Repartiendo culpas

 

He leído las dos cartas que se han cruzado Rivera y Rajoy, y hay en ellas algunas cosas curiosas que merece la pena comentar.

La carta de Rivera dice:

Como sabrás, en estos días pasados, Ciudadanos hemos alcanzado un acuerdo con el Partido Socialista para un programa de Gobierno Reformista y de progreso. Estoy convencido que las más de 200 reformas que se incluyen en este acuerdo reflejan las principales demandas que la Sociedad Española necesita y a las que los partidos constitucionalistas no podemos dar la espalda.

Es notable: omite que ese acuerdo lo es, además, para que sea presidente del Gobierno Pedro Sánchez. Extraño olvido el suyo.

He leído con atención el documento que me entregaste en nuestra última reunión, titulado “Cinco acuerdos para el consenso”, y comparto buena parte de las prioridades recogidas en él. De hecho, las cinco propuestas de vuestro documento están en consonancia con el contendido del acuerdo de gobierno.

Acuerdo de gobierno que implica que el presidente sea Pedro Sánchez.

Me gustaría reunirme contigo para comentar el documento de gobierno que te adjunto. Para ello sería bueno que pudiéramos mantener un encuentro antes del próximo debate de investidura.

Investidura de Pedro Sánchez.

La respuesta de Rajoy. Dejo de lado supuestas cortesías superfluas:

Me dices que has llegado a un acuerdo con el Secretario General del PSOE para votar su candidatura a la Presidencia del Gobierno. Tienes perfecto derecho a hacerlo.

Es gracioso. No, Mariano, no te lo ha dicho.

Espero que comprendas que yo no me sume a ese acuerdo, que no pueda suscribir ese contrato de adhesión y que, por tanto, no vaya a apoyar a tu candidato.

Entre otras razones, porque no he sido invitado por él a hacerlo. No hace falta que te recuerde todas las veces que él mismo ha dicho públicamente que no está dispuesto a pedir, ni a aceptar, el apoyo del Partido Popular, sino que está buscando -como tú sabes- el apoyo o la abstención de PODEMOS.

Me temo que lo que dice Rajoy es indiscutible. Rivera quiere reunirse con Rajoy para discutir un programa de gobierno del Gobierno de Pedro Sánchez, pero Sánchez no quiere reunirse con Rajoy para discutir ese programa. Y todos sabemos que reunirse con Rajoy supone poner sobre la mesa una obviedad: el PP tiene 32 diputados más que el PSOE. Por tanto, el presidente de ese Gobierno tendría que ser Rajoy.

Es más, su único objetivo -según él mismo ha señalado- es echar al Partido Popular del Gobierno.

Irrefutable. Lo ha dicho Pedro Sánchez y lo han dicho todos los mandamases del PSOE a los que he escuchado. Todos, sin excepción, insisten en que lo importante es el cambio y que el cambio implica que el PP deje de gobernar.

Y su programa no es otro que derogar toda la labor que el Gobierno ha llevado a cabo en estos últimos años y que, entre otras cosas, nos han llevado a ser el país que lidera el crecimiento y la creación de empleo entre las principales naciones de la Zona Euro.

Falso. El PP podría negociar perfectamente un acuerdo con el PSOE y Cs sobre la base del documento publicado, que es muy impreciso, pero que no contiene, en mi opinión, ningún obstáculo de tanta enjundia que lo haga imposible de asumir, al menos tras una negociación que aclare cuestiones y especifique más aspectos que se han remitido a comisiones, mesas y acuerdos futuros. Esto, además, demuestra hasta qué punto ambos partidos (Cs y PSOE) saben que el escenario más probable es el de nuevas elecciones: por eso su acuerdo es tan parcial, para que no se use contra ellos.

Comprenderás que, siendo el Partido Popular el más votado en España, se me haga muy difícil explicar a los votantes de mi partido -a los cuales me debo- que apoyo a quien no ha ganado, para derogar todo lo que mi Gobierno ha hecho y sustituirlo por el programa del PSOE.

Mariano, Mariano. ¿No has dicho mil veces que lo que defiendes es el interés de España por encima de intereses partidistas?

Sabes que siempre estoy a tu disposición, y dado que has leído mi propuesta y te parece interesante, espero que -si PODEMOS no acaba sumando su apoyo al tuyo para investir a Pedro Sánchez- podamos trabajar juntos en ese amplio Gobierno de coalición que te propuse tres días después de las elecciones y que te pareció muy razonable; cosa que yo te agradecí profundamente.

Obvio. Hay una diferencia esencial entre el PP y el PSOE: el PP sí ha invitado al PSOE a unirse a un gobierno de gran coalición.

Dicho esto, vayamos a lo esencial. Hay demasiado ruido, demasiados análisis, y un exceso de cronología que pretende, con una verborrea insufrible y un gran aparato escénico, ocultar cosas que son muy sencillas:

1.- El asunto de la investidura tiene una solución racional que, a la vista del documento firmado entre PSOE y Cs, resulta más evidente hoy: un acuerdo de gran coalición. En ese acuerdo, el reparto de poder debería ser proporcional, más o menos, al número de diputados de cada fuerza.

2.- El PSOE ha situado como su primer objetivo expulsar al PP del poder, pero pretende hacerlo sumando a la fuerza que lo modera frente a las otras fuerzas de izquierda. Lo hace porque esas fuerzas de izquierda mantienen posiciones inasumibles por ellos. Esto es importante: para el PSOE es más difícil el acuerdo programático con Podemos que con el PP. En cualquier caso, el PSOE ha escogido al PP como adversario.

3.- Esa posición sectaria del PSOE es la clave de la renuncia de Rajoy a la investidura. Nadie ha dicho que no quiera sentarse con Sánchez. Todos, salvo Cs, han dicho que no se sientan con Rajoy. Rajoy nunca ha estado en disposición de ganar una investidura en esas condiciones y no es culpa de él. Son los demás los que le tratan como a un apestado. Véase que Sánchez se reúne con ERC, por ejemplo, una fuerza que quiere romper España, pero se niega a discutir con Rajoy un posible acuerdo.

4.- Ahora, Cs plantea al PP que el acuerdo con el PSOE es asumible. Pero lo plantea obviando que es un acuerdo de investidura. Lo hace para centrar el debate en el texto y no en la postura sectaria del PSOE. Teatraliza, en suma. Y es comprensible que Rajoy diga “hablamos cuando fracase Sánchez”. Lo es porque entonces el candidato puede ser alguien del PP, siempre que el PSOE esté dispuesto a discutir su propio programa como programa de gobierno, pero con un candidato del partido más votado, partido que se necesita para una investidura “constitucionalista”.

5.- ¿Podría el PP, pese a todo, abstenerse? Sí, claro. Personalmente se lo agradecería. ¿Se le puede exigir o incluso culpabilizar de no hacerlo? No. Lean lo anterior y verán que el principal responsable es el PSOE. Incluso en lo más sensible, la corrupción, la postura del PSOE es mendaz. No solo porque sea un chiste que el PSOE eche en cara al PP la corrupción, sino porque un acuerdo a tres —que permita reformas, ya que habría una enorme mayoría absoluta detrás— con medidas concretas en materia de corrupción es la forma más sencilla de obligar al PP (y al PSOE, añado) a reformarse.

6.- También podría Podemos abstenerse, aunque, en el caso del partido de Iglesias, comprendo que no lo haga: sí hay una verdadera distancia entre las propuestas de Podemos y las del PSOE+Cs. La fundamental es que el compromiso con el déficit público de la UE que aparece en el documento va a hacer imposibles muchas de las medidas “sociales” propuestas por falta de financiación. De ahí que se hable de estudio, comisiones, mesas, expertos y demás. Mientras se estudia iremos viendo que no tenemos dinero, con el añadido de que, además, nos hemos comprometido a gastar cada vez menos y no más.

Insisto, todo lo demás es ruido. Teatro dirigido a la imposición de un relato y a repartir culpas. Comprendo que alguien diga que yo también reparto culpas y escribo un relato. Ahora, además de decirlo tendrá que dar argumentos. Ya anticipo: la cronología no es un argumento, porque la cronología es producto del pecado original del PSOE: no hablar con el PP y expulsarlo del poder a toda costa.

Si alguien me da otros argumentos racionales, estoy dispuesto a considerarlos. En estos meses aún no he escuchado uno digno de ese nombre.

 

Anuncios

26 comentarios en “Repartiendo culpas

  1. No estoy totalmente convencido de lo siguiente:

    “el PP tiene 32 diputados más que el PSOE. Por tanto, el presidente de ese Gobierno tendría que ser Rajoy.”

    Para empezar, una vez que PSOE y Cs llegan a un acuerdo, suman 8 escaños más que PP. El candidato propuesto por ambos tiene más apoyos. Por otro lado, ese pacto no especifica si PSOE y Cs van a ir en coalición o si Cs quedaría fuera del gobierno. Es un ejemplo de que se puede renunciar a cuota de poder con tal de poder sacar políticas adelante.

    Aparte de eso, si consideramos los escaños de cada partido como “expresión de la voluntad popular”, entramos en el terreno del Teorema de Arrow. No importa sólo cuanta gente le elegiría como primera opción, sino cuanta gente le elegiría como, segunda, tercera, … o como última. En definitiva, no sólo cuantos apoyos tienes, sino también cuantos rechazos. Y de estos últimos, por un motivo u otro, Rajoy tiene unos cuantos, mientras que Sánchez sea posiblemente el que menos rechazos genera. En un sistema parlamentario donde ya no hay sólo dos opciones principales, la lógica de “el más votado” deja de ser válida.

    No creo que esto sea un tema menor, ni meramente teórico. Al final se traduce en cuantos votantes ganaría o perdería un partido por asociarse o ceder más o menos poder a otro partido X. Además la situación no es simétrica entre ellos. Seguramente el PSOE perdería más votos apoyando al PP de los que el PP perdería por apoyar al PSOE. Incluso, le iría peor aceptando una medida si ésta procede de PP que si procede de Cs. Los rechazos también tienen que ver con la credibilidad que se de a un hipotético socio, y con otros criterios subjetivos y no siempre racionales. Como por ejemplo, tenerle manía a alguien.

    ¿Eso es sectarismo? Si, sin duda. Pero no (sólo) por parte del PSOE, sino de sus votantes (a los que Sánchez también se debe). Podemos llorar y desear que el mundo fuera de otra forma cuanto queramos, pero a día de hoy hay que trabajar con lo que hay.

  2. De acuerdo en todo con D. Tse. No se puede añadir nada sin ser redundante.
    ¿Detecto alguna errata?
    ” 1.- El asunto de la investidura tiene una solución racional que, a la vista del documento firmado entre PP (PSOE?) y Cs, resulta más evidente hoy: un acuerdo de gran coalición. ”
    “Nadie ha dicho que no quiera sentarse con Rajoy (Sanchez?). Todos, salvo Cs, han dicho que no se sientan con Rajoy”
    Enhorabuena por el análisis
    Pete Bondurant

  3. Demóstenes:

    Para empezar, una vez que PSOE y Cs llegan a un acuerdo, suman 8 escaños más que PP. El candidato propuesto por ambos tiene más apoyos. Por otro lado, ese pacto no especifica si PSOE y Cs van a ir en coalición o si Cs quedaría fuera del gobierno. Es un ejemplo de que se puede renunciar a cuota de poder con tal de poder sacar políticas adelante.

    ********

    Ah, pero es que ese acuerdo era también posible entre PP y Cs, pero es el PSOE el que lo impide.

    Por otro lado, Cs puede quedar fuera del Gobierno, pero es que tiene 40 diputados. El PP tiene 123.

    *********

    Aparte de eso, si consideramos los escaños de cada partido como “expresión de la voluntad popular”, entramos en el terreno del Teorema de Arrow. No importa sólo cuanta gente le elegiría como primera opción, sino cuanta gente le elegiría como, segunda, tercera, … o como última. En definitiva, no sólo cuantos apoyos tienes, sino también cuantos rechazos. Y de estos últimos, por un motivo u otro, Rajoy tiene unos cuantos, mientras que Sánchez sea posiblemente el que menos rechazos genera. En un sistema parlamentario donde ya no hay sólo dos opciones principales, la lógica de “el más votado” deja de ser válida.

    *********

    Ah, pero es que precisamente hablamos de por qué Sánchez rechaza a Rajoy pero querría su abstención (o eso pretende Cs). No es un rechazo evidente (como lo sería en el caso de PP respecto de Podemos). Lo gracioso es que el PSOE, con eso del rechazo, pretende lo mismo que ya pasó en el País Vasco, que el PP les permita gobernar y luego tratarlos como a apestados. Así, el rechazo se convierte en algo provocado, en una infamia política.

    **********
    No creo que esto sea un tema menor, ni meramente teórico. Al final se traduce en cuantos votantes ganaría o perdería un partido por asociarse o ceder más o menos poder a otro partido X. Además la situación no es simétrica entre ellos. Seguramente el PSOE perdería más votos apoyando al PP de los que el PP perdería por apoyar al PSOE. Incluso, le iría peor aceptando una medida si ésta procede de PP que si procede de Cs. Los rechazos también tienen que ver con la credibilidad que se de a un hipotético socio, y con otros criterios subjetivos y no siempre racionales. Como por ejemplo, tenerle manía a alguien.

    ¿Eso es sectarismo? Si, sin duda. Pero no (sólo) por parte del PSOE, sino de sus votantes (a los que Sánchez también se debe). Podemos llorar y desear que el mundo fuera de otra forma cuanto queramos, pero a día de hoy hay que trabajar con lo que hay.

    **********

    Estoy de acuerdo. Yo no he dicho que el sectarismo del PSOE sea irracional. Seguro que los dirigentes piensan en el coste electoral. Lo que digo es que el PSOE es el principal responsable y que, en esto, actúa con más sectarismo que el PP, pero se pretende echar a este la culpa de la falta de investidura (hoy mismo Rivera le pide al PP lo que no le pide a su “socio”, el PSOE, que no piense en las sillas).

  4. Lo he resumido en tuister así:

    Invitaron a MR a presentar una “moción de confianza” esperando que perdiéndola forzaran su marcha. Los presidentes de gobierno, se sabe, sólo presentan la moción de confianza si van a ganarla porque es una de las pocas formas que existen de removerlos de la silla. La salida de MR fue un stand by.

    PS ha contraatacado con una “moción de censura”. El día 1 será una investidura pero también un acto de campaña electoral y una especie de moción de censura. Veremos qué dice pero es difícil que el discurso se separe mucho de esos dos items.

    Lo cachondo es que pidan al presidente de gobierno que apoye la “moción de censura”, aunque sea por pasiva (abstención): a diferencia de una moción de censura real, la investidura/”moción de censura” tiene una segunda votación y sólo exige mayoría simple para tener éxito.

  5. Es cierto que es preocupante la aversión del PSOE a ni siquiera hablar con el PP, pero Rajoy renunció a intentar su investidura, y ahí estuvo su gran error. Con un pacto moderado con Ciudadanos hubiera puesto muy difícil al PSOE el no abstenerse, al menos, contando además con la intermediación de Rivera.
    Pero ni lo intentó, y no sabemos como hubiera acabado esa vía (quizá con otro candidato del PP, cierto). Habló en su momento de gran coalición pero, que yo recuerde, no llegó a concretar nada.
    Un placer seguir el blog.

  6. Yo lo veo todo como un claro juego partidista. Lo demás son excusas y discursitos de cara a la galería. No es bonito, pero así son las cosas.

    El PSOE tiene como prioridad llegar a la presidencia del gobierno, y eso implica no pactar con el PP (porque cómo iban a explicar que la presidencia fuera para ellos?). Les interesa para no PASOKizarse ni SPDizarse. Y por la importancia que tiene diferenciarse del principal rival para vender la propia “marca política”: “Fuego y cenizas” de Ignatieff creo que explica muy bien esto.

    La jugada de C’s es más complicada pero creo que les interesa todo esto porque, si sale bien, les permite estar cerca del gobierno y sobre todo porque posiblemente amplía su visibilidad y su potencial base electoral: la gente tiende a considerarles más de derechas de lo que son (la “marca blanca del PP” ¿recuerdan?) y con este acuerdo se ganan una pátina de centristas. Hasta @Egocrata empieza a mirar con mejores ojos a Ciudadanos.

    Rajoy quizás habría podido evitarlo lanzándose a saco a un pacto con C’s desde el principio. No sé si C’s habría aceptado, porque creo que les interesa más este acuerdo por lo ya señalado.

    En definitiva, creo que Sánchez le ha comido la tostada a Rajoy. Si la jugada no sale y se vota de nuevo, creo que PSOE y C’s subirán y tendrán más fácil gobernar.

    Me consta que la Verdadera Socialdemocracia (TM) está feliz :-).

  7. ederlezi, dice usted:

    “Con un pacto moderado con Ciudadanos hubiera puesto muy difícil al PSOE el no abstenerse”. ¿Cómo le iba a resultar difícil si ha hecho algo mucho más sectario: negarse incluso a hablar? Se habrían abstenido fácilmente y con gran alegría.

  8. Puede, Sámuel.

    Lo gracioso no es que tenga usted razón. Con un análisis así, yo no tengo problema. Digamos que yo hablo de mi libro: hablo de la moto y de la culpa. Y en parte, la culpa será un arma electoral. Pues eso es lo que digo: que hay una solución razonable y que si no se adopta es porque el PSOE, sin más razón que la partidista, no quiere.

  9. *********************
    Ah, pero es que ese acuerdo era también posible entre PP y Cs, pero es el PSOE el que lo impide.
    *********************
    El candidato, *por decisión de Rajoy* es Pedro Sánchez. Fue él quien cedió la iniciativa.

    Si es raro que un partido con más votos permita gobernar a otro, aun lo es más que alguien le haga el esfuerzo de negociar para acabar dándole la presidencia a alguien que rechazó intentarlo.

    *********************
    Lo gracioso es que el PSOE, con eso del rechazo, pretende lo mismo que ya pasó en el País Vasco, que el PP les permita gobernar y luego tratarlos como a apestados. Así, el rechazo se convierte en algo provocado, en una infamia política.
    **********************
    Estamos presuponiendo qué va a pasar. De hecho, creo que sucedería todo lo contrario, aunque sólo fuera por interés. No se pueden aprobar reformas constitucionales sin el PP y su mayoría en el Senado, y aprobar leyes con 123 votos en contra de partida se pone muy cuesta arriba. Nadie que quiera gobernar en este entorno se puede permitir tratar a nadie de apestados (y ojo, hay diferencia entre no tratar a alguien así, y tenerlo sentado en tu consejo de ministros, o aceptar su liderazgo; también hay cosas intermedias)

  10. PD: De todas formas, si alguien se lleva la palma en “el juego de la culpa” no es ni PP ni PSOE, sino Podemos.

  11. Se comenta mucho lo de la pérdida del derecho de Rajoy a presentarse por el hecho de que el Rey le ha pedido a Sánchez que lo haga. Yo creo que lo que el Rey haya hecho es algo que a todo el mundo le importa un pimineto. Si algo está quedando claro en estos meses es el papel meramente tramitario de la petición del Rey. Mañana perfectamente podrían acordar una Grossen e ir al Rey a decirle que volviera a pedir a Rajoy que forme gobierno. El Rey aquí me parece que pinta menos que nadie.

    Lo de que C’s y PSOE suman más que PP a la hora de proponer candidato ignora el hecho de que estos dos partidos no son una coalición, es decir, que lo que piden no es PP + (PSOE + C’s), sino PP + PSOE + C’s.

    Y por último. Desgraciadamente, la racionalidad debería gobernar los actos humanos y políticos, evidentemente. Pero no se puede olvidar que la razón empieza su imperio a partir de cierto nivel al que la mayoría de los votantes no llega. Y los partidos no viven de “razones”, sino de votos. Es lo que hay.

  12. Magnífico análisis, parcialmente en la línea de otro gran análisis de hoy, el de Agustín Valladolid en opinión de vozpopuli. Más allá, dos comentarios:

    1. El tancredismo funciona a veces, pero implica un peligro gravísimo: coloca al pasivo a expensas de que la otra parte tome una decisión correcta y/o con timing correcto. En ese caso, el tancredante pasa a rebufo de las decisiones de otro y, sobre todo, se revela como un inactor. El emperador no sólo está desnudo: está quieto en su silla, en mitad del ruedo

    2. Lo que me asombra de estos dos meses es que, para nuestra clase política, la realidad mundial, el Realpolitik, la globoeconomía, etc., no va con ellos. Cada vez hay más signos de una crisis con potencial cercano a la de 2008, si no es que mayor. Un país sin gobierno estable no puede tomar medidas de alcance para aminorar el tsunami de efectos negativos que llama a todas las puertas. Yo pensaba que, pasado un tiempo preceptivo, la crisis china y otras hierbas forzarían a una pequeña tournée de imposturas que acabarían en un anuncio tipo “por causa mayor y primando el interés de España…”. Pero no, llegaremos a Junio sin gobierno, quizás con la crisis rampante e impedidos para tomar medidas que impidan que el paro se dispare, que importantes empresas quiebren y que perdamos mucho más de lo andado desde 2008

    Y con el paro por las nubes, es evidente qué pescador haría su agosto

  13. A la Verdadera SD a partir de cierto nivel prestaría que Sánchez, tras la segunda votación negativa, fuera relevado. Un plan sería que Rivera presida la GORDA.

  14. ****
    Ah, pero es que precisamente hablamos de por qué Sánchez rechaza a Rajoy pero querría su abstención (o eso pretende Cs). No es un rechazo evidente (como lo sería en el caso de PP respecto de Podemos). Lo gracioso es que el PSOE, con eso del rechazo, pretende lo mismo que ya pasó en el País Vasco, que el PP les permita gobernar y luego tratarlos como a apestados. Así, el rechazo se convierte en algo provocado, en una infamia política.
    ****

    Con el puntito melodrramático de que el pp haga, en este caso, de pp y de pnv; todo en uno y por el mismo precio.

  15. Y la reforma inexcusable, anyway, sería reducir a la mitad estos plazos ‘españolazos’ que nos gastamos.

  16. “Ese acuerdo era también posible entre PP y Cs, pero es el PSOE el que lo impide”.

    No, rotundamente no. Y este es para mí el quid de la cuestión, el razonamiento en contra que usted buscaba, que ya le han dado algunos comentaristas anteriores y que ha despachado con una especie de argumento de pura lógica en el vacío, o al menos sobre una delgadísima cuerda floja: “¿Cómo le iba a resultar difícil [al PSOE, no abstenerse] si ha hecho algo mucho más sectario: negarse incluso a hablar?”.

    “Personalmente se lo agradecería”, dice usted refiriéndose a la eventual abstención del PP ante este pacto PSOE+C’s. Esa es precisamente la cuestión, el reproche que cabe hacerle al PP: que no nos haya situado ante la tesitura de desear que el PSOE se hubiese abstenido ante un pacto PP+C’s. Un pacto que sin duda hubiese variado sustancialmente el esquema de partida, como de hecho ha conseguido también este otro que ahora tenemos. Todo esto no es cronología, sino método.

    En otras palabras (en las suyas): ¿Podría el PSOE, pese a todo (pese al pecado original), haberse abstenido? Sí, claro. Y de hecho la inclinación general (o al menos la “constitucionalista”, valgan las comillas) hubiese sido exactamente la misma, si no aún más favorable, que la que ahora existe a favor de que “el otro” permita que ese pacto eche a andar. ¿Cree realmente que la posición del PSOE y de sus votantes ante un pacto PP+C’s equivalente en actitud y contenidos al que se ha firmado hubiese sido exactamente la misma que ante un PP desnudo, sustancialmente continuista y sin la menor propuesta visible más allá de un genérico, indefinido y absolutamente obligado (a la fuerza ahorcan) llamamiento a la gran coalición?

  17. Albert

    Es comprensible la tentación de jugar al juego de las simetrías: y lo mismo es uno que otro. La realidad es tozuda y no es simétrica. En parte por los comportamientos de unos y otro pero, sobre todo, porque no tienen los mismos diputados uno que otro.

    ¿Cómo se habría abstenido el Psoe ante un acuerto Cs/PP? Quiero decir, bajo qué línea argumental o relato. Recordemos que Pedro salió al minuto uno descartando la posibilidad de investir a Mariano y a cualquiera del PP; y siquiera de hablar. Eso públicamente. En privado, probablemente, también se lo dejara meridianamente claro a Mariano.

    ¿Entonces cómo se abstiene? Imagine que Cs/PP hubieran llegado a un acuerdo solos. Es mucho imaginar. Mariano está a la puertas de la investidura. ¿Cree que Albert Rivera le mandaría una carta a Pedro pidiéndole que se abstenga? Yo creo que no; simplemente porque Mariano no le pediría que mandara tal misiva. A Mariano le interesaría ser él quien mandara la carta o quien llamara a Pedro a sentarse y alcanzar un acuerdo… simplemente porque tiene MÁS escaños que Pedro y debe mostrar tal condición. Y le interesaría tenerlo cerrado cuanto antes mejor. Mariano ha elegido la opción de tenerlo cerrado ANTES siquiera de que se considerara su investidura. Para Mariano la opción de presentarse a ver si el Psoe, magnánimamente, se abstiene en la segunda votación no ha sido una opción seria. Porque sería una posición débil.

    Casi todo lo contrario vale para Pedro, porque tiene menos escaños. Y, también, porque tiene otra opción: Podemos.

    Creo no obstante que todo esto es un rigodón. Después de la primera votación y de que empiece a contar el plazo de los dos meses será otra cosa.

  18. Albert, no.

    Se centra usted en lo que yo agradecería al PP como si eso tuviese importancia. Es muy socialdemócrata eso 🙂

    Yo me centro en la responsabilidad de los que sí tienen la capacidad de decisión. Son ellos los que crean las condiciones de partida. Es el PSOE el que, con su negativa incluso a sentarse a escuchar (incluso a eso, tratando a los del PP como a los de Bildu) crea el escenario. Pensar que, con un sectarismo así de partida, un acuerdo PP+Cs podría suponer un cambio me parece totalmente ilógico.

  19. Albert Rivera serå el gran perjudicado de todo ésto. Su pecado: creerse mås listo de lo que realmente es. Una pena que se vaya a perder de esta forma tan repentina e inútil este esfuerzo centrista y europeo que significaba Ciudadanos. Quizás porque en resumidas cuentas en España no nos interesa ni el centro político ni Europa.
    En todo caso el virus Podemos lo vamos a pasar tarde o temprano. España quiere darse el gustazo Podemos. Y no lo vamos a dar. Somos una nación ferozmente autodestructiva. Estos infantiles malabarismos actuales acaban en Podemos. Así que , estimados polítologos y analistas, preparar alma y hacienda porque de ésta no se va a salir sin quebrantos. Que el Señor nos coja confesaos !

  20. Esos programitas sociales para que la gente no pase frío en invierno no pueden financiarse porque el PSOE y Ciudadanos prefieren bajar el IVA cultural, no eliminar deducciones en el IRPF, etc Luego está el hecho de que los objetivos de déficit que marca la UE nos pueden situar de nuevo en una recesión.

    Las clasesmediasaltas no quieren aventureros en el gobierno pero tampoco quieren pagar impuestos para que los pobres no las pasen canutas. Mal plan si la gente que peor lo pasa también vota y son cada vez más. Pagaremos muy caro el populismo de Sevilla y compañía, Populismo que comenzó durante la época de Zapatero (bajando impuestos irresponsablemente, en plena burbuja) y que hoy quieren perpetuar.

    Mucha gente está empeñada en que Pablo Iglesias o alguien por el estilo antes o después alcance el gobierno. Y si te empeñas mucho, mucho, mucho en algo, pues al final lo consigues.

  21. Compraría su razonamiento si las negociaciones para formar gobierno partieran desde cero. Creo, sin embargo, que no tiene sentido hacer tabla rasa y obviar cómo ha gestionado el PP su mayoría absoluta esta última legislatura.

    Es cierto que desde un punto de vista práctico lo preferible sería que el PP llegara a un acuerdo con el PSOE, pero también es reseñable que, salvo C’s, ningún partido esté dispuesto a sentarse a hablar con este PP.

  22. *No solo porque sea un chiste que el PSOE eche en cara al PP la corrupción, sino porque un acuerdo a tres —que permita reformas, ya que habría una enorme mayoría absoluta detrás— con medidas concretas en materia de corrupción es la forma más sencilla de obligar al PP (y al PSOE, añado) a reformarse.*

    Ya, Tse, será por leyes, medidas o mayorías absolutas. De todo andamos escasos. También Sepp Blatter ofrecía nombrar independientes y limpiar la FIFA, con él al frente.

    Es como si todos hubiéramos perdido el olfato. Mariano Rajoy y ese PP es tóxico para cualquier político que se acerque demasiado.

    Seamos sinceros, la culpa primigenia es la nuestra. Deberíamos haber votado con entusiasmo y en suficiente número a bandas organizadas bajo la apariencia de Gobierno. Lean Valencia o Andalucía. Todo lo demás es un lío.

  23. S, el PSOE es tan corrupto como el PP. Y no creo sinceramente que el PSOE diga no al PP por la corrupción. La corrupción la usa el PSOE como excusa. Pero, insisto, si el asunto es reformar carga la mano en eso, coloca al PP en trance de retratarse. Incluso, plantea que puede haber acuerdo sin Rajoy, con alguien nuevo al frente. Nada de esto ha hecho el PSOE. En serio, es obvio que la corrupción se ha convertido en una excusa. Por otra parte, recuerde, el PP tiene 123 escaños y mayoría absoluta en el Senado. Incentivarlos para cambiar rumbo implica contar con ellos.

  24. Algo más: las medidas del pacto PSOE-Cs sobre corrupción no están mal, pero nos queda mucho por cambiar. Y los nuevos van a caer pronto en prácticas de los viejos. De hecho, en Madrid y Barcelona, los podemitas y cía ya se están comportando como si fuera un cortijo.

  25. La actitud del PSOE ha sido clara desde el principio, y si en el PP no la han visto (la no comparecencia de Rajoy a la investidura da a entender que no son tan tontos) es que necesitan urgentemente de personal con algo de inteligencia. Lo malo del PP es que se plantea las cosas desde el punto de vista conyuntural y no desde el punto de vista de la lucha política. Hicieron sus números y empezaron a confiar en que los demás también estarían comprometidos con la gobernabilidad y el respeto a la institución del gobierno, pensando en que todos también piensan con su mentalidad gestora. No vieron que la oportunidad era mucho mejor de lo que parecía en un principio. Lo que tenía que haber hecho el PP desde el minuto 1 era provocar no 17 noes de Pdr, sino miles. Desde el primer momento tendrían que haber tenido una estrategia negociadora consistente en un bombardeo continuo e incesante de propuestas a los dos partidos pero no en una mesa negociadora, pues era previsible que el PSOE no se sentaría, sino desde los medios. Una correcta dosificación de propuestas y manos tendidas que hubiera obligado a Pdr a decir “no” varias veces al día. Dos ruedas de prensa diarias del PP ofreciendo cosas (no tienen por qué ser cosas importantes. Podrían haber sido gilipolleces como las diputaciones) cada vez más apetecibles, hasta finalizar con un apoyo al PSOE en las comunidades y ayuntamientos donde esté con Podemos a cambio del voto en la investidura. Los miles de “noes” de Pdr sí que lo hubieran retratado.

    En cambio, ¿qué hicieron?. Nada de nada. Ni hablar con ciudadanos, ni con Pedro, ni con nadie. Esperando medrosos que pasara algo. Si algo le falta al PP es más inteligencia política, que no tiene ninguna. Un partido es un instrumento de poder, no una asociación profesional, que es lo que parece el PP.

    A mí, lo de la corrupción me parece algo casi anecdótico. Creo que es un problema mediático, como tantos otros. Mientras se pueda ir por la calle tranquilamente sin temer que la policía te detenga y tengas que darles 50 euros si no quieres dormir en el calabozo, mientras renovar el DNI no suponga tener que darle 5 euros al funcionario para que lo haga y mientras el empleo público mantenga los principios de mérito, igualdad y capacidad, que los mantiene de momento, a la espera de que Podemos se cargue el sistema y volvamos a las cesantías, viviremos en un país razonablemente democrático (que es, básicamente, saber a qué atenerse sin que ello dependa de a quién tienes delante).

    El cabreo de la gente es algo inducido, igualmente. Hemos vivido tiempos mucho peores y no a aparecido ningún cabreo. La gente siempre ha tirado para delante sin esperar que viniera nadie a hacerle justicia. Ahora hemos cambiado a la gente por “la gente”. No auguro nada bueno. Sobre todo para los equidistantes. O sus hijos de puta o los nuestros. No hay más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s