Vigas transversales

 

Las elecciones ya habían empezado el 21 de diciembre de 2015, una vez que el PSOE decidió no sentarse a hablar con el PP (única alternativa realmente viable), por lo que desde entonces la mayor parte de lo que hemos visto ha sido teatro.

Lo gracioso es que, cuando ayer El Mundo publicó esta noticia  …

EM1

… vi a mucha gente poner el grito en el cielo. Los malvados peperos, decían, van a romper puentes con sus aliados naturales, en un comportamiento suicida que solo se explica por una cerrazón estúpida, criminal y corrupta.

Es gracioso por dos razones: la primera, que la estrategia más lógica para el PP es la de intentar rebañar el voto útil (que en su caso es voto fundamentalmente de Cs) apelando a dos miedos: el miedo a Podemos-IU y el miedo a la parálisis derivada de un parlamento fragmentado. Miedos ambos que pueden funcionar, pues tienen una base real. No es raro, en consecuencia, que se planteen atacar a Cs. Otra cosa es que eso se haga de forma más o menos inteligente. Como tampoco es raro que Cs haga lo mismo para defenderse.

La segunda razón para mi descojone es la asimetría: tres días antes de que El Mundo diera esa noticia (que pongo entre paréntesis como todas las que salen en prensa, aunque me parezca verosímil) Libertad Digital dio esta:

EM2

Y es más gracioso todavía, si uno hace una visita al TL de Juan Carlos Girauta.

En él me encuentro estos tuits quejumbrosos:

Pero me los encuentro, compartiendo cama con estos:

¿Son o no unos cachondos estos de Ciudadanos, que se quejan de lo mismo que practican?

 

Anuncios

Un comentario en “Vigas transversales

  1. Lleva ud. toda la razón tanto en lo razonable de la estrategia como en la hipocresía de los de Rivera. Lo que yo me pregunto es cómo pueden no ser conscientes de que su estrategia está destinada a fallar o, en todo caso, a ser insuficiente y en el consiguiente retruécano hipócrita que sería sentarse a negociar y ya no digamos pactar.
    Aunque sin esperar mucho me viene a la cabeza una explicación que no por simple me parece menos válida: en estos días de militancia y banderas, ser consecuente y honesto no tiene demasiado valor en política.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s