Que por denunciar no quede

 

La asociación Libres e Iguales ha decidido añadir al puñetazo que el tarado pontevedrés le dio al presidente del Gobierno un puñetazo dialéctico francamente inane.

Se lo da al reprocharle que no denuncie. ¿Qué es una denuncia en un caso como este, en el que las autoridades están obligados a perseguir el delito? Una puesta en conocimiento de esas autoridades de los hechos. Eso y no otra cosa. ¿Sostiene Libres e Iguales que hay algún aspecto de los hechos ocurridos que desconoce la fiscalía? ¿El papelito de Rajoy añadiría algo a la causa o sería una nota de prensa superflua?

La denuncia del presidente del Gobierno es, en un caso como este, la nada. Tan obvio es esto que en el texto de la asociación se dice algo francamente asombroso:

“La renuncia del presidente Rajoy puede que tenga consecuencias prácticas limitadas debido a la automática intervención de la Fiscalía”.

Es asombroso porque esa denuncia no es que tenga consecuencias prácticas limitadas, es que no tiene ninguna. Y, si estoy equivocado, que alguien me indique cuál sería una de esas consecuencias prácticas limitadas.

Naturalmente, esa frase absurda es necesaria para llegar a la conclusión “moral”. Que el hecho de que el presidente no denuncie suponga algún tipo de atenuante y de estímulo de la irresponsabilidad, porque, si la denuncia no añade nada, nada se le puede reprochar.

Por contra, lo que me parece irresponsable es que se reproche al presidente del Gobierno que deje en las autoridades y en las instituciones del estado de Derecho la persecución de este hecho, grave, sin duda. Y que se le exija un gritito, un énfasis, adjetivos acumulados, más papeles impostados. Y que lo pida una asociación que se supone busca ante todo que se cumpla le ley.

La ley se cumple: al autor ya se le han impuesto medidas cautelares. Hay un procedimiento abierto. Y el presidente no solo no está obligado ni por razones prácticas ni por razones morales a denunciar, sino que, si finalmente decide no personarse y que el fiscal le represente (como ocurre en cientos de miles de casos en los juzgados españoles), lo que estará haciendo objetivamente es reforzar esas instituciones.

Para hacer pedagogía, lo primero que hay que enseñar a la gente es lo que las cosas son y no lo que nos inventamos y no pretender que uno es mejor que la víctima porque uno saca notas de prensa con la cara muy seria.

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Que por denunciar no quede

  1. Vaya por delante que yo hice este chiste: http://www.libreseiguales.es/micropost/rareza-espacial/

    La verdad es que su texto me hace dudar. Iba a decir que en España no queda más remedio que aclarar que uno quiere que se aplique la ley, pero ya responde Vd. con eso de que no tiene sentido añadir “grititos, énfasis, papeles impostados”.

    Sin embargo, y hablando de imposturas, queda una zona de grises. Al declarar que no va a denunciar, Rajoy está haciendo un simulacro de magnanimidad. Eso de la magnanimidad queda muy bien en los monarcas pero no procede en un representante democrático. Aparte de que realmente no puede ser magnánimo, claro, porque haga lo que haga la ley se va a aplicar: esa magnanimidad impostada y electoralista es lo que debe denunciarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s