Su historia favorita

 

Un día de Navidad recordábamos cosas. Mi hermano mayor se reía. Por aquel entonces estudiaba medicina y me lo dijo. Sí, me dijo: “tú, tú eres un psicópata explosivo”. No sé quién, alguien que no era de la familia, estaba sentado a la mesa, pero sé de su presencia porque mi hermano se molestó en explicar lo que era evidente para todos los demás. Comenzó recordando el día que me dejé olvidada la cartera en el colegio y me dediqué a pegarle patadas a las paredes, hasta que mi pobre padre tuvo que darme una bofetada (solo dio dos a sus hijos a lo largo de su vida, y la otra también me la dio a mí). Luego siguió con aquella otra ocasión, cuando un chico nuevo decidió que yo iba a servirle de demostración de su candidatura a macho alfa y casi le estrangulo. Pero su favorita -tan favorita que la contaba siempre que podía-, tenía ya muchos años.

“Habíamos ido al otro colegio -decía-, al que estaba cruzando la calle, donde estaban las clases de párvulos y algunas de EGB. Teníamos que recoger a A (mi hermano pequeño), que entonces estaba en párvulos. El colegio tenía un patio cuadrado y alrededor, en lo alto de unas escaleras que servían como gradas, estaban las clases. Cuando sonó el timbre, salieron primero los niños de EGB y uno de ellos, un gordo enorme, se puso en la puerta de la clase de A, y no dejaba salir a los pequeños. Todos los niños se agolpaban en la puerta, empujándose, y gritaban, y el gordo, agarrado a los marcos de la puerta, resistía los empellones y se reía. Me giré, para decirle a J, ‘fíjate en ese gordo’, pero allí no había nadie. J había salido corriendo a toda hostia. Subió las gradas, agarró al gordo del cuello, y lo lanzó escaleras abajo. El pobre crío no se enteró de lo que le había pasado. Todo el mundo se quedó mirando, con la mirada esa que pone la gente cuando presencia algo incomprensible. Fui hasta allí y le dije, ‘¿pero qué haces?’. Y me contestó: ‘no les dejaba salir’. Era lo único que había tenido en cuenta, que no dejaba que saliera su hermano. “

Siempre que contaba esta historia, los demás, los de fuera de la familia, me miraban con esa pequeña sombra que se mezcla, cuando no sabes si eso inquietante que te cuentan de alguien que tienes delante está o no adornado por los años y los brotes de las repeticiones. Los demás. Mis hermanos no. Ellos no. Para ellos, el asunto siempre estuvo meridianamente claro. Al final hasta le encontraron un nombre.

 

Un comentario en “Su historia favorita

  1. Copio y pego:
    “La psicopatía explosiva, también conocida como “síndrome de Nobel” o, dentro de la escuela alemana de Kahlbaum, “spannungsirresein von Bunsen”, suele aparecer precozmente y, de no tratarse adecuadamente mediante terapia hormonodepresora, puede cristalizar, a partir de los treinta años de edad, en el llamado “proceso autocatalítico de Kitasato” que cursa con graforrea aguda, ataques repetidos de dispepsia del lóbulo frontal y absoluta pérdida de memoria a corto plazo, por lo que los pacientes suelen convertirse en auténticos devoradores de cuadernos donde anotan, con pasmoso rigor, cuanto les acontece para no olvidarlo al poco rato de sucedido. Si bien se han comunicado casos cronificados (Weltanschauung, J. and Lombroso, C. J. Psychiat. Res., (2012) 24:69-78), la psicopatía, al menos en sus contenidos explosivos, suele remitir de forma espontánea en los varones al alcanzar los cincuenta años de edad, aproximadamente, quizás como resultado del incipiente, aunque ya evidenciado, hipogonadismo andropáusico.”
    (https://es.psikipedia.org/psiki/Psicopat%C3%ADa)
    ((Por eso y muchas cosas más, pásalo bien esta Navidad. Un explosivo abrazo.))

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s