Qué escándalo, aquí se procura

 

Vean:

La noticia es que la señora esposa del señor ministro es procuradora. Y que, al parecer, como procuradora ha “representado” a “grandes compañías” “reguladas por el Ministerio que encabeza su marido”.

Añaden que por la intervención de la señora esposa del señor ministro en esos pleitos el señor ministro se tenía que haber inhibido porque así lo dice la ley:

Esta última norma estipula que los altos cargos están “obligados a inhibirse del conocimiento de los asuntos en cuyo despacho hubieran intervenido o que interesen a empresas o sociedades en cuya dirección, asesoramiento o administración hubieran tenido alguna parte ellos, su cónyuge o persona con quien conviva en análoga relación de afectividad o familiar dentro del segundo grado y en los dos años anteriores a su toma de posesión como cargo público”.

El propio diario nos informa de qué hace un procurador:

Estos profesionales no se limitan a recoger papeles en el juzgado: informan a sus clientes del coste aproximado de un procedimiento con carácter previo; se encargan de agilizar los procedimientos; se responsabilizan de todos los trámites (recibir y firmar los emplazamientos, citaciones, notificaciones, y asistir a todas las diligencias a favor de su cliente) y transmiten al abogado todas las resoluciones que reciben y presentan, entre otras funciones.

No copio el resto del artículo porque para qué.

En la mayoría de las ocasiones, el abogado escoge al procurador. En la mayoría de las ocasiones, el procurador ni siquiera habla con el cliente más allá de decir buenos días cuando lo conoce por vez primera en el juzgado. El procurador, en la práctica, se limita a presentar escritos y a recibir notificaciones, a dormitar en los juicios y vistas, y a mandar correos electrónicos o faxes si es muy viejuno. El procurador no suele tener ni puta idea del pleito ni de los argumentos de los abogados. No suelen leer de las sentencias más que el fallo y, si son buenos profesionales, llevan agendas y te recuerdan las cosas. Un buen procurador, además, se pelea con los del juzgado o les dora la píldora para que las cosas salgan antes o salgan mejor.

Esta noticia es un bluf y si un procurador la lee se estará descojonando una semana.

Escándalos inexistentes basados en conexiones estúpidas. Periodismo a pesar de todo.

Anuncios

5 comentarios en “Qué escándalo, aquí se procura

  1. Disculpe usted la ignorancia del lego, pero ¿Realmente es necesaria la figura del procurador o, simplemente, se mantiene por inercia? He pasado ya por pleitos y sigo sin entender verlo claro.

  2. Entonces, la norma citada en el artículo ¿no existe?, ¿existe pero no es de aplicación en este caso?, ¿existe, es de aplicación pero dada la irrelevancia efectiva de la figura del procurador, el asunto es intrascendente?

  3. No conozco la norma pero de la simple lectura del párrafo transcrito deduzco que el obligado a inhibirse es el alto cargo, no su señora la procuradora. Si la norma dice eso, no veo donde está la discusión. Si está mal copiada, periodismo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s