Un día tan bueno como cualquier otro para decirlo

 

Después de diez años soltando paridas y a la vez asombrando al mundo por internet, creo que solo hay un ser digital al que tengo la sensación de no caer bien, pero al que me hubiera gustado caer bien. Los demás (que me interesan) o me aprecian o me ignoran o simplemente no saben de mi existencia.

En esto soy egoísta. Me gusta caer bien a gente de cierto tipo. Ya, ya sé que esto es infantil, pero qué quieren.

Alguna vez he pensado en decírselo, pero no valgo para ciertos correos, mds y cosas así. Soy muy torpe para las relaciones humanas: suelo decir o escribir cosas que terminan molestando, porque pienso que los demás lo apreciarán como un colega aprecia una colleja de otro. Puede que también sea producto de un cierto orgullo por demostrar independencia o simplemente que soy un fatuo de cojones. Yo qué sé.

El caso es que hoy he leído esto de Follandeiro (quien no sepa quién es que se joda) …

Grande grande Perkins. Puto paìs de tiñosos, que un chavalote como este no se lo peleen los periodicos para tenerlo de editorialista o columnista principal indica el poder de la mediocracia.

… y he pensado en lo que dice.

Perkins es Perroantonio y Perroantonio es Josean Blanco.

Tiene Follandeiro toda la razón del mundo. El perro le da mil vueltas a la inmensa mayoría de los que escriben y largan en los medios españoles.

Espero que no le moleste que lo diga así, usando media entrada para hablar de mí. No puedo evitarlo, está en mi naturaleza.

 

Podemos y la mentira estructural

 

Veo este tuit:

LLopez

Luego leo aquí este resumen de una intervención de Pablo Iglesias en un programa de televisión:

LLópez2

Como sabe cualquier persona alfabetizada, la llamada “ley mordaza” o Ley de Seguridad Ciudadana no puede llevar a la cárcel a nadie porque es una ley que solo contempla sanciones administrativas (la más grave una multa de hasta 600.000 €). Por otra parte, en España solo se sanciona -con una multa- una manifestación no comunicada, ya que las manifestaciones no precisan de autorización administrativa. En España tampoco se impide a un líder opositor presentarse a unas elecciones por una sanción administrativa, ni se incumple la sentencia de un tribunal de derechos humanos que afirma que esa sanción viola el derecho a la participación en el proceso político de Leopoldo López. En España, el Tribunal Constitucional no afirma algo así:

LL

En España, unos sucesos como los ocurridos en 2014 no son posibles. Y Pablo Iglesias lo sabe perfectamente. Y, aun sin conocer la sentencia (no la he encontrado), es imposible en España que se condene a una persona a trece años de prisión por “instigar” crímenes salvo que lo haga de manera directa y no como resultado de una elucubración del que te juzga. Es decir, salvo que se demuestre que Leopoldo López instó a sus conciudadanos no a manifestarse, sino directamente a matar y lesionar a personas, a destrozar bienes. ¿Dónde están las pruebas de eso?

Las mentiras son comunes en la política. Lo de Podemos es diferente.

Los dirigentes de Podemos se encamaron con la llamada “revolución bolivariana”. La apoyaron y alabaron. Apoyaron y alabaron las medidas destinadas a sofocar la libertad de prensa y a la persecución contra la actividad política de la oposición. Y prestaron sus ideas para el desarrollo de esa estrategia.

Ahora, cuando no criticar a Venezuela -ese estado fallido- es una mala táctica en España, no le queda a Podemos, a sus dirigentes, otra salida que defender indirectamente el régimen que apoyaron comparándolo con el gobierno del PP. Para que esa burda comparación pueda calar entre algunos invidentes morales, tienen que inventar normas inexistentes.

LLópez3

No es una novedad que Podemos mienta, que Pablo Iglesias mienta. Ya sabemos que creen en la mentira como instrumento para la toma del poder. Ni siquiera es una novedad que mientan de forma tan grosera y repugnante.

Votar a Podemos es votar a gente que cree que usted, ciudadano, es un perfecto imbécil al que puede engañar haciéndole leer más de trece años de cárcel donde pone multa.

Usted sabrá si es ese perfecto imbécil o no.