Un pedante en un debate

 

Los debates son como los interrogatorios de parte en los juicios: que lo hagas muy bien no te supone un gran beneficio. Su riesgo es que metas la pata, que metas la pata gravemente. Naturalmente, “meter la pata” es algo que se relaciona con grandes números. Que no seas capaz de decir el nombre —seguramente memorizado poco antes— de una de las grandes empresas de auditoría y consultoría del mundo, y lo remedes con otro inventado, servirá para que se burlen de ti, pero no te afectará demasiado: la mayoría de los espectadores tampoco saben en qué consiste la metedura de pata. Tampoco se mete la pata, en España, inventándote una autodeterminación andaluza que no existió, o afirmando que no es verdad que el derecho a la educación goce de la misma protección constitucional que los derechos más protegidos, pese a estar incluido en el mismo capítulo que el derecho a la vida o a la libertad, por ejemplo. Se “mete la pata” cuando se dice algo que le parece mal a muchos. Es difícil que suceda eso en España. No son tantas (ni muy complejas) las ideas políticamente correctas intocables. Y es sencillo mantenerte dentro del rebaño. Un ejemplo muy bueno es el de la violencia doméstica: cuando surgió en el debate, no hubo debate. Todos dijeron lo mismo, banalidades varias, y solo les faltó darse un abrazo y encender una vela.

Por eso es difícil que haya un debate decisivo, menos aún a quince días de unas elecciones.

Se suele decir que los candidatos son “flojos”. Si con esto se refieren al aspecto estrictamente mercantil, es posible. Si esto se refiere a la profundidad del pensamiento, es evidente que no pueden ser de otra manera. Alguien que quiera hacer carrera en política ha de evitar la pulsión de intentar tener un pensamiento original y profundo. Esos son los abismos en los que se mete la pata. El pensamiento original no le gusta a la mayoría. La mayoría es así porque no piensa originalmente. Solo las naciones orgullosas de sus élites consienten que les gobiernen políticos a los que no entienden. El orgullo por la grandeza, sin embargo, es casi imposible en España, ese lugar en el que al que asoma la cabeza le dan con un palo.

Dicho esto, para mí las dos horas de debate de ayer sirvieron para retratar a Pablo Iglesias. Cuando Albert Rivera citó a Albert Camus, Pablo Iglesias —intentando alargar el affaire Kant— con sonrisa de roedor, le preguntó: “¿Albert, Albert Camus era francés o argelino?”. Pablo Iglesias, el que tutea a todo el mundo, el que habla aparentemente con afecto y cercanía al referirse a Rivera, el que intenta manifestarse como alguien con empatía, como una especie de máquina de regalar amor (Monedero dixit), en cuanto puede provoca al otro para que parezca un ignorante.

¿Recordáis?, como el profesor que pregunta en clase solo para reírse del alumno. Justo lo que nunca debería ser un profesor.

Por cierto, para los que intenten salvar la pregunta como pregunta legítima (no me extrañaría), simplemente lean esto.

 

2 comentarios en “Un pedante en un debate

  1. En efecto, impar Tsevanrabtan, Iglesias Turrón metió la pata asgaya pero hay demediados medios que le dan ganador del cojo debate de la SeCta. Por qué. Usted lo dice con claridad meridiana: Porque dijo solo esas baballadas insustanciales que caen bien al personal. Además de demagogia a punta pala acostumbra a mofarse de los demás a la vez que les hace faldas carantoñas. Utiliza latiguillos como “tranquilo, tranquilo, no te pongas nervioso” cuando es a él al que deberían decirlo una y otra vez. En fin, para qué seguir. Iglesias Turrón es un fantoche que mete la pata sin que el personal se lo eche en cara. Para él Newton formuló la teoría de la relatividad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s