Absoluto y vehementemente ineluctable razonamiento unificado y polivalente

 

Hoy he perdido un rato visitando las webs de Podemos y Ciudadanos. En una primera aproximación, mucho mejor la de Podemos. Más profesional, con contenidos mejor expuestos y estructurados. No hablo de la sustancia, aclaro. Seguiré investigando, pero da la sensación de que Ciudadanos está dedicándose al marketing -cosa imprescindible-, sin que haya un trabajo serio y visible, que explique qué quieren hacer con España. A lo mejor piensan que no es necesario. Y a lo mejor tienen razón. El PP y el PSOE han estado años gobernando España sin que a la gente le importase gran cosa saber qué hacían exactamente.

No obstante, les cojo la palabra. Como son dinámicos y jóvenes deberían empezar a articular un programa más serio y coherente. No hablo de “producir papel”.  Voy a poner un ejemplo. Me he detenido en las ideas de Ciudadanos sobre la cultura. Es un texto descorazonador: largo, repetitivo, mal escrito, mal articulado, farragoso y repleto de simplezas. Véanlo:

 

Para Ciudadanos la cultura es uno de los ejes principales sobre los cuales se vertebra la sociedad española [imagino que quieren decir cualquier sociedad]. Entendemos la cultura, más allá de su lógica [lógica] vertiente de entretenimiento, como aquel conjunto de conocimientos que permite a la ciudadanía desarrollar su juicio crítico [esto es divertido; es la definición literal que da el diccionario; la primera, eso sí. Veremos si son coherentes], lo cual redunda positivamente en el grado de libertad y evolución de nuestra sociedad [¿Qué redunda positivamente? ¿entender así la cultura? Yo diría que no. A lo mejor con “lo cual” se refieren a juicio crítico, pero, si es así, deberían haber escrito “el cual”].

La cultura debe situarse en un lugar central en una sociedad libre, solidaria y de progreso como la española [Supongo que se refieren al juicio crítico]. La cultura es, indiscutiblemente, una herramienta de integración social [¿Por qué? ¿Es lo mismo cultura que educación? ¿Lo es para ellos? ¿Un ingeniero experto en nanocomputación -no sé si eso existe-, forrado, no está integrado socialmente aunque pase de escuchar ópera o no haya leído solo libro en su vida que no sea de su especialidad? ¿Alguien extremadamente culto no puede ser un asocial? ¿No es incluso más fácil ser asocial si se es muy culto que si se tiene una cultura escasa?]. Por ello debemos garantizar el acceso de aquellas personas con rentas bajas o en riesgo de exclusión al conjunto de los productos y actividades culturales, pues es un derecho fundamental al que jamás deben renunciar [Se me ocurren mejores razones para garantizar el acceso a la cultura, que el que esta sea -algo discutible- una herramienta de integración: por ejemplo, porque entretiene -ya saben la lógica vertiente-; por ejemplo, por una razón de dignidad; por ejemplo, para lograr que la gente sea libre; y la gente es libre teniendo más opciones reales de obtener placeres intelectuales. No es que la integración social me parezca mal; solo creo que para lograrla es mejor que la gente tenga curro -o medios de subsistencia- y que la educación tenga calidad].

Además, creemos necesario rebajar el tipo del IVA que se aplica actualmente a los productos y bienes culturales, tanto por la convicción de que la cultura es una necesidad básica en una sociedad avanzada, como para garantizar que el acceso a la cultura sea realmente universal; es decir, que esté al alcance de todos los ciudadanos [Veo que hemos cambiado la definición. Hemos pasado de la cultura como conjunto de conocimientos que nos permite desarrollar el espíritu crítico a los “productos y bienes culturales”. Aquí hay trampa. ¿Un libro de Dan Brown desarrolla el espíritu crítico? ¿Una canción de Melendi? ¿Una película de Almodóvar? Por cierto, estos bienes culturales se supone que te integran socialmente].

La cultura la hacen las personas y no la Administración [La Administración también la hacen las personas]. Lo importante en toda cultura es motivar, fomentar y crear las condiciones necesarias [Buf. Si la cultura es un conjunto de conocimientos, ¿cómo va a ser importante en todas ellas motivar y fomentar y crear condiciones? ¿Lo importante en un conjunto de conocimientos es fomentar un conjunto de conocimientos? ¿Estáis de broma o qué? ¿fomentar “condiciones”?] para animar la capacidad creativa de las personas [¿la capacidad? ¿animar la capacidad?], en todos los ámbitos y sin dirigismos de ningún tipo, rechazando de pleno cualquier política cultural que trate de inducir a la ciudadanía hacia una determinada opción o discurso político [interesante: excluyamos eso de fomentar condiciones; parece que no van a fomentar nada concreto: solo van facilitar que se den las condiciones para que la gente produzca “bienes culturales”. Veamos qué dicen después].

En Ciudadanos rechazamos que desde la Administración se pueda [puedan] limitar la información, las ideas y el conocimiento, lo cual se consigue limitando la cultura, reduciendo el nivel educativo y censurando solapadamente formas de expresión individuales o colectivas [Lo podrían haber dicho más sencillo: están en contra de la censura y defienden que el nivel educativo medio permanezca, al menos, igual]. Creemos, por lo tanto, que deben reformularse las políticas culturales actuales, ya que éstas no crean cultura [¿Perdón? ¿que las políticas culturales no crean cultura? ¡Pues deberías estar encantados, ya que en el párrafo anterior decíais que la cultura la crea la gente! ¿O es que queréis agradar a todo cristo y decís lo mismo y lo contrario?] porque conllevan [es triste, se ha impuesto esta acepción] una intervención o intervencionismo que es un grave obstáculo para el desarrollo libre de cualquier cultura [confunde lo que no “crea” cultura con lo que impide que se “cree” cultura].

La cultura de hoy en día, por fortuna, es universal y no local. Por eso, queremos recordar que en una sociedad avanzada la cultura no puede tener una voluntad homogeneizadora, que no es un elemento de conformación de identidades políticas, que no es algo que deba fundamentar de forma partidista un imaginario colectivo, erigir unos valores, reforzar unos símbolos, establecer esquemas de discurso, dictar premisas éticas y crear prejuicios; es decir, constituir signos diferenciales de ningún tipo [Veamos: ¿no debe la cultura entendida como conjunto de conocimientos que permite a la ciudadanía desarrollar su juicio crítico promover el juicio crítico? Lo pregunto porque si es así es imposible que la cultura no “dicte premisas éticas” y “erija valores”: por ejemplo, los valores de la libertad de pensamiento, de la igualdad de derechos, de la democracia participativa, del respeto a ley, del avance científico como resultado de un análisis crítico de la realidad, aunque contradiga ritos y creencias seculares. ¿La cultura que promueve Ciudadanos no va a constituir signos diferenciales? Por ejemplo, ¿no va a defender eliminar prácticas culturales que impidan el acceso a las mujeres al proceso político en condiciones de igualdad? ¿No va a defender que se promueva la aproximación científica a la realidad frente a los que sostienen que hay que prohibir la enseñanza de teoría científicas como la de la evolución? ¿Pretende ser neutral hasta ese punto? Vean que el problema que planteo es resultado de la definición inicial, no de lo que yo crea que deba ser una “política cultural”].

Desde la Administración se debe incentivar una cultura en libertad [incentivar algo para que sea libre] y que camine con firmeza [les juro que no sé qué quiere decir que la cultura en libertad camine con firmeza]  hacia la autofinanciación, garantía última de esa libertad e independencia. Debemos motivar [incentivan y motivan], a los creadores e intérpretes [esto es muy gracioso; lo de intérpretes, digo], proveyéndoles desde la Administración con un marco [proveer con un marco; parece que los quieran agredir] políticamente neutral, mediante incentivos y ayudas a la difusión [si es neutral, los incentivos y las ayudas ¡serán para todo el mundo y para todo tipo de productos culturales! Es decir, Ciudadanos va a financiar cualquier cosa que haga cualquier ciudadano siempre que ese ciudadano diga que es cultura. ¿De dónde van a sacar el dinero?], para que puedan trabajar en libertad, busquen la excelencia artística y no se vean sometidos al dictado de dogmas ideológicos [Se acaban de cargar el presupuesto. Salvo que pretendan escoger solo a los “creadores e intérpretes” de calidad. Pero, si hacen esto ¿cómo los escogen sin acabar con la intromisión, el dirigismo y el intervencionismo de la Administración y sin acabar con la neutralidad que proclaman?].

Desde el conjunto de la sociedad [al parecer no desde su partes] también se debe incentivar y ayudar a la creación, desarrollo y difusión dela [hay que repasar los textos] cultura mediante la colaboración directa y el mecenazgo. Para ello, consideramos prioritaria la aprobación de una nueva ley de mecenazgo, amplia [¿si la ley es breve, pero cojonuda, ya no vale?] y coherente, que desarrolle el marco jurídico y económico [¿desarrollar un marco económico con una ley? ¿qué es eso?] necesario que posibilite esta implicación activa del conjunto de la sociedad [¿sigue sin valer el mecenazgo de una parte?] en la cultura.

Creemos firmemente que fomentar la calidad de los productos culturales debe ser una prioridad absoluta de la Administración [si Ciudadanos gobierna, una prioridad absoluta de su gobierno será que los libros y las canciones sean mejores. ¡Absoluta! Tela] junto con el desarrollo simultáneo de un programa educativo general que ponga a nuestros hijos en contacto con la cultura [no como hasta ahora, que les ponía en contacto con seres del más allá] y les dé un conocimiento y una formación cultural amplia desde su más tierna infancia [¿Desde los seis meses tendrán un conocimiento y una formación cultural amplios? ¿Desde los dos años? ¿Desde los cinco? ¿A los cuarenta y nueve?] La cultura no puede, no debe desligarse de la educación, pues su relación es tan intrínseca como aquella que une la danza a la música [Ovación cerrada].

Estamos en contra de la proliferación excesiva de organismos de control y leyes que no hacen más que incrementar innecesariamente el control [es lo que suelen hacer los organismos de control] de la Administración sobre un sistema cultural ya muy regulado: el sistema cultural debe alejarse del intervencionismo político y no debe estar sometido a órganos de supervisión o de control con fines que vayan más allá de los propiamente culturales [¿Se están repitiendo un poco, verdad? De todas formas, vean la perla: están en contra de los órganos de supervisión o control, salvo de los “propiamente culturales”. ¿Qué órganos son esos? ¿La cultura no la hacían las personas para ser libres y críticas y blablabla?].

Creemos que se debe fomentar ineluctablemente [“prioridad absoluta”, “fomentar ineluctablemente”. Enfermos de énfasis vacío] la presencia de los productos culturales en los medios de comunicación, con el fin único de incentivar el consumo de los bienes culturales, libremente, sin filtros políticos ni ideológicos [Uyuyuy. ¿Cómo se fomenta la presencia en los medios de comunicación de productos culturales sin que eso suponga intervencionismo? Más aún, ¿cómo se decide qué productos culturales concretos se van a fomentar? ¿Se da pasta a una tele, por ejemplo, para que ofrezca libros de liberales que hablen de élites extractivas? ¿Y si la tele programa a Mr. Pedos -existe, lo juro- y pide la subvención? ¿Se va a negar? ¿Con qué criterio si la Administración va a ser neutral?].

Asimismo apostamos por el respeto y el uso normalizado en igualdad de condiciones de las lenguas oficiales, en todas las expresiones relacionadas con el mundo de la educación, la cultura y los medios de comunicación [esto ni lo comento, porque no sé de qué cojones hablan y prefiero no especular].

Desde Ciudadanos creemos que el conjunto de las Administraciones de toda España deben hacer ver a la ciudadanía [El leviatán llevando a la plebe hacia la luz, pero, eso sí, sin imponer ningún imaginario colectivo; por ejemplo, sin imponer el imaginario colectivo que defiende lo importante que es promover la cultura como instrumento de integración social] la importancia de la cultura y fomentar el consumo cultural en todas sus vertientes [consumo en todas sus vertientes], desde la lectura y el uso de las bibliotecas hasta la asistencia a espectáculos en vivo y el consumo digital responsable [No sé qué puede haber en la cabeza de alguien que escoge esos tres ejemplos como ejemplos de todas las “vertientes” del consumo cultural. Eso sí, consumamos responsablemente].

Una cultura libre hace a los ciudadanos más críticos y, por ende, más libres [Me temo que no. Lo que hace a los ciudadanos más críticos es una educación bien orientada]. Por eso queremos vehemente [nuestro enfático, de repente, se come el segundo “mente”] que nuestra cultura [¿nuestra? ¿pero no era universal?] se desarrolle en libertad, y para ello debemos incentivar y proteger todas las manifestaciones artísticas que surjan de la sociedad y de los creadores, pero sin intervencionismos ni dirigismos que malogren el trabajo de los creadores e intérpretes lo cual, si aconteciera, iría en detrimento último de la ciudadanía y de su derecho fundamental a la cultura; es decir, de aquello que nos hace mejores ciudadanos y más libres [Por favor, háganme caso y lean esta última frase de tirón, en voz alta, y sin respirar].

Anuncios

6 comentarios en “Absoluto y vehementemente ineluctable razonamiento unificado y polivalente

  1. Buen (y necesario) análisis. Yo también intento leerme los programas electorales, y entristece bastante la generalizada falta de coherencia, rigor y claridad. Uno se entristece todavía más ante la falta de alternativas, ¿es tan difícil que un partido exponga correctamente sus ideas?

  2. Uy si Prez, son un partido muy socialdemócrata.

    “Además, creemos necesario rebajar el tipo del IVA que se aplica actualmente a los productos y bienes culturales, tanto por la convicción de que la cultura es una necesidad básica en una sociedad avanzada, como para garantizar que el acceso a la cultura sea realmente universal; es decir, que esté al alcance de todos los ciudadanos”

    Medida regresiva fiscalmente allá donde las haya. Las personas que consumimos “cultura” (vamos al cine, compramos libros, etc) rarísima vez somos personas del vagón de cola en la distribución del ingreso, y de hecho cuanto mayor es tu ingreso mayor suele ser tu gasto en estas cosas. Así que con esta medida esencialmente estás beneficiando a quienes menos lo necesitan y a cambio estás dejando de ingresar dinero que podría gastarse en mejorar la igualdad de ingresos en España.

    Si ciudadanos considera que es prioritario dar acceso a la cultura de todas las capas de la población deberían sostener un aumento del gasto público en bibliotecas y etc. Pero creo que Ciudadanos solo quiere hacer demagogia y de paso beneficiar a los productores de cultura. El PP hizo bien en subir el llamado IVA cultural, y es una medida que no debería incomodar a ninguna persona de izquierda o de centro que sepa sumar.

    Solo puede entenderse la propuesta de ciudadanos sobre las hipótesis de que a) Son un partido de derechas no interesado en una distribución del ingreso más homogénea b) No saben sumar. c) La demagogia da votos.

    Desconozco si Garicano aprueba estas cosas, pero de ser así mi opinión de él sería aún peor de lo que ya se, lo cual era difícil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s