Libertad religiosa

 

Leo a @kikollan decir que el cree en un Estado aconfesional, que piensa que está feo protestar en una iglesia, pero que no lo castigaría con una pena grave.

Yo soy partidario de un Estado laico. Un Estado para el que las creencias religiosas de sus ciudadanos le sean absolutamente indiferentes. Al margen de esto, en cuanto a los otros dos puntos, creo que es interesante distinguir entre la libertad religiosa y la blasfemia. Y lo más importante, ser concretos.

Estos son los artículos del Código Penal que se refieren al asunto en cuestión:

Sección 2.ª De los delitos contra la libertad de conciencia, los sentimientos religiosos y el respeto a los difuntos

Artículo 522.

Incurrirán en la pena de multa de cuatro a diez meses:

1.º Los que por medio de violencia, intimidación, fuerza o cualquier otro apremio ilegítimo impidan a un miembro o miembros de una confesión religiosa practicar los actos propios de las creencias que profesen, o asistir a los mismos.

2.º Los que por iguales medios fuercen a otro u otros a practicar o concurrir a actos de culto o ritos, o a realizar actos reveladores de profesar o no profesar una religión, o a mudar la que profesen.

Este artículo es irreprochable: defiende la libertad de la gente de profesar una religión.

Artículo 523.

El que con violencia, amenaza, tumulto o vías de hecho, impidiere, interrumpiere o perturbare los actos, funciones, ceremonias o manifestaciones de las confesiones religiosas inscritas en el correspondiente registro público del Ministerio de Justicia e Interior, será castigado con la pena de prisión de seis meses a seis años, si el hecho se ha cometido en lugar destinado al culto, y con la de multa de cuatro a diez meses si se realiza en cualquier otro lugar.

Este artículo es indiscutible y su diferencia penológica es razonable: si se produce en un lugar de culto es mucho más grave. En otro caso, sería el equivalente a impedir, por ejemplo, una manifestación o reunión. No obstante, quizás debería incardinarse, en este segundo caso, precisamente dentro del 514 del código, que persigue a los que impiden o perturban el derecho de manifestación o reunión.

Artículo 524.

El que en templo, lugar destinado al culto o en ceremonias religiosas ejecutare actos de profanación en ofensa de los sentimientos religiosos legalmente tutelados será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año o multa de 12 a 24 meses.

Este artículo, en mi opinión, afecta también a la libertad religiosa. Los que profesan una religión tienen derecho a no ser perturbados, en los espacios cerrados destinados  al culto y visiblemente señalizados como tales, por aquellos que no profesan esa religión o incluso la creen perniciosa. ¿Es esta una pena elevada? Esto siempre es discutible, pero en mi opinión no. Es la pena del delito contra la integridad moral, el de la ocupación con intimidación de una vivienda ajena, del allanamiento de morada sin violencia. En cualquier caso, no comprendo que la gente considere lícito que la protesta dentro del lugar de culto no sea delito. Es como hacerla en el local de una asociación o en el salón de tu casa. Y la profanación dentro del lugar de culto en mi opinión siempre supone una perturbación por vía de hecho.

Artículo 526.

El que, faltando al respeto debido a la memoria de los muertos, violare los sepulcros o sepulturas, profanare un cadáver o sus cenizas o, con ánimo de ultraje, destruyere, alterare o dañare las urnas funerarias, panteones, lápidas o nichos será castigado con la pena de prisión de tres a cinco meses o multa de seis a 10 meses.

¿A alguien le parece mal penar esta conducta? Lo digo por no extender los argumentos innecesariamente.

Verán que falta un artículo. Es el 525. Dice así:

Artículo 525.

1. Incurrirán en la pena de multa de ocho a doce meses los que, para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican.

2. En las mismas penas incurrirán los que hagan públicamente escarnio, de palabra o por escrito, de quienes no profesan religión o creencia alguna.

Este artículo, en mi opinión, es un disparate. No defiende la libertad religiosa, ya que el que, por ejemplo, blasfema, no impide a nadie rezar en una iglesia ni le perturba en el ejercicio de su libertad. En cuanto a la referencia a la vejación pública, debería desparecer, ya que si esa vejación es delito, debería serlo en los mismos términos en los que lo es la vejación a alguien que es carnicero o se dedica a la acupuntura.

El número 2 es absurdo al cubo. Se trata de una engañifa incluida para parecer equidistante. NO SE PUEDE HACER ESCARNIO DE LOS QUE NO PROFESAN RELIGIÓN. ¿Qué les vas a llamar? ¿Ateos? ¿Vas a reírte de su “no-Dios”, de sus “no-mandamientos”, de sus “no-preceptos y dogmas”?

Más aún, este artículo, en todos sus apartados, sí afecta directamente a la libertad de pensamiento y expresión. Cuando protegemos las creencias religiosas hasta ese punto y sus objetos espirituales inexistentes (quién niegue esto que me demuestre que existen) estamos limitando la libertad de los otros a negar su existencia e incluso a mofarse de esa idea. El derecho penal solo debe proteger a las personas, no debe proteger las creencias de las personas. Si yo me río de las creencias de alguien, no me río de esa persona. La legitimación está clara: solo un ente existente, sujeto de derechos, puede reclamar su dignidad en un tribunal. O, en su caso, si se trata de un menor o un incapaz, quien lo represente. Mientras Dios o Alá o la Virgen o el Espíritu Santo o el Mahdi o Buda o la Dama del Lago no se presenten personalmente en un juzgado para demandarme por mofarme de ellos, nadie debería poder castigarme por hacerlo. No existe libertad de pensamiento y expresión de ideas si no se está de acuerdo con esto.

Otra cosa es que la crítica se pueda hacer de forma más articulada o con mejor o peor gusto. Lo cierto es que no castigamos el mal gusto. Tampoco el mal gusto de los que profesan religiones y defienden preceptos que nos parecen a algunos idiotas en grado sumo. Esto a veces se olvida. La tolerancia con el pensamiento ajeno también implica tolerancia con el que cree que lo que piensas es una sarta de sandeces.

Te lo diga o no.

Anuncios

10 comentarios en “Libertad religiosa

  1. Buenas tardes

    Tiene usted toda la razón cuando dice “El derecho penal solo debe proteger a las personas, no debe proteger las creencias de las personas”. El artículo 525 no tiene ni pies ni cabeza en un Estado laico. La libertad religiosa debe ser privada y tener un carácter negativo, es decir, que no me puedan impedir su ejercicio. Pero en el caso del escarnio o las blasfemias hay que decir que el mal gusto no delinque.

    Enhorabuena y gracias por su blog.

  2. En efecto: el mal gusto no es delito en nuestra legislación. Por tanto, el padrenuestro blasfemo en el Ayunt. de Barcelona es mal gusto a tope pero a quien no le guste que pase de ñel, Y punto pelota

  3. Buena entrada, muy clarificadora. Sólo una duda: ¿no podría aplicarse al ultraje a los muertos el mismo argumento que a la blasfemia: “Si al cadáver le molesta que le ponga una nariz de payaso y la suba a Instagram, que me demande él”?

    Un saludo cordial

  4. Shutter: la conducta penada siempre implica un daño a bienes ajenos y además se refiere a los restos de alguien que sabemos que existió. El muerto sí podría haberlo hecho (demandar o denuncia); yo digo que Alá no, porque Alá no existe. En el caso de delitos contra el honor, durante un tiempo se discutió incluso la posibilidad de la injuria al fallecido. La solución final ha sido negativa, pero en el caso del 526 hay, como digo, siempre más que una lesión de palabra: hay un daño a bienes ajenos, daño que se castiga especialmente por la naturaleza de esos bienes: antiguos seres humanos.

  5. Me ha gustado mucho el artículo. Claro y documentado. Soy fan de la frase: «quién niegue esto que me demuestre que existen».

    Lo cierto es que esta etapa de la historia se conocerá, quizá dentro de 1.000 años, como el periodo de transición hacia el laicismo. Pero algunos se olvidan de que hay un mañana.

  6. Tsevan:

    “…la conducta penada siempre implica un daño a bienes ajenos y además se refiere a los restos de alguien que sabemos que existió”.

    Sabemos que existió, en efecto, como sabemos que ya no existe. Ya no puede ofenderse, por lo tanto, ni preocuparse por su honor. Si alguien pusiera un cartel sobre mi cadáver que dijera “Esto es una basura” y subiera una foto a Facebook, no sería esencialmente distinto a que hiciera eso mismo con mi coche. La ley, sin embargo, establece una diferencia en el caso de los restos humanos que, desde un punto de vista estrictamente racional y objetivo, parece poco defendible. Entra, por así decirlo, en un terreno supersticioso, vagamente místico, donde en cualquier momento podemos encontrar con la sacralidad del cuerpo humano y conceptos similares.

    Un saludo cordial

  7. Aunque nos pueda parecer desfasada, según dices el artículo 525 establece como delito el mofarse de las creencias de otra persona o de las no creencias. Según eso, seria delito lo de la ya olvidada poeta, no?

  8. Buenos días

    Creo que en el caso del artículo 526 hay dos aspectos: uno, la destrucción o el acceso no autorizado a propiedad ajena (lápidas, tumbas, nichos, etc); dos, el respeto a los muertos, que creo que debe ser un bien jurídico protegido en este caso. La humanidad lo ha hecho desde la noche de los tiempos. No se trata del honor de los muertos, sino del respeto a su cadáver, que en mi opinión es muy diferente de un coche. Creo que se trata de cierta sensibilidad humana, que será irracional, pero que yo la tengo al menos, y espero que la mayoría de los seres humanos también.

  9. He visto que el art. 524 CP, por el que ha sido condenada Rita, fue modificado en 2003 (gobierno Aznar), concretamente para aumentar la pena. Coindido con usted: deróguese el art. 525 CP y mántenganse los demás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s