¿Y si Cataluña rompe España qué?

 

Paula Fernández de Bobadilla, Cristian Campos y Ximena Maier han publicado este “¿Y si Cataluña rompe España, qué?”

En él, cincuenta y tres personas relevantes y una ficción responden a un cuestionario sobre el coñazotemaquenosocupa, es decir, España y una de sus partes, Cataluña.

Les conmino a que lo lean. Merece la pena.

Por mi parte, copio a continuación todas mis respuestas:

  1. ¿España roba a los catalanes más de lo que roba al resto de los españoles? ¿Debe tener límites la solidaridad de los catalanes con el resto de los españoles?

 

España no puede robar nada a los catalanes por definición, ya que España es un centro de imputación, una ficción jurídica. Los catalanes son España, como lo son el resto de los españoles.

En cuanto a la “solidaridad”, la cuestión está mal planteada: la “solidaridad” se da entre ricos y pobres en todas las sociedades. En todas. Entrecomillo “solidaridad” porque esta, en realidad, es el precio que paga el rico para seguir siéndolo. El siguiente paso es conocer la cuantía de las transferencias, pero estas, también por definición, se producen entre individuos, no entre rocas, piedras y ríos. Solo si Cataluña fuera un estado diferenciado, podría tener sentido plantear una cuestión así, aunque pronto será una pregunta anacrónica, porque en nada (históricamente hablando) los estados de la Unión Europea serán el equivalente a nuestras comunidades autónomas o a un estado dentro de uno federal. En resumen, la pregunta encierra un falso dilema creado para hacer creer a los catalanes de clase baja que los españoles de clase baja de otros lugares se quedan con algo que es suyo. Es un pan y circo de libro.

 

  1. ¿Es viable social, política, cultural y económicamente una Cataluña independiente?

 

Claro.

 

  1. ¿Es viable social, política, cultural y económicamente una España sin Cataluña?

 

Claro.

 

  1. ¿A usted le importaría que el idioma catalán desapareciera? ¿Por qué?

 

No. Los idiomas son básicamente instrumentos. Solo importa su utilidad. Una lengua universal es más útil que seis mil lenguas porque todos los hablantes de esa lengua podrían entenderse sin necesidad de traductores. En ese momento, la lengua local del hablante que dominase una lengua universal sería un lujo. No tengo nada en contra de los objetos de lujo, pero no me parece esencial su existencia concreta.

 

  1. ¿Y si el que desapareciera fuera el idioma español?

 

Respondo lo mismo que a la pregunta anterior.

 

  1. ¿Y por qué no debería permitirse que los catalanes se independizaran si así lo desean mayoritariamente?

 

Porque España ya existe como estado y multiplicar los estados es inútil y retrógrado, además de suponer un gasto frívolo de energía y riqueza, salvo que el estado del que formas parte no garantice un estándar básico de derechos individuales. Como España los garantiza de manera suficiente, crear un estado nuevo es una frivolidad peligrosa.

 

  1. ¿A usted le gusta España? Suponiendo que se le permitiera vivir con su mismo nivel de vida actual en cualquier país del mundo, ¿escogería España?

 

Me gusta moderadamente. Solo me plantearía vivir en otro lugar del mundo con un nivel de vida mayor al que ahora tengo. Ya que tengo que cambiar, retóricamente hablando, por lo menos que sea con premio.

 

  1. ¿Por qué debería creerme que en una Cataluña independiente se respetarían los derechos de los españoles si en la Cataluña dependiente se ha multado a comerciantes por rotular su negocio en español?

 

Por lo que sé no se ha multado a nadie por rotular en español, sino por no hacerlo, a la vez, en catalán. También esto me parece estúpido, pero no es exactamente la misma estupidez. En cuanto a si se respetarían los derechos de los “españoles”, doy por sentado que la pregunta hace referencia a los individuos del nuevo estado que hubiesen sido contrarios a la secesión y no a los turistas. Si es esa la pregunta, no tenemos por qué creer nada: ese estado nuevo podría adoptar cualquier forma y, aunque la tendencia lógica al estar formado por individuos que han vivido en occidente fuese la de convertirse en un estado similar a los que lo rodean, la necesidad de afirmación, al ser tan joven, podría desembocar en formas más o menos intensas de sometimiento de las minorías, sobre todo porque algunas serían prácticamente mayoritarias.

 

  1. ¿Es España algo más que un ente administrativo puramente instrumental? ¿Qué, en concreto? ¿Lo es Cataluña?

 

España es un ente instrumental. Como todos los estados. Un ente al que dotamos de “alma” para justificar racionalmente políticas irracionales compartidas. Cataluña es también un ente administrativo puramente instrumental, aunque de otra categoría ya que no es un estado.

 

  1. Los catalanes quieren emigrar de España pero sin moverse del sitio y sin soportar ninguna de las incomodidades asociadas a una ruptura traumática con su país actual. Rebátalo.

 

No soy muy partidario de los ejercicios retóricos, pero en este caso es fácil rebatir el argumento por varias razones. Una: no existen “los catalanes”. Ni siquiera, al ser esta una cuestión compleja, difícil de responder con un sí o un no, creo que pueda decirse con mucho sentido “una mayoría” o “una minoría” de catalanes. Dos: dudo mucho que los catalanes que quieran una secesión sepan, salvo con pocas excepciones, en qué consistiría. Tres: muchos catalanes estarían dispuestos a una ruptura traumática, en mi opinión. Mantengo esto, aunque con reservas, porque la experiencia histórica nos indica que los españoles somos poco prácticos cuando se trata de ciertas aventuras esenciales y los catalanes son españoles. Es posible incluso que uno de los atractivos del secesionismo sea el aspecto peligroso de la secesión. Por desgracia, por poco prácticos, los españoles no solemos admitir nuestros errores con facilidad, por lo que tendemos a echar la culpa a otros y seguimos adelante, aunque seguir adelante sea peor que parar y admitir nuestra equivocación. Naturalmente, esto no excluye que los secesionistas prefiriesen un cambio inmediato y sin ninguna de las consecuencias perjudiciales para ellos: es decir manteniendo la nacionalidad española.

 

  1. ¿En qué cambiaría su vida si Cataluña se independizara? ¿Adoptaría algún tipo de decisión personal (por ejemplo mudarse o boicotear los productos catalanes o españoles)?

 

Creo que mi vida sería peor, porque sería peor la vida de todos los españoles. En cuanto a un posible boicot, solo haría aquello que considerase preciso para asegurar mi patrimonio: por ejemplo, no mantendría mis ahorros en una entidad bancaria domiciliada en Cataluña o con la mayor parte de su patrimonio en Cataluña.

 

  1. ¿Qué diferencia hay entre un nacionalista y un patriota?

 

El nacionalista quiere irracionalmente algo que no existe. El patriota defiende irracionalmente algo que existe.

 

  1. Los que por inmovilismo se opusieron en su momento a la Constitución se han convertido ahora en sus principales defensores, también por inmovilismo. Rebátalo.

 

Esa afirmación es absurda por una razón muy sencilla: han pasado treinta y siete años desde que se aprobó la constitución. Si consideramos a los que tenían 18 o más años en la fecha en que se aprobó la Constitución tenemos que reducir esa afirmación a los que tienen 55 o más años ahora. Además, el 87,78% votó a favor de la Constitución, con una de una participación de un 58,97%. Por tanto, solo el 7,21% de los mayores de 55 años se habría opuesto a la constitución votando no (y muchos lo hicieron por razones que no vienen al caso, como la de monarquía vs república). Con los números brutos e incluyendo a los que se opusieron por otras razones esto es menos de un millón de personas. Sin embargo, solo los votantes del PP son más de diez millones de personas habitualmente. Esa afirmación solo pretende identificar constitucionalismo con franquismo y es obviamente falsa. Por lo demás, creo que aquellos a los que no gustaba la Constitución por favorecer el “separatismo” siguen sin defenderla. Lo cierto es que en esta guerra simbólica e irracional, muchos catalanes han optado por el recurso fácil de demonizar al constitucionalista precisamente porque el constitucionalista es el que tiene la ley de su lado y, con ello, la legitimidad de la que derivan precisamente las instituciones catalanas.

 

  1. ¿Qué argumento contrario a su punto de vista sobre la independencia se ve incapaz de refutar racionalmente?

 

En un sentido todos y en otro sentido ninguno. El principal problema del secesionismo es que su argumentario es básicamente irracional y solo puede desmontarse desde fuera, afirmando y demostrando esa naturaleza irracional. Sucede lo mismo con la religión. No puede refutarse racionalmente la fe; solo se la puede descalificar como argumento.

 

  1. ¿Por qué provoca más rechazo la renuncia de una persona a una convención administrativa (la nacionalidad) que la renuncia de esa misma persona a su realidad biológica (su sexo)?

 

Si entiendo bien la pregunta y partiendo hipotéticamente de que esto (el mayor rechazo) sea cierto, las razones en el caso de un proceso de secesión serían las siguientes:

  1. El que quiere cambiar de nacionalidad no solo quiere cambiar de nacionalidad sino apropiarse parcialmente de las consecuencias de ser nacional de cierto estado. Es decir, el español no solo pretende dejar de serlo y pasar a ser de nacionalidad catalana, sino privar al resto de españoles de parte de su patrimonio, apropiándose de él.
  2. El que quiere cambiar de nacionalidad no pretende asumir una que ya existe, sino crear una ex novo. Sin embargo, esto de los estados es un juego de suma cero. Lo que uno gana, otro lo pierde, ya que todo estado tiene una base territorial.
  3. El que quiere cambiar de nacionalidad, en este caso, no lo hace solo, sino que pretende hacerlo en compañía de otros, obligando, por una regla de mayorías que solo tiene lógica dentro del estado ya existente, a otros a seguirles, so pena de graves perjuicios. No es, en suma, una decisión individual, con consecuencias exclusivamente individuales, como cambiar de sexo, sino un acto de fuerza.

 

  1. En el hipotético caso de que el gobierno de la Generalitat declarara la independencia, ¿cómo cree que debería responder el Gobierno Central? Sea concreto.

 

Debería hacerse cargo de todas las instituciones catalanas hasta que se restablezca la legalidad constitucional, gestionándolas directamente, y procesar a todos los que secundasen la iniciativa y tengan responsabilidades administrativas. En su caso, de existir un uso de la fuerza por parte de personas concretas debería responder de la misma forma, conforme a los estándares que se utilizan en cualquier situación en la que el estado hace un uso legítimo de la fuerza, es decir, de forma proporcional y moderada.

 

  1. ¿En qué se diferencia un español de un catalán?

 

Los catalanes son españoles. Por tanto, la pregunta es ilógica.

 

  1. ¿Pueden los catalanes tomar de forma autónoma una decisión que afecte de forma sensible al resto de los españoles? ¿Por qué?

 

Los catalanes, en cuanto cuerpo político, toman constantemente decisiones que afectan de forma sensible al resto de los españoles. Cualquier ley de su parlamento, cualquier norma de cualquiera de sus ayuntamientos y cualquier decisión administrativa afectan sensiblemente al resto de los españoles, porque el ordenamiento jurídico es único. Y pueden hacerlo porque los españoles adoptamos por decisión democrática una constitución que establece un estado muy descentralizado. Es decir, pueden hacerlo porque los españoles lo decidimos así.

 

  1. ¿La de 1714 fue una guerra de sucesión o de secesión? ¿Y por qué debería importarnos en 2015?

 

Ni lo uno ni lo otro. Fue básicamente una guerra entre las potencias dominantes en Europa en aquel momento en la que se disputaron quién se quedaba con el pastel español. Como es evidente, no debería importarnos en absoluto.

 

  1. ¿Son los problemas de los catalanes diferentes a los del resto de los españoles? ¿Solucionaría la independencia alguno de esos problemas?

 

No, esencialmente. No solucionaría ninguno y agravaría muchos.

 

Anuncios

5 comentarios en “¿Y si Cataluña rompe España qué?

  1. Buenas tardes:

    Con respeto y admiración: confío en que no venga de bolos por los Juzgados del Noroeste. Debe ser aterrador tenerlo a usted sentado enfrente en el estrado. Y si viene, que no sea yo el que tenga la mala suerte de estar al otro lado.

    Un saludo

  2. Hace muchos años que España no está completa. Le falta un trozo llamado Portugal. Por cierto: no estaría de más que los Catalanes lo pusieran de ejemplo de lo que quieren para sí mismos. ¿Quieren ser un país como Portugal? Pues nada. Otro reino más. Navarra ya lo es, practicamente. Como sigamos así, vamos a volver al siglo XIII. O a 711, a poco que los refugiados y el Isis se lo propongan.

  3. Veo que todos los “indepes” repiten la cifra cuasi mágica del 8,5% de déficit catalán respecto a “restoespaña”, afirmando después que es récord mundial. ¿Alguien sabe cuanta verdad hay en porcentaje y en récord?
    Desde luego, aquí le ganan Madrid y Baleares, pero no se si es cierto que no hay otro territorio con mas déficit en el resto del mundo mundial (asumiendo haber caído en la trampa de que los territorios puedan tener déficit)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s