¡Viva la autonomía!

 

Habla hoy Arcadi Espada sobre Carles Sastre, este hombre minúsculo, y sobre la amnesia de sus entrevistadores. La segunda de las entrevistas que menciona pueden verla aquí; sí, es fastuosa la formalidad del entrevistador con las rehabilitaciones del entrevistado. Cuántas veces no lo son en otras ocasiones en las que el ruido y la furia transmigra incluso más allá de la muerte y contagia a los descendientes.

Dice Arcadi algo que me parece crucial:

Lo extraordinario es que en las dos entrevistas se trató de política y, más concretamente, de separatismo. Un contexto donde la mención del asesinato aún cobraba más sentido: Sastre mató a un hombre y militó en una banda terrorista por las mismas razones que ahora firmaba el manifiesto favorable a la continuidad de Mas.

Hay una cuestión colateral no muy importante, pero que resulta, en este contexto, sarcásticamente procedente.

He encontrado y leído la sentencia dictada por el Tribunal Supremo que ratificó la condena de Sastre y la previa que ratificaba la condena de otros de los partícipes en esos mismos hechos.

En ambas, los abogados de los reos argumentaron que se les debía aplicar la ley de amnistía de 15 de octubre de 1977.

Esa ley, en su artículo primero decía:

I. Quedan amnistiados:

a) Todos los actos de intencionalidad política, cualquiera que fuese su resultado, tipificados como delitos y faltas realizados con anterioridad al día quince de diciembre de mil novecientos setenta y seis.

b) Todos los actos de la misma naturaleza realizados entre el quince de diciembre de mil novecientos setenta y seis y el quince de junio de mil novecientos setenta y siete, cuando en la intencionalidad política se aprecie además un móvil de restablecimiento de las libertades públicas o de reivindicación de autonomías de los pueblos de España. (…)

Como puede verse, todos los actos anteriores al 15/12/1976 quedaron amnistiados. En esa fecha tuvo lugar el referéndum de la Ley para la Reforma Política que abrió pasó a las primeras elecciones democráticas y a la redacción de la Constitución Española.

La segunda de las fechas, la del 15/6/1977, fue la de las primeras elecciones generales.

Los actos que quedaron amnistiados entre la primera y la segunda de las fechas exigían que el móvil del crimen lo fuese el restablecimiento de las libertades públicas o la reivindicación de autonomías “de los pueblos de España”.

El asesinato de José María Bultó tuvo lugar el 9/5/1977.

Sastre, como otros de los autores del asesinato de José María Bultó, estaba en prisión y fue puesto en libertad por aplicación de dicha ley. El Gobierno decidió recurrir esa decisión judicial, pero Sastre y el resto fueron avisados (al parecer por una periodista) y escaparon a Francia. La amnistía fue revocada, por cuanto el móvil no era la autonomía, sino la independencia.

Esto es lo divertido. Los abogados de los acusados, en los dos juicios y en los dos recursos, alegaron que el delito sí había sido amnistiado. El argumento dado fue que hasta la Constitución Española (posterior en un año a la Ley de Amnistía) autonomía podía equivaler a independencia.

Dice el Supremo:

… al no concederse al inculpado el beneficio de amnistía a que cree tener derecho, aludiendo a que, si bien a partir de la Constitución de 1978 puede distinguirse entre los conceptos de «independencia» y de «autonomía», en octubre de 1977, cuando se promulga la Ley de Amnistía, en modo alguno puede decirse que exista política o jurídicamente acuñado el término de autonomía.

(…) Indudablemente, el secesionismo del complejo unitario del Estado español, con ánimo de erección de un país independiente, no puede parificarse a la intención reivindicativa autonómica a que alude la Ley citada. El acusado y recurrente pertenecía al Ejército Popular Catalán para la liberación de los Países Catalanes, rama o brazo armado del Front Nacional de Catalunya que propugnada la independencia.

(…) Ha de recordarse que en la fecha de los hechos las libertades públicas se hallaban restablecidas por la Ley de Reforma Política de 4 de enero de 1977, y las autonomías en trance de promoción y creación, siendo restablecida la Generalitat en el propio año. El propósito de secesión o de independencia de Cataluña -resume citada sentencia de 1982- por la fuerza de las armas y mediante un ejército revolucionario no puede estar en el ámbito de la citada Ley de Amnistía, a no ser mediante una interpretación extensiva que repugna a toda medida de gracia y que indebidamente parifique autonomía e independencia. Que en el texto constitucional queden perfectamente definidos los conceptos de «autonomía» y «comunidades autónomas» – artículos 2, 3.2, 137, 143, etc.-, no supone que, con precedencia a la promulgación de la Constitución, se confundieran, tornándose sinónimos o equivalentes, los de «autonomía» e «independencia», cuando el proceso hacia el logro de las «autonomías», en su acepción propia y genuina, fue lento en su elaboración, siendo objeto de plurales sugerencias y anteproyectos y, desde luego, incurso en la dialéctica de la transición política hacia la democracia, sin ambigüedades ni confusiones.

Uno comprende al abogado. Cuántas veces he intentado yo cosas tan absurdas como esta. Incluso uno comprende al hombrecillo Sastre, que se jugaba el cuello. Lo divertido es que el proclamado histórico del independentismo combativo, ese hombre ideal, el preso político catalán de más larga trayectoria, tenga ese agujero en su biografía. Que no se levantase en su juicio y dijera: “¿que no sabía yo que mataba por la independencia de Cataluña? ¡Aparten de mí a ese abogado!”

Esta sería una buena pregunta para Sastre: si no ha devenido independentista desde el autonomismo que proclamaba su abogado cuando pedía la amnistía para sus crímenes.

Ya saben, sería otro producto más de la fábrica de independentistas.

Por cierto, esa argumentación —por llamarla de alguna forma— del abogado es, despojada de las costras del tiempo, la misma que tantas veces aflora en los que dicen que se van, que se están yendo, pero que nunca se van del todo.

A ver si todos van a ser autonomistas como Sastre.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s