Aznar, el hombre sin pasado

 

Leo en FAES una nota de prensa con declaraciones de José María Aznar sobre las elecciones en Cataluña.

Por lo que veo, se interpreta incluso como una ruptura total con Rajoy.

Después de leerlo, me queda la sensación de que Aznar ha decidido olvidar su biografía para dar gasolina a los que, por joder a Rajoy, están dispuestos a llevarse lo que sea por delante.

Lo digo porque no hay uno solo de los males del PP que no estuvieran presentes cuando Aznar gobernaba. Ni uno. Se le pueden reprochar muchas cosas a Rajoy, pero que el reproche venga de quien ya tenía en su partido a todos los que ahora están implicados en escándalos de corrupción, y de quien pactó con CiU y el PNV para obtener el gobierno de España, jodiendo de paso a su partido en Cataluña, que nunca levantó cabeza, es sangrante.

Creo que los males de Rajoy y las pérdidas de voto en varias elecciones no tienen nada que ver con una supuesta tibieza en su defensa del constitucionalismo. Es mucho más fácil explicarlas como reacción a las consecuencias de la crisis económica y a la corrupción. Aznar tuvo la suerte de no tener que lidiar con una crisis económica; menos, con una como la que nos ha azotado, y a la que Rajoy y su gobierno se están enfrentando. Añado: se están enfrentando con un éxito que produce ardor de estómago a sus enemigos, por la derecha y la izquierda.

Si el PP es culpable del crecimiento del nacionalismo, lo es el PP que diseñó Aznar y el que heredó Rajoy. Nada hay desde 2004 que no estuviera antes.

Y su retórica está vacía. Yo no creo que las terceras vías sirvan para nada, ni que sea preciso reformar la Constitución, pero admito que se pueda discutir, porque de eso va el proceso político: de cambiar las reglas conforme a las normas que nos hemos dado. Él , a esto, lo llama “extravagancias”. Pues, sin ciertas “extravagancias” políticas, él no habría sido presidente del Gobierno.

Y da un poco de vergüenza que acuse a Rajoy de tener dudas sobre el “orden constitucional”. El orden constitucional incluye las normas para su reforma, pero Aznar ha decidido olvidarlo.

Lo cierto es que, después de cuatro años muy duros, en los que tantos se prometían el caos, el rescate, el hundimiento de España, el surgimiento de un nuevo sistema político y la ruptura de España, los secesionistas están en el mismo sitio en el que estaban en 2012 (con los mismos apoyos y menos escaños), encadenados a una retórica ilusa, España no se ha hundido, no hemos sido intervenidos, crece la economía, baja el paro, nos financiamos mejor, y Rajoy sigue diciendo que el límite es la ley.

Y hartan de las críticas gratuitas, provenientes de los que fueron pecadores o de los que anunciaban el Apocalipsis.

 

 

8 comentarios en “Aznar, el hombre sin pasado

  1. Se ha hablado mucho estos días de que todo esto de la independencia cogió mucha fuerza cuando se “tiró” el Estatut. En esos días el PP (ya de Rajoy) recogió firmas para que no saliera adelante y presionó en esa dirección al TC… Eso si que se le podrá achacar a la actual cúpula del PP ¿no? Tal vez de haber sido menos “vehementes” esos días ahora no estaríamos en estas.

    Un saludo.

  2. No le voy a perdonar obligarme a decidir entre Aznar y Rajoy. Dicho lo cual, es evidente que a Aznar le gusta el viejo refrán: “Haz lo que yo diga y no lo que yo haga”.

  3. Estoy por completo de acuerdo con usted, sobre todo en la parte final de su párrafo. El otro día Rajoy decía en la radio, en famosa entrevista con Alsina: “todo el mundo dice que soy un inmovilista, que no debería hacer esto y lo otro. Me acusan de no hacer lo que dicen los periódicos, pero… ¿qué periódicos?. ¡Si cada uno dice una cosa distinta!

  4. No estoy de acuerdo; no desde luego con esta frase: “Se le pueden reprochar muchas cosas a Rajoy, pero que el reproche venga de quien ya tenía en su partido a todos los que ahora están implicados en escándalos de corrupción, y de quien pactó con CiU y el PNV para obtener el gobierno de España, jodiendo de paso a su partido en Cataluña, que nunca levantó cabeza, es sangrante.”
    NO, no es sangrante; por supuesto que Aznar puede criticar lo que hace Rajoy haya hecho lo que haya hecho él: Primero, porque las circunstancias eran distintas: Rato ya estaría con Aznar, pero quien le ha puesto en Bankia y ahí la cagó, fue Rajoy. Bárcenas ya estáría con Aznar, pero quien envió el SMS era Rajoy, así como el del despido diferido, etc. Aznar pactó con CiU y jodió al PP catalán, pero a cambio del gobierno de España.
    Sí, Aznar también es criticable; pero eso, y voy a lo segundo, no lo convierte en mudo; claro que puede criticar a Rajoy sobre todo si piensa que lleva al PP a la ruina; pues hiciera lo que hiciese Aznar, llevó al PP a lo más alto. Y Rajoy (que lo llevó aún más alto, pero por causas ajenas a él; igual que perdió con ZP, por causas ajenas a él), parece que lo lleva al desastre.
    Lo que sí es criticable de Aznar, desde mi punto de vista, es que su crítica no lleva a ninguna parte; ¿está pidiendo la renuncia de Rajoy a la reelección? ¿un cambio de políticas a estas alturas? Más bien parece un ajuste de cuentas por un lado, y por otro, el mantener su imagen de guardián de las esencias, no se sabe con qué fin (tal vez pensando en su futuro).
    Un saludo.

  5. Gracias por hacerme reír un buen rato con eso de que el Partido Popular se está enfrentando con un éxito tan exitoso a la crisis que produce “ardor” de estómago a la izquierda.

    Si que me produce ardor de estómago que España sea uno de los países que peor distribuye su gasto social según la OCDE.

    No me lo produce menos tener la sospecha de que la deuda pública española va a ser impagable antes o después.

    También me está generando una pequeña úlcera esa bajadita de impuestos y aumento de gasto en salarios de funcionarios. Lo primero es como si alguien hubiese dicho “parece que nuestras cuentas públicas no son lo suficientemente desastrosas todavía, vamos allá”. Tenemos una presión fiscal por debajo de la media europea, un gasto social por debajo de la media europea, unos estándares de pobreza por encima de la media europa y al partido del gobierno le parece que es el momento de bajar impuestos.

    Lo segundo podría ser aceptable, pero desde el punto de vista de la equidad produce ardor de estómago pensar en todos esos parados sin protección. ¿No sería más justo y sobretodo suponer un mayor impulso al consumo aumentar la protección a los parados sin ninguna clase de ingreso?

    El PP ha hecho bien un par de cosas: Rescatar a las cajas y no pedir el rescate a los lunáticos de la troika como quería el sabio de Ciudadanos.

    Si quieres saber quién ha lidiado con cierto éxito con la crisis económica fíjate bien en qué ocurrió con el interés de la deuda española cuando Mario Draghi pronunció las palabras mágicas o en el tipo de interés del euro (Trichet lo subió, creo que subir el interés del dinero en una recesión es algo que cualquier estudiante de primero de economía puede calificar como estúpido). La única diferencia entre Zapatero y Rajoy es que Rajoy no ha convivido con uno de los peores banqueros centrales de la historia. Eso a nivel económico, si nos vamos a nivel social podría pasarme horas hablando de lo que me parecen el Partido Popular, sus votantes y sus tentativas de legislar sobre mi cuerpo.

    Así que el resumen de todo esto es que el inquilino de la Moncloa no puede hacer mucho por solucionar los problemas económicos de España y que los problemas económicos de España están lejos de desaparecer. Hablando de Aznar: ¿Se asume ya que el ingreso en el euro fue un error?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s