Más basura

 

Desde Libertad Digital llego hasta esta noticia de Vozpópuli.

Da mucho asco que dos periódicos publiquen una noticia como esa.

Y da mucho asco que el primer medio titule esto …

El suegro de Pedro Sánchez, dueño de saunas gays en Madrid

… y el segundo titule esto …

Los negocios secretos del suegro de Pedro Sánchez

… cuando ya no es dueño de esos negocios (y el medio omite el verbo para no tener que decir el “es”, pero poder insinuarlo) y cuando no explica vozpópuli por qué esos negocios son “secretos”.

Pedro Sánchez no es responsable de los negocios que tuviera hace tres años su suegro, negocios que, además, no se demuestra que fueran ilegales. Esta noticia es irrelevante y solo se publica para ensuciar a Pedro Sánchez y para satisfacer a cotillas y coprófagos. Y mezclarla con la posición del PSOE sobre prostitución es una simple manera de justificar por qué publicas una porquería así.

Otro día más de gloria del periodismo patrio.

 

Diarios de un tipo que no tiene horno de gas (XIII)

 

Estoy a punto de cumplir cincuenta años. Seré optimista y partiré de la presunción de que me queda media vida. Creo que debo cambiar y hacerme un amoral para la segunda mitad. Lo malo es que para todo hace falta una práctica. No importa, es ponerse. Mi problema es escoger el sentido. ¿Comienzo por una amoralidad cotidiana y de baja intensidad y asciendo o pienso en la mayor amoralidad posible y la ejecuto y desciendo? Me atrae esta segunda posibilidad y así que alguien pudiera decir eso de “Tse empezó por el asesinato, luego siguió con el robo y finalmente terminó no saludando en la escalera; pero mírale, qué gallardo va”.

Optar por la estética y no ponerme lo primero que pillo en el armario. Y a los cien años volver a ser el de hoy.

El seis de noviembre comienza la segunda parte de mi vida. ¡Sí! ¡Os vais a enterar!