluña, los españoles, los catalanes, al Yo Suso, a la intimidad de Suso, al padecer de Suso]. Nunca idealicé la Constitución vigente [menos mal, habría sido algo vomitivo], desde un principio fui crítico con sus limitaciones de carácter social y nacional [y ahí quedan tus anotaciones para la Historia], sin embargo intenté vivir y convivir dentro de ese marco [El Yo Suso en su esplendor: la constitución y Yo, la constitución como marco para que Suso viva]. Participé modestamente [ay, ese modestamente qué poco modesto suena] en intentos de promover otra idea de España y el federalismo. Cuando no encontraba uno frialdad o desdén encontraba hostilidad, ésa fue mi experiencia [terrible: desde “Si esto es un hombre” de Primo Levi, no he visto un testimonio tan espantoso de soledad]. Como lo he vivido puedo contarlo [No calles ahora, por favor, no calles]. Ahora que todos van a ser federalistas particularmente no les creo [¿todos es un apellido?], creo que mienten de forma interesada y algo tan delicado e importante como es la convivencia democrática [pero ¿no hablábamos de la secesión de Cataluña hasta ahora?] no se levanta sobre la mentira. Sobre falsedades convenientes se levantaron estas décadas tras el 23-F y condujo a esta España nuevamente ignorante e incívica [Las décadas se han levantado sobre falsedades y, anacolutando que es gerundio, algo que no sé que es condujo a esta España ignorante e incívica y yo ya estoy ebrio de literatura].

Hace ya unos años que las posibilidades del régimen nacido de la Transición fueron experimentadas hasta el límite y están agotadas de forma terminante [agotadas; como si no se siguiera eligiendo a gente en cada elección y como si esa gente no siguiera haciendo leyes; en realidad lo que quiere decir es: “hace ya años que vimos que las posibilidades de cargarnos esta constitución con esta constitución se habían agotado”]. Por  un lado, la oposición y el boicot efectivo de la derecha española a la ley de Memoria Histórica, que pretendía crear un consenso nacional, una memoria compartida, dando encaje dentro de un consenso nacional español [Suso de Toro es escritor: relean la frase]. Y, por otro lado, la campaña xenófoba y el recurso contra el ‘Estatut’ [¿campaña xenófoba contra una ley?] y la consiguiente sentencia del Tribunal Constitucional. En esa operación política participó el Estado entero [la Generalitad y el Parlamento de Cataluña son Estado, Suso, oh Suso], no solo el PP, también sectores del PSOE, el poder judicial [¿en serio? ¿una sentencia la dictaron unos jueces? Escandaloso todo] y hasta el ejército [otro muñeco gordo más: hablan un par de militares, alguno jubilado, y eso se convierte en “el ejército”] nos recordó que tiene su ideología, y qué ideología [las caquitas se van acumulando y empieza a heder]. En cerrarle el paso al reconocimiento nacional y un lugar a Catalunya [claro, ahora mismo Cataluña no ocupa ningún lugar; no tiene ningún peso; no elige diputados y senadores; no tiene una autonomía con instituciones; nadie legisla allí; nadie regula nada; los catalanes están todos presos en cárceles españolas, no pueden hablar catalán, ni pueden expresar libremente sus opiniones; Cataluña no ocupa ningún lugar y por eso ni en los mapas aparece].

Con esta España [de vuelta el muñeco gordo y Suso apuntando] no hay nada que hacer que no sea un cuestionamiento de sus mismas bases ideológicas, económicas y políticas [¿España tiene unas bases ideológicas, económicas y políticas y si se cuestionan Cataluña será libre? ¿Las bases ideológicas, económicas y políticas de Cataluña serían diferentes de las de España? ¿En qué Suso, en qué?] de Cataluña . Hoy por hoy no hay ningún proyecto de España [A ver, tron, ¿tiene unas bases pero no tiene proyecto? ¿somos malos y distintos pero no somos nada a la vez?]. Todo es tan patético que se resume en la figura de Mariano Rajoy [la actitud de “España” se resume en como dice Artur, y “España” se resume en Rajoy: Suso no es un pensador, es un gigante] un político que se opuso militantemente a la Constitución y al Estatuto de autonomía de Galicia en su día y que, finalmente, es el dueño de la Constitución [los dueños de la Constitución somos los españoles, Suso]. Ahora dice que,  ya que es suya, la va a cambiar [en este momento, Suso, oh Suso, se mira al espejo y sonríe]. Quédesela, hombre [la Constitución tampoco es tuya Suso, para dársela a nadie]. A su lado solo hay propuestas como reconocer la “singularidad” catalana, o vasca, o… 

A estas alturas. Todos somos singulares, cada uno de nosotros, nosotras, cada región, cada nación, cada pueblo… [extraordinario: todos somos singulares y contingentes, pero solo Suso es necesario] Lo que ocurre con Catalunya, señores y señoras, es que es una nación [¿Y? Aunque tuvieras razón, Suso, aunque la tuvieras. ¿Y?]. Lo era antes, lo es y lo va a ser, con o sin estado [Lo va a ser o no, hombre. Hace veinte siglos no existía España, ni Francia, ¡ni Cataluña! ¿Qué crees, que las naciones son eternas? ¿Tienes un altar con banderitas en casa, Suso?] . Ahora es tarde para reconocer su “singularidad” o incluso que son una nación, por no haberlo reconocido a tiempo hay lo que hay [El problema se resume, al parecer, en que no “hemos” reconocido a tiempo que Cataluña es una nación. Con eso ya estaba todo arreglado. Fastuoso análisis]. El problema no es Catalunya [hombre, claro, no jodas tío; ¿estás tonto?]. El problema es España. O Madrid. O lo que sea [Saca toda su lista de muñecos para al final reconocer que, en el fondo, no tiene ni idea de cuál es el problema. Yo Suso es tan sincero que admite que no sabe cuál es el problema, pero eso sí después de llenar todo con sus cacas flotantes]. Y puede que la independencia sea lo mejor [eso, como quien no quiere la cosa, como un vámonos de paseo al río]. A lo mejor toda la gente que nunca quiso conocer a ese país catalán, que siempre lo ignoró, quedaba más tranquila independizándose al fin de Catalunya [por si acaso el experimento termina siendo un estropicio, venga, échale también la culpa del secesionismo a “toda la gente que nunca quiso conocer a ese país catalán”].

Habrá quien piense que me preocupo demasiado de los catalanes y que ya ellos se saben defender [es muy tierno, egotista, pero tierno, pensar que alguien pensará eso], pero mi motivo no es la preocupación por esa gente sino por nosotros, las personas que vivimos en este Estado y se nos niega [Suso de Toro es escritor] la información y se nos pretende manipular [magia potagia: España se convierte en “este Estado” porque España ya no vale en la frase como muñeco: ¡cómo va a valer como muñeco si hay disidentes! Cambien “este Estado” por España en la frase y verán como explota llenando todo de metano]. Lo que me preocupa es la falta de democracia en España [¿Ven?, ya vuelve España; España es mala]. Defender la democracia en España, desde hace unos años y hoy por hoy, es principalmente exigir que se respete a la ciudadanía catalana, que no se le trata [Suso de Toro es escritor] como a dementes.Y a nosotros [¿y esos quienes son? Los españoles no pueden ser, porque España es mala] como niños y niñas, porque no lo somos [No, Suso. No eres un niño. Eres un pensador].

Anuncios

21 comentarios en “Suso de Toro es escritor

  1. Traductor separatista automático:
    “Escuchas lo que dicen en Madrid y se nota enseguida que el desconocimiento de la realidad catalana es total” =
    “Si nos dieran la razón sí que demostrarían entender de verdad el problema catalán.”

  2. Este análisis del artículo de Suso de Toro me da mucha pena. Estaría toda la tarde contradiciéndote, pero me canso de explicar siempre lo mismo, así que, me limitaré a estos dos puntos que, para mí, son el quid de la cuestión:

    1.- <>

    Pues que queremos recuperarla…, y punto. Igual que hicieron las “provincias” españolas en América y Asia, pero de forma pacífica.

    2.- <>

    Con este “se resume, al parecer,” demuestras lo que en Catalunya sabemos hace mucho tiempo: que en España no os han explicado bien la Historia. Porque sí, ESE es exactamente el ÚNICO problema (y de ahí, derivan otros): que no se nos reconoce como nación desde hace 300 años, que no se nos permite ser lo que sentimos que somos: catalanes… y punto. Porque abolieron las constituciones catalanas y nos sometieron a las leyes castellanas sin consultarnos y por Decreto (Léase el ‘Decreto de Nueva Planta de la Real Audiencia del Principado de Catalunya (1716)’, en Wikipedia tienes un resumen: https://es.wikipedia.org/wiki/Decreto_de_Nueva_Planta_de_Catalu%C3%B1a).

    Sin este Decreto, podríamos haber convivido juntos pero no revueltos, cada uno con sus particularidades y respetando al otro… qué diferente habría sido todo, ¿no crees?

    Una última reflexión para intentar explicarlo: Cambiemos la Historia. ¿Qué habría pasado si en la Guerra de Sucesión española hubieran ganado los carlistas y el Reino de Aragón hubiera impuesto en Castilla las leyes y constituciones de Aragón, incluido el catalán como única lengua? ¿No te gustaría que Castilla recuperase su identidad, cultura, lengua, tradiciones y un largo etcétera, aunque hubiera pasado tanto tiempo? ¿Por qué, en vez de intentar entender nuestra reivindicación, nos criticáis constantemente por querer recuperar nuestra identidad? ¿Tanto ofende a España que Catalunya no se sienta española?

  3. No me gusta como escribe “Suso, oh Suso”. Repetitivo, lleno de anacolutos y con un estilo emotivo que es difícil de digerir.

    Dicho esto, tu intento de crítica mordaz en formato “estudio crítico de artículo”, mezclando críticas formales (justificadísimas) con un supuesto análisis del contenido trufado de ad hominems (ya desde el título), hombres de paja y esa costumbre tan de la derechona casposa (¿ves?, ¡yo también sé!) de presentar tus ideas como si fuesen las que dictaría el sentido común, acaba por dar como resultado un texto inferior al original y desacreditando tus posiciones.

    En cualquier caso, como tienes tu parroquia lista para aplaudir tu artículo no pensarás en ello, y no te darás cuenta de que con tu actitud refuerzas la primera tesis del artículo de Suso: Una (buena) parte de la sociedad española prefiere vivir de espaldas y mantener una actitud de desconfianza hacia lo catalán. Y visto que esa postura no cambia, yo también entiendo que una parte de ellos se quieran ir. Sin acritud, es culpa de la gente como tú.

  4. Ojalá todos los españoles manifestándonos en nuestras ciudades, en nuestros pueblos, en nuestros campos cogidos de la mano en circulo y cantando “Good Morning Catalunya, Spain said hello”.

  5. “no solo se habla de ellos. Egotismo a “tutiplén”. Se habla de cuarenta y siete millones de españoles, ya que esa decisión nos afecta a todos”

    Sí que la independencia de Cataluña afecta a todos los españoles y eso, en mi opinión, no justifica que en un hipotético referéndum votasen todos los españoles porque si los españoles dijeran que sí y los catalanes que no: ¿qué pasaría?, ¿nos echarían en contra de nuestra voluntad?

  6. Estoy con Catalana cansada: a mí también me da mucha pena. Y de hecho no es la primera vez que se lo reprocho a Tse: métase con los de su tamaño, hombre. Deje a Suso de Toro que se entretenga con sus cosillas.

  7. Los catalanes queremos irnos. Los españoles no queréis dejar que nos vayamos (porque creéis que una España unida es mejor, porque no queréis renunciar a una parte importante del territorio nacional, porque la constitución que aprobasteis -catalanes incluidos- lo hace imposible, etc.), así que es vuestra cerrazón en no dejar que nos vayamos lo que hace que los catalanes queramos irnos.

    Taaan cansado de oír esto cada día…

  8. Lo de Suso hablando de la dificultad de enterarse de lo que pasa en Cataluña sólo tiene dos explicaciones: o intenta estafar al lector directamente y de modo consciente o tiene problemas de consumo de productos no muy recomendables. El dominio de la Brunete Mediática subvencionada en Cataluña es total y absoluto. Tanto que hasta voces hasta ahora calladas, han terminado por alzar la voz. Pero claro, Suso se acuerda de voces críticas con los medios públicos… sólo cuando son controlados por el PP. Si el control es nazionalista, silba y mira para otro lado. Y por contra unos medios públicos como TVE y RNE y privados como T5, A3, etc. donde en paralelo no se ha dado la voz a aquellos a los que se la negaban o la ponían de tapadillo y con cortapisas en Cataluña. No hay más que ver ahora como Dolça Catalunya no tiene el menor apoyo en los medios cuando ha revolucionado el discurso unionista y revitalizado y potenciado los medios. Cero apoyo que contrasta con la ayuda que los medios han dado a todo tipo de iniciativa ultranazionalista.

    Luego habla de lo de “si están locos” los catalanes y no se puede presentar como alineados a tanta gente. Hombre si muchas de las cabezas visibles del secesionismo, de personas que acumulan miles de horas de medios de comunicación y que son ensalzadas y apoyadas por responsables políticos y gubernamentales, hacen declaraciones de locos, orates… es inevitable que esa ciudadanía que calla cuando no las apoya entusiásticamente, pensemos que está también loca y alienada. Xabier Rius, director de e-noticies, secesionista convencido, lleva clamando en solitario contra ese dominio aplastante de la versión friki y descebrada del nazionalismo catalán… con lo que se ha convertido en un apestado. Pero claro, Suso como intelectual no tiene nada que decir de los Cucurull y compañía. Ni pizca

  9. Como creo que la ironía en este país no se entiende demasiado bien. A parte de esto, voy a contestaros.

    Una catalana cansada
    Como ud., yo también estoy cansadete de leer argumentos historicistas de hace 300 años para defender una secesión. ¡Tres siglos nada menos! Es que España, hace tres siglos, no existía de facto. Empieza a existir, efectivamente, cuando un rey impone (sí, es lo que solían hacer los reyes absolutistas hace tres siglos) las mismas leyes a todo el el reino y el Estado consigue poder, más o menos, para recaudar impuestos en todo el territorio. Cataluña no existía tampoco. Las naciones ídem. Entiendo que necesite tirar hacia atrás para crearse una nación, pero no me venga con identidades, abusos, historia contrafáctica, etc, porque son absurdas cuando no diametralmente falsas.

    Pofale
    “Una (buena) parte de la sociedad española prefiere vivir de espaldas y mantener una actitud de desconfianza hacia lo catalán”

    Entiendo que mi experiencia personal no es un argumento válido, pero todavía espero conocer a alguien en mi tierra (Castilla) que sienta una actitud de desconfianza hacía lo catalán.

  10. El análisis del artículo está acertadísimo y la crítica de “catalana cansada”, de chiste. Normalmente los cansados son los unionistas. Venir con el cuento de que hace 300 años perdieron la libertad y todo fue un horror es una tomadura de pelo de tal calibre que abochorna que venga aquí, con ese cuento. Recientemente el Dolca Catalunya traía la enésima aportación:
    http://dolcacatalunya.com/2015/08/19/el-rector-de-la-universitat-de-lleida-tomba-el-mite-de-1714/

    Es un proceso podrido. Podrido de mentiras, de frikis, de trampas en cuentas y en argumentos, de contradicciones brutales y absolutas en relación a lo que se defendía hace unos años, a veces pocos años, de ocultaciones como el fracaso de una Generalitat que cuanto más dinero y más poder ha tenido más ha conseguido hacer caer a la Comunidad en casi todos los índices.
    Pero los bien pensantes prefieren el discurso del NODO de TV3·. Suso Toro, que por sus medios económicos tiene que tener TV digital y como todos los que tenemos TV digital puede asomarse a la inmundicia de TV3, prefiere ser el intelectual sumiso y servil que apoya a los más ladrones de un país de ladrones y a los más mentirososo de un páis que no se caracteriza por su respeto a la verdad. Esta es la intelectualidad basura de España que se caracteriza por no usar el intelecto.

  11. Una pregunta. ¿ Alguien sabe porqué los secesionistas tiran argumentalmente siempre de la guerra de sucesión de 1714 y no de la guerra de secesión de 1640? ¡Por que en esta se constituyó efectivamente aunque de manera efímera una República de Cataluña!. Me malicio que porque en una acabaron colaborando para volver a la monarquía hispánica mientras que en la otra pueden desplegar toda su imaginación para desarrollar ucronías en las que actualmente cataluña es algo similar a holanda.

  12. Joder Suso, exactamente como no vives en Catalunya, eres un ignorante. La manipulación política y de los medios de comunicación en Catalunya es abrumadora en ambos sentidos. Una es el arquetipo de la otra. No nos des lecciones informativas porque no tienes ni idea. Además, tan corruptos son los de un lado como los del otro. Y si unos no nos dejan ser, los otros tampoco y en todo caso no soy de ninguno de ellos, sino del mundo mundial del Mediterráneo. Hay much@s que pensámos así.

  13. ¿Quién le ha prohibido a Pujol (padre e hijos), a Ferrusola y a cualquier otro catalán hablar su lengua catalana durante los últimos treinta años? ¿Por qué, oh Catalana Cansada, la solución a vuestras penas acumuladas durante 300 años de opresión (no será por aranceles textiles…) habría de ser imponer una frontera, en pleno siglo XXI, donde nunca la hubo?

  14. Os podría dar la direccion de alguna biblioteca donde podríais comprobar la Historia de nuestros países, pero igual os mareáis con tanta información. Aquí os dejo un link a Wikipedia con una breve descripción de lo que se llamaba Principat de Catalunya que, por si no entendéis el catalán, significa Principado de Cataluña (es que es tan difícil de entender el catalán, ¿verdad?): https://es.wikipedia.org/wiki/Principado_de_Cataluña
    Adéu, bona nit a tothom.

  15. Quizá a la hora de reclamar derechos nacionales conculcados por siglos de violenta dominación ‘española’, no resulta necesario remontarse hasta 1714 sino que basta con recordar que un 67,91% de los catalanes participaron en el referéndum del 6 de diciembre de 1978 y de ellos, un 91,09% apoyaron el proyecto de Constitución Española (un porcentaje superior al del conjunto de España, por cierto). Naturalmente, lo hicieron bajo amenazas, forzados, fusilados… porque nunca los catalanes han aceptado formar parte de España.

  16. (Perdón, continúo). Dicho esto, sin negar la posibilidad de que llegara a ser convocado, por vías legales-democráticas (que hoy no se dan), un nuevo referéndum para modificar la Constitución y aprobar la independencia, sino sencillamente para desmentir que la opresión sufrida por Cataluña haya sido un continuo hasta nuestros días que justifica tal demanda y que es imprescindible resolver. Pues no, al menos desde 1978, no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s