Démonos fraternalmente la paz

 

En esta web aparecen el manifiesto y los firmantes del manifiesto que pide la excarcelación de Arnaldo Otegi.

Yo creo que se puede ser decente y pedir la liberación de Otegi. Otegi está en prisión por pertenencia a ETA, como consecuencia de una sentencia del Tribunal Supremo que rebajó la condena anterior impuesta por la Audiencia Nacional (que era de diez años) a seis años. Esa sentencia cuenta con dos votos particulares; uno de ellos consideraba que debía juzgarse de nuevo a los acusados, por falta de imparcialidad del tribunal; el otro voto particular se inclinaba directamente por la absolución.

Ahí están la sentencia y sus argumentos. Esencialmente se basa en algo tan complicado como determinar si Otegi (y los otros encausados) obedecían una estrategia diseñada por ETA en un momento en el que ETA no pensaba disolverse o si esa estrategia fue independiente y ETA quiso instrumentalizarla. El tribunal opta por lo primero y explica por qué. En esto, muchos caen en la falacia post hoc ergo propter hoc y creen que porque Otegi liderase una supuesta vía política y que, con posterioridad, ETA anunciase el cese de su actividad terrorista, eso implica que aquella no fuese una estrategia de ETA dentro de su actividad terrorista. Es una falacia porque ETA siempre quiso politizar su actividad terrorista. Siempre habló de conflicto, de presos políticos, de guerra, de actividad armada, de gudaris. Y, sin embargo, desde el establecimiento de la democracia en España, cualquier persona con dos dedos de frente debería saber que todo eso es bullshit, pura propaganda para engañar a los incautos. La derrota de ETA, y el certificado de fallecimiento que se dieron ellos mismos, no fue resultado de ninguna “conversión”. Fue resultado de los hechos, tan tozudos ellos, que terminaron penetrando en la impermeable mente de ese montón de tarugos criminales que tanto daño han hecho a tantas personas y a este país, en general.

No obstante, estamos en 2016. Y yo puedo comprender que alguien, a la vista de las cosas, crea sinceramente que la sentencia fue injusta y que Otegi, miembro de ETA que lo fue durante más de una década, y condenado por secuestro, debe salir de prisión. Y creo que se puede ser decente y defender esto.

El problema, para mí, es que no creo que se pueda ser decente y defender eso sobre la base del relato de ese manifiesto concreto. Quien lo firma o es un perfecto ignorante de lo que es ETA o es alguien que cree que España no es (o ha sido, supongo que ahora ya empieza a serlo para ellos) una democracia, que es cierto que los etarras practicaban la “lucha armada” y que cree que hay dos bandos, equiparables moralmente, que han provocado dolor y sufrimiento.

Este es el impresentable manifiesto. Entre corchetes mis comentarios:

LIBERTAD PARA ARNALDO OTEGI; PRESOS VASCOS, A CASA [¿También los condenados por asesinatos múltiples?]

Hace ya cinco años el movimiento independentista vasco [la organización terrorista ETA] abrió un profundo [es imposible que fuera profundo] debate sin precedentes [falso: en el comienzo de la democracia, muchas personas que habían pertenecido a ETA, abandonaron la organización terrorista y participaron activamente en política, sin ningún problema -corrijo, algunos con problemas causados precisamente por ETA- beneficiándose además, en muchos casos, de la ley de amnistía] que concluyó con una apuesta inequívoca [falso: ETA aún no se ha disuelto y entregado sus armas] por vías exclusivamente [¿exclusivamente? ¿quiere decir que antes, además de terrorismo, realizaban actividades pacíficas y democrática? ¿no se dan cuenta de que una organización terrorista tiñe todo lo que hace de terrorismo y crimen?] pacíficas y democráticas, renunciando a la violencia [al crimen] en su reclamación del respeto a la autodeterminación del País Vasco [parece olvidarse del paraíso leninista que exigían], y con una disposición nítida [“nítida”, “inequívoca”, pero ETA no se ha disuelto], a cerrar totalmente [es decir, a hacer borrón y cuenta nueva, olvidando las consecuencias de sus crímenes], por medio de la palabra y el diálogo, el largo conflicto violento [no hay un conflicto: hay una serie ininterrumpida de crímenes, cometidos por una organización terrorista para conseguir su objetivo totalitario] que ha asolado la región [¿la región?; no, hombre, no, la región, no. Ha matado, asesinado y torturado a ciudadanos en toda España. Son personas, no son piedras, cabos y ríos] desde hace décadas.

En octubre de 2011, ETA respondía positivamente al llamamiento realizado desde la Conferencia Internacional de Aiete (San Sebastián) que le demandaba el cese definitivo de su actividad armada de más de 50 años y la apertura de un proceso de diálogo [la lógica absurda de este párrafo: ETA estaba derrotada, ¿cómo no apuntarse al “diálogo” e intentar sacar algo, una vez más, como siempre intentó?] .

El Premio Nobel de la Paz [como si ser premio Nobel de la Paz lo invistiera de sabiduría inatacable] Desmond Tutu señaló a Arnaldo Otegi, en su día portavoz de Batasuna y hoy secretario general de Sortu [y miembro de ETA y condenado por secuestrar a un ciudadano], como “el líder de este proceso de paz”. Efectivamente, Otegi fue el dirigente más destacado entre aquellos que propiciaron en las fuerzas independentistas el debate sobre la necesidad de apostar por la palabra para solucionar todo conflicto [Aunque fuera cierto, esto no limpia sus crímenes anteriores]. Su apuesta por vías exclusivamente pacíficas y democráticas fue respondida con su arresto, en octubre de 2009, y con su posterior condena a más de seis años y medio de prisión por pertenecer a la organización política Batasuna, ilegalizada previamente por el Gobierno español [Falso: fue detenido y condenado por pertenecer a ETA y ejecutar sus órdenes. ETA después de octubre de 2009 volvió a asesinar en Francia].

Desgraciadamente, el fin de la actividad armada de ETA, que ha mostrado su disposición a un proceso de desarme y de diálogo y reconciliación [la propia frase admite que ETA, la fallecida ETA, quiere ser enterrada con algún honor, con alguna justificación] que tenga en cuenta el dolor de todas las víctimas [esta frase equidistante es vomitiva. ETA es la única que no puede hablar del dolor de nadie, porque es la principal responsable. Todas las víctimas del terrorismo son víctimas de ETA. Incluso las víctimas del terrorismo de Estado son víctimas de ETA —sin que esto excluya que del terrorismo de Estado sean primeros responsables los que lo cometieron y deban ser castigados—]  no ha traído consigo todavía respuesta positiva alguna por parte del Estado español [¿Qué respuesta quieren? ¿Que nos saltemos la ley? ¿La ley democrática votada por los representantes democráticos del pueblo español y aplicada por los tribunales españoles y, a veces, reformada en esa aplicación por tribunales supranacionales?] .

Arnaldo Otegi, cuyo caso ha sido recurrido ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos [que se acate su sentencia], se encuentra en una prisión española alejado de sus familiares y amigos [se encuentra ahí porque fue condenado por ser miembro de una organización terrorista]. Así están también cerca de 500 presos vascos relacionados con este conflicto [¿relacionados? Es asqueroso cómo evitan decir que están ahí por ser autores de terribles crímenes]. Dispersados en prisiones lejanas al País Vasco, frecuentemente incomunicados, esta realidad provoca, además, un castigo añadido a sus familiares, abocados a recorrer largas distancias para poder visitarlos.[Una política avalada por el Consejo de Europa y el TEDH como perfectamente respetuosa de los derechos humanos según se definen en los tratados]

Ante esto, pedimos la libertad inmediata del hombre que supo arriesgar por la paz y la democracia [¿arriesgar por la paz y la democracia alguien que ha sido miembro de ETA, que comulgó durante décadas con el terrorismo etarra y que defiende un discurso equidistante en el que las víctimas del terrorismo son una especie de precio o contrapeso justificado por un “conflicto” que ellos mismos crearon?], de quien apostó por la palabra cuando parecía que nadie lo haría [Vamos a ver: lean su primer párrafo, por favor, que no está tan lejos]. Su liberación y el final de la política de alejamiento, como paso previo a la excarcelación temprana de los presos vascos, son pasos necesarios para poder alcanzar una paz justa y duradera en la región [Es decir, no renuncian al terrorismo y siento decirlo, pero esto sí es ETA: pagar un precio por la “paz”. Que la “paz” solo sea justa excarcelando “tempranamente” a personas que han cometido terribles crímenes para logar una paz “justa”. ¿Justa? ¿Y qué me dicen de la palabra “duradera”. ¿Acaso si no se excarcela a los “presos vascos” volverán a las andadas? ¿Es eso?]

Por humanidad [puaj]. Por justicia [uno podría creer esto si no hubiese leído todo lo anterior]. Porque creemos en una solución sin vencedores ni vencidos [Esto no ha sido una guerra. Ya hay vencidos. Los cementerios españoles están llenos de vencidos. Esta frase es profundamente inmoral]. Porque apostamos por la paz [¿Y? La inmensa mayoría de españoles y vascos han apostado siempre por la paz y no se ponen medallas, ni reclaman regalos por dejar de matar. Ellos NUNCA mataron]. Por eso pedimos libertad para Arnaldo Otegi y el traslado de los presos al País Vasco.

Creo que algunas de las personas que han firmado esto son simples tontos útiles. Gente que cree que España es un lugar exótico, con una élite opresora y con sus románticos insurgentes en sus inaccesibles valles y montañas.

Solo así se entiende que asuman toda esa porquería.

Por los españoles que firman esto solo siento desprecio.

11 comentarios en “Démonos fraternalmente la paz

  1. Ciertamente el cúmulo de despropósitos atenta contra la inteligencia. Es curioso ver cómo emplean palabras y conceptos de una manera tan equívoca y falaz. Esto puede valer para acólitos, personas poco informadas o de de frágil memoria pero no para los recordamos que tuvieron muchas oportunidades para abandonar el asesinato y la extorsión y no ha sido hasta verse humillados cuando decidieron tomar el “camino de la paz y el diálogo”.

  2. Qué lástima recordar a Julio Anguita (comulgue uno con sus ideas más o menos) en la entrevista de Antena 3 de 1995: “Ese lenguaje (refiriéndose a unas declaraciones de Arzalluz) es peligrosísimo. ¿Cómo que “lucha armada”?. Tiro en la nuca, asesinato. Eso es lo que es y no puede llamarse de otra forma.”

  3. Durante años y para desactivar la reinsercción individual de sus militantes, ETA y sus servicios auxiliares han defendido el “derecho de los presos a cumplir integramente sus penas”. Estado debería garantizar ese derecho .

  4. Uno de los firmantes es un tonto útil desde hace muchos años. Da clase en la UCM desde hace décadas. Recuerdo cómo nos aleccionaba aquel Otoño con lo maravillosa que era Cuba: en las aulas y en la cafetería. Aquel Verano estuve en Cuba de vacaciones, le replicaba que de qué Cuba me hablaba porque lo que vi fue miseria y prostitución. Dijo que tenía la visión corta de una turista (amén de algo facha). También recuerdo su discurso sobre ETA y era todo lo contrario a lo que pone en el.manifiesto. Los tontos útiles suelen ser así: tanto da puta que virgen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s