Reflexiones de un imbécil certificado

 

En más de una ocasión he tenido problemas por ser demasiado estricto (o estrecho) en la interpretación de los términos que utiliza un interlocutor. Me sucedió —allá por el medievo— en algunos exámenes, que mis respuestas eran extravagantes por haber entendido demasiado literalmente cierto término que acotaba (en mi opinión) la cuestión planteada y que cualquier persona más flexible era capaz de excluir sin el mínimo problema. No he solido discutir demasiado los resultados por no parecer imbécil. Por la misma razón me desasosiega descubrir pequeñas contradicciones dentro de un enunciado o experimentar situaciones en las que hay “algo” que no encaja. Estas obsesiones a veces tienen su utilidad. Las más de las veces son un engorro.

Para que se hagan una idea de a qué me refiero, les pondré un ejemplo, que se basa en algo que leí en Érase una vez un número, de John Allen Paulos.

Hay una asociación llamada Mensa que reúne a tipos con un CI superior a, por ejemplo, 140 (no sé cuál es exactamente). Uno se plantea ingresar (increíblemente aún no has leído nada de Groucho). Los de Mensa te mandan un test y la primera pregunta te muestra la siguiente sucesión y la siguiente pregunta:

2, 4, 6 …

¿Cuál de las siguientes alternativas es la correcta?:

a) 8,

b) 38,

c) 1.452.024,

d) ninguna”

Comienzan entonces tus dudas. Piensas: “Las cuatro pueden ser correctas. Cuál es singular, por lo que sólo puede ser una”. Sin embargo, sabes que podrían serlo las cuatro de no entenderse literalmente la pregunta. Si se pidiera que se diera ‘una’ respuesta correcta, no ‘la’ respuesta correcta, valdría 8 ó 38 ó 1.452.024 (NOTA), pero, si se entiende literalmente, la respuesta correcta a la pregunta sólo puede ser ‘ninguna’, porque a la pregunta ‘cuál es la’ sólo puede responderse diciendo: es esta. Como cada una de las otras es ‘una’ respuesta correcta a la continuación de la serie, solo ‘ninguna’ es la correcta porque ninguna de las otras, por sí sola, es la correcta (dejamos de lado la posibilidad de que ‘ninguna’ sea ‘una’ respuesta y, por tanto, una respuesta incorrecta, porque piensas que los de Mensa han leído a Russell).

Sin embargo, enseguida consideras que, a lo mejor, te la estás cogiendo con papel de fumar, y lo que se pretende es que continúes la serie y que, aunque parezca que te piden sólo la respuesta, en realidad se refieran a una de las respuestas posibles. Así que podrías señalar las tres primeras, que son válidas. Pero claro, puede que sólo se pretenda que señales una cualquiera y no todas ellas y, para demostrar que sabes tanto como ellos, vas y piensas en señalar el evidente 1.452.024, para dejarles claro que no aciertas por casualidad. Lo último que te planteas es que el señor de Mensa crea que la única continuación correcta sea 8.

Mientras piensas pasa el tiempo, te quedas paralizado, no contestas a todas las preguntas, el resultado del test demuestra que estás al borde de la oligofrenia, y cuando le intentas explicar al señor de Mensa tus problemas con la serie 2, 4, 6 …, el tipo hace que te escucha mientras discute en un foro de Star Wars acerca de la capacidad de carga de un destructor imperial.

Así que, al final, terminas disimulando. Miras a los demás e imitas sus respuestas cuando tienes dudas, confiando en que realmente el tenedor que usas sea el de pescado. No obstante, es fácil reconocer a las personas que tienen problemas de esta naturaleza: de vez en cuando, de manera fugaz y en situaciones aparentemente normales, aparece en su rostro un gesto de pánico. Sean bondadosos.

 

NOTA: Piensen en que el término enésimo de la sucesión es resultado de [2N+5(N-1)(N-2)(N-3)]; verán como el cuarto término es 38. Pero no me pregunten por 1.452.024. Al fin y al cabo, es evidente

Anuncios

8 comentarios en “Reflexiones de un imbécil certificado

  1. Mi respuesta es extravagante por haber entendido demasiado literalmente cierto término que acota (en mi opinión) la cuestión. La c.
    La opción a) no es una alternativa posible, porque es una continuación muy evidente de la sucesión.
    La opción b) tampoco lo es, por el mismo motivo y como explica la nota.
    La opción c) sí es una alternativa posible. No una continuación, no una posibilidad, como las opciones a) y b), sino una ALTERNATIVA.
    La opción d), siendo correcta alguna anterior, en este caso, la c), no es una alternativa posible. Aunque ahora que lo pienso, siendo letras y no números la respuesta… Mmm… Parece AÚN MÁS ALTERNATIVA a una sucesión numérica de tres términos.
    Cambio mi respuesta a la d.

  2. @Mercutio ¡Discrepo!

    Pienso que el propio enunciado, elipsis mediante, indica que todas las opciones son alternativas («¿Cuál de las siguientes alternativas…?»). Sin embargo, preguntan por La Alternativa, es decir, por una única opción correcta («¿… es la correcta?»).

    Dado que las opciones a) y b) responden a una función periódica de descomposición plausible (la a) es evidente —2·n― y la b) se indica en la Nota), la única respuesta que satisface el enunciado es que no hay una solución única a la serie, sino varias. Por lo tanto, al haber múltiples soluciones, «Ninguna» sería La Alternativa correcta. ¿No le parece?

    Muy buena re-entrada, por cierto. Comparto disgustos académicos a causa de cierta tendencia a la literalidad.

  3. P.D.: ignoro si hay alguna serie matemática que justifique la opción c) (imagino que sí), pero al saber que tanto la a) como la b) sí las tienen, la c) es irrelevante.

  4. No tenía otra cosa que hacer, así que me entretuve con la respuesta c) y resultóme la siguiente serie:
    [2N+90751(N-1)(4-N)(N-2)4(N-3)], donde los elementos en cursiva (4-N) y 4 son los exponentes de los paréntesis que les preceden. Serie que, por otra parte, es fea de coxxxnes.

  5. Habría que tener en cuenta, eso sí, que las series que estamos diciendo se cumplen siempre que n≥1. En todas ellas, para n=0, el primer valor debería ser 0, no 2.

  6. Mensa, pschee… en el NickJournal sí que te sentías ignorante diplomado.
    P.s- Coyuntando esa chispa de nostalgia con la rabiosa actualidad, hay que añadir que infinitamente menos idiota que lo que deben sentirse ahora mismo los camaradas de nuestra Teresa de aquellos días.

  7. Pero puestos a ser estrictos con el lenguaje, la pregunta está mal formulada. Debería decir: ¿Cuál de las siguientes alternativas es la correcta para que el cuarto término de la anterior sucesión sea:

    a) 8,

    b) 38,

    c) 1.452.024,

    d) ninguna de las alternativas anteriores es la correcta?

    La respuesta más completa sería: Todas son correctas (y otras que uno podría inventar) pero la-única- correcta no es ninguna. Como esta alternativa no la ofrecen , la correcta, respetando la trampa, pero formulando la pregunta bien, sería la d) ninguna de las alternativas anteriores es la correcta.

    En consecuencia, puestos a ser puñeteros, la contestación debería haber sido: Por favor, repitan la pregunta correctamente. La que han planteado no tiene sentido.

    Como en el conocido chiste de los coreanos: mielda, tú plimelo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s