Diarios de un tipo que no tiene horno de gas (XXVI)

 

Cuando releo algunas de mis viejas entradas no suelen gustarme. Son raras las que me convencen completamente, extraordinarias las que me parecen redondas. Sin embargo, los temas tratados, en ocasiones, merecen tanto la pena, que he pensado en revisar y publicar nuevamente al menos aquellas que considero más interesantes. No pretendo cambiarlas en exceso, solo pulir los defectos y errores más obvios.

Hoy lo he hecho con la historia de Abd al-Qádir, fiero, pensador, guerrero, hombre de honor, al que siempre imagino exhibiendo sus dos colt a algún visitante extranjero.

No tengo un plan, pero las entradas que revise las iré publicando en este blog. Se mudarán, con honores, y quizás, algún día, cierre Rumbo a los mares del Sur, haciendo un entierro vikingo. Aunque lo dudo, son más de seiscientas.

 

2 comentarios en “Diarios de un tipo que no tiene horno de gas (XXVI)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s