Hablemos de España

 

Insisten mucho los podemitas y muchos periodistas y tertulianos en preguntar por qué se ha convertido Venezuela en el tema de las elecciones con la de problemas que tenemos. Y, ya puestos, nos dicen, ¿por qué no hablar de Bután, Burkina Faso o Arabia Saudita?

Esa pregunta, si es sincera, demuestra una enorme miopía. Cuando en España hablamos de Venezuela no estamos hablando de Venezuela, estamos hablando de España, y cuando hablamos de Grecia también hablamos de España. Esos países no están en la agenda por ciencia infusa. Los pusieron allí los máximos dirigentes de Podemos con sus biografías recientes, la financiación de las plataformas de las que nace su partido, su asesoramiento y con su propio discurso, tanto el de análisis supuestamente objetivo y alabanza de modelos y propuestas como el manifiestamente hagiográfico, con esas emociones poco contenidas, demostrativas de culto al líder bolivariano.

Esas personas que antes nos bombardeaban con Venezuela y Grecia ahora nos preguntan por qué queremos hablar de Venezuela y Grecia. Ahora que los que mandan en Grecia bajan las pensiones y privatizan lo que antes decían que era intocable. Es decir, cuando los que mandan en Grecia hacen aquello que incendió Grecia cuando los que ahora mandan eran oposición. Y ahora que ya no se puede ocultar la ruina económica y social, la crisis humanitaria, la conculcación de los derechos humanos y la deriva autoritaria del régimen bolivariano.

Yo no quiero hablar de Grecia y Venezuela más que de otros lugares. Si hablo más de ellos que del Congo, es porque no quiero que España termine convertida en una versión más del fracaso del populismo de izquierdas y del comunismo. Además, no hablamos de Cuba o Corea del Norte. Hablamos de los modelos que vendían hasta hace dos días los que ahora pretenden ser socialdemócratas nórdicos.

No ver que se da una alternativa entre partidos que no quieren acabar con el sistema y uno que ha tenido —mientras sus hechos no alcanzaron el tamaño del Everest— como modelo esa ruina concreta es estar completamente ciego.

Esa alternativa es, además, independiente de la responsabilidad de que estemos donde estamos. No digo que esto no sea importante. Lo es, naturalmente, pero es mucho más importante no pretender curar nuestros males poniéndonos en manos del hechicero.

Hablemos, pues, de España. Hablemos de Podemos y de sus dirigentes. De lo que han sido, de lo que han dicho, de lo que han defendido. Por suerte, podemos hablar de Podemos, de qué es Podemos, sin haber padecido aún la ruina, la miseria y la naturaleza liberticida de un gobierno de Podemos.

Anuncios

19 comentarios en “Hablemos de España

  1. Buenos días, Tsevanrabtan

    Di esta mañana con este artículo que habla más o menos de lo mismo que este “Hablemos de España”, solo que con otra perspectiva:

    https://otrosvendran.wordpress.com/2016/05/24/venezuela-y-el-lobo/

    Se lo traigo a colación por alusiones, ya que, en uno de tantos enlaces, le citan, casi al principio: Fragmento de “(y, según algunos…”. Con todo, no es del todo incompatible con lo que usted aquí esboza (que es un lado de la balanza). Solo que extiende el argumento a la parte contratante.

    Sobre la entrada actual: Solo quería agregar, sobre la cuestión de Venezuela y España que usted plantea, un juicio que no se aventura ni aquí ni el artículo que le he citado. Que Venezuela es un problema de España porque Podemos son españoles no puede dudarse. Que González y Zapatero viajen para allá tiene su sentido simbólico, porque son dos ex-presidentes de gobiernos socialistas. ¿Pero qué leches hace ahí Albert Rivera? Más allá de hacerse la foto, quiero decir. ¿Quién le ha dado vela en ese entierro?

    Saludos.

  2. Como ya dijera José Maria Aznar hace unos años, los tres grandes problemas de este pais son el paro, el despilfarro y la corrupción. Si algo tenemos todos los ciudadanos claro es que ninguno de ellos los ha generado PODEMOS y que tampoco la solución a estos problemas está en Venezuela.
    Cuando escuche por primera vez que Albert Rivera tenía pensado viajar a Caracas pensaba que se trataba de una broma. No quiero ni pensar en el disgusto que se va a llevar este hombre cuando descubra que los venezolanos no votan en estas elecciones generales. Creo que ha sido un error tactico bastante serio por su parte
    En España tenemos problemas más que de sobra como para ir impartiendo doctrina por el mundo. Por ejemplo tenemos un 28% de pobres y un 23% de paro. Y gente cobrando 400€ o 300€. Qué opinaran de ello nuestros admirados politicos? Sinceramente, a mi me interesa mucho más esto que la situación en Venezuela.

  3. Cada vez que un bobo sale en televisión hablando de que la poco presunta financiación de Kolemos es anterior a la creación del partido me sorprendo de que nadie le pregunte si de verdad cree que sin esa financiación, sin esos generosísimos aportes de dinero venezolano por la prestación de dudosísimos servicios, habría podido llegar a existir.

    No me apetece entrar en las consparanoias pero otra fuente de financiación, indirecta en lo económico pero muy directa y generosa desde otros puntos de vista, es la atención que a ese grupo de indocumentados se prestó en las televisiones: mención especial para un debate a cuatro al que no se invitó a los existentes UPyD e IU, que tenían más o menos representación (así como programa e ideas), pero sí a los noveles Ciudadanos y Kolemos.

    No me sorprendió que les hiciesen caso en las Elecciones €uropeas (también Chiquiliquatre llegó a Eurovisión), pero sí el mimo y la unción con que se les trató en España siendo que no eran nadie.

    Entiendo que en el cubil de Nachete Venezuela y Grecia sean eternos campos de batalla contra los espantajos a que la izquierda LOGSE echa la culpa de la ruina de España. Pero es que, claro, no pueden echársela a sus padres, y éstos a su vez tienen que buscar alguna cabeza de turco que les exonere de su responsabilidad en la política nacional de estos últimos cuarenta años de cruenta e implacable lucha contra el franquismo. Vamos: que en toda España es un clamor el que la culpa no es nuestra sino de Washington y de sus esbirros en Berlín o en Bruselas.

  4. Sexador de gárgolas: cuando una discusión no se centra en el análisis de nada, sino en los culpables con nombres y apellidos, puede usted dar por muerta toda profundización. Tanto más intensamente si “la culpa” acaba recayendo en los misterios de “la sociedad”, entidad tan abstracta que uno se sumerge en ella como en un pozo de brea.

    Solo las culpas directas (con frecuencia, a causa de las leyes) son admisibles. Lo malo de esas “culpas” es que se deben a normas, y no a agentes humanos concretos. Me dirá usted que el legislador, obviamente. Pero eso de poco valdrá, porque la solución no pasaría por culparle, sino por cambiar la ley.

    Sobre el asunto mediático financiero de “Kolemos”, como usted les llama (yo no lo había escuchado jamás), no entro. Excede los límites de mi conocimiento mundano.

  5. Podemos no ha generado los problemas anteriores, por que, entre otras cosas no existía, pero sus lideres han asesorado, ensalzado e inspirado en el modelo chavista, lo han defendido hasta que no ha habido manera de tapar que es un fracaso absoluto que los ha bajado al tercer mundo en unos pocos años, ahora quieren quitarlo de la agenda por que es la imagen clara de a donde pueden enviarnos sus ideas.

    ¿Tenemos problemas? nadie lo niega, pero solucionarlos por el método de enviarnos al tercer mundo, va a ser que no

  6. Hombre, Anónimo Máximo, su último comentario desmiente el primero.

    En especial si tenemos en cuenta que la base de la situación de lo que pasa en Venezuela (y en Grecia) son normas promulgadas por agentes humanos concretos desde un periodo de tiempo determinado y acotado. Es muy fácil saber quién es responsable de qué sin tener que recurrir al también abstracto e impersonal “legislador”. Y el problema es que desde 2014 a hoy, lo que antaño eran ejemplos a seguir y modelos en los que basarse, hogaño no sólo no lo son, sino que andan echando balones fuera que la cosa no va con ellos (o sueltan perlas tipo Garzón o Echenique).

    El asunto financiero del grupo es de sobra conocido, al haberse hecho a través de una fundación pública (CEPS) cuyas cuentas están a disposición de cualquiera. De cualquiera que quiera enterarse, claro.

    Sobre qué pinta Albert Rivera en Venezuela: lo mismo que Pablo Iglesias en Grecia cuando ganó Syriza. Posicionarse. Sacar tajada electoral.

    Y Sexador, lo del cubil de Nachete ha sido sublime.

  7. Hola Selectvs.

    Me ha entendido usted bien, pero del revés. Me explico: por supuesto que la causa de la ruina de Venezuela responde a muchos factores legales. Pero echo, precisamente, eso en falta en el discurso. Veo mucha acusación de que Maduro es muy malvado, y que “sus políticas” han destruido el país. No lo pongo en duda. Pero, ¿cuáles han sido esas políticas exactas? No me vale la respuesta de que usa el ejército para controlar el estado y de que ya no hay separación de poderes. Esa no es una “política”, sino más bien la perfecta “anti política”. Y tengo muchas dudas de que la asesoría de Podemos dijera: “Tú dedícate, Maduro, a destruir la separación de poderes, que luego el estado se gobierna solo”.

    Quiero decir que me cuesta concebir la rentabilidad de un plan político tan asombrosamente imbécil, y me gustaría conocer qué leyes y medidas exactas han sido las que han llevado el país a la ruina.

    En lo que respecta a Pablemos en Grecia: cuando fue no había elecciones en España. Acudió en un acto legal y oficial a apoyar a un partido de su misma cuerda política. Su interés era claro: solidarizarse con un aliado de la izquierda. Estaba situándose políticamente con respecto a la Troika. Pero NO entró a juzgar la política interior del país heleno.

    Albert Rivera: ha acudido a un mes exacto de nuevas elecciones. Acude para cuestionar las decisiones judiciales de Venezuela, y dudar de que se esté aplicando el Estado de derecho. No va allí, dice, por ideología política ninguna, sino por neutra “humanidad” y para “defender los derechos humanos”.

    Son acciones muy loables, pero NO son equivalentes al papel que desempeñó PIT en Grecia.

    Sería equivalente si Iglesias hubiera viajado a Polonia a decir que la reforma constitucional del partido de extrema derecha católico es una aberración. O a Francia para apoyar a los sindicatos contra la reforma laboral de Hollande.

    Estaría, como Albert Rivera, metiéndose donde nadie le ha llamado.

    Yo la diferencia la tengo muy clarita.

  8. No es verdad. Pablo Iglesias sí juzgó la política interior de Grecia y lo hizo con la intención -también- de dar una bofetada en cara ajena. Dijo que sólo Tsipras defendería a Crecía frente a Alemania, indicando el carácter lacayuno de todos los gobiernos precedentes, y por analogía de todos los gobiernos de España. No ha dejado de criticar la política interior de cualquier país europeo, y si no se centra en leyes concretas (que sí lo ha hecho), es por seguir explotando el discurso de vaguedades, que tan buen resultado le da.

  9. Hombre, hombre. Hasta un lego en asuntos iberoamericanos como yo conoce bien el socialismo bolivariano, el peronismo argentino, el indigenismo boliviano, el lulismo brasileño, el sandinismo nicaragüense… por no mentar a la madre Cuba. Todas ramas del mismo árbol con distintos matices de extremismo. Es una corriente en sí misma que se estudia con atención en otros lugares, tanto que el auge en Europa de tantos populismos bebe de estos países. No me lo invento yo. Sólo que por aquí no sólo se fueron por la izquierda y la ultraderecha (la de verdad) pega fuerte en el Norte.

    Desconozco todas las políticas concretas del chavismo. Me cuesta creer que alguien es tan rematadamente imbécil como para hacerlo todo mal y encima con malicia. Pero es un hecho que Chávez primero y Maduro después intentan perpetuarse en el poder buscando cambios constitucionales que les permita no tener que pasar por el trámite engorroso de elecciones presidenciales, si acaso legislativas. Y si gana la oposición, como acaba de ocurrir, no pasa nada porque tengo poder de veto y si se pasan un poco les mando a la Guardia Bolivariana. Todo legal, por supuesto. Por eso el fiscal que acusó a López huyó a España pidiendo asilo. Por eso a Nisman le mataron cuando se acercaba demasiado a CGK. Por eso Dilma casi se libra del impeachment. Y así. Las políticas imbéciles que han llevado a Venezuela, miembro de la OPEP (salvo Nigeria, ¿algún otro productor neto tiene tan graves problemas internos y de escasez?) los tienes para escoger: petróleo gratis o casi gratis a Cuba, tanto como necesite; gasto militar desbocado y una inflación galopante, como son muy bolivarianos y muy socialistas meten caña día sí y día también a tres de sus mejores clientes (Colombia, USA y España) y expropian (¡exprópiese!) empresas privadas para nacionalizarlas, como hizo Argentina con YPF o Evo quiso hacer con Red Eléctrica. Aquí todos los activistas celebraron ese triunfo contra el capitalismo opresor, pero luego nadie se preguntó por qué ninguna multinacional quiso invertir en esos países hasta que les aseguraron que no volvería a pasar, y con reservas. Pero si quieres más políticas imbéciles podemos mencionar los dos días laborables en el sector público para ahorrar energía (¡siendo productor de petróleo!) o el viernes de fiesta del sector privado, la nula capacidad de importación de bienes y balanzas de pagos, diplomacia (hoy salía que Chávez pagó a un agente corrupto del CNI para que fabricara pruebas de la intervención de Aznar en el golpe de 2002)… oiga, que aunque sea un gobierno socialista y bolivariano el mundo sigue girando alrededor y el hambre no se quita con discursos inflamados ni insultos a Miami.

    Cuando Pablemos fue a Grecia faltaban tres meses para las elecciones generales. Consúltelo, está en las hemerotecas. A lo mejor ese mes o dos de diferencia le convierte en algo inocuo, aunque a mí me parece que no. Y que yo sepa lo que está haciendo Rivera es “un acto legal y oficial” (o tan oficial como el que podía hacer Pabler en Grecia). ¿Y qué papel fue a desempeñar allí? Cerrar una campaña electoral, la griega. Electoralismo. Pero antes desde aquí apoyó muy fuerte la campaña del OXI. ¿Recuerda esa campaña y el ruido mediático que se generó aquí? Lo mismo no se acuerda porque como no sólo no sirvió para nada sino que se volvió en su contra, de repente es como si no existiera. Como todos los tuits de Pabler anteriores a 2014, están ahí (o estaban) pero es como si no porque lo importante para los suyos es lo que diga hoy y cambie mañana. Pabler ya sabe lo que es meterse donde no le llaman: en herriko tabernas, en el mausoleo de Chávez con una camiseta de las Panteras Negras (!), o en Hispan TV (“¿lo aprovechamos o no lo aprovechamos?”).

    Lo digo porque si tiene la diferencia tan clarita, lo mismo debería graduarse la vista.

  10. Selectvs:

    “Sobre qué pinta Albert Rivera en Venezuela: lo mismo que Pablo Iglesias en Grecia cuando ganó Syriza. Posicionarse. Sacar tajada electoral.”

    http://www.elconfidencial.com/espana/2015-09-18/pablo-iglesias-grecia-tsipras-syriza_1022821/

    Y sin embargo (mofas sobre gafas aparte), sin embargo, no me negará usted que el espacio mediático del viajecito de Pablemos a Grecia resultó absolutamente ridículo, toda vez que Grecia, para septiembre de 2015, era ya un cadáver sin pizca de rebeldía ni de nada. Varoufakis había escampado, Tsipras había traicionado a los griegos, la opinión pública había dejado bien claro que Grecia se merecía de todo, y un viaje a tal páramo solo podía suponer un paso atrás. Mezcla además usted este viaje con el 2014, cuando Syriza aún no estaba en el gobierno.

    Poca tajada electoral sacaría el señor Iglesias.

    Por otra parte, que el viaje de Iglesias me parezca una patochada, no quita que el de Rivera me siga pareciendo otra patochada.

    No estaba defendiendo al señor Iglesias (yo hablaba del viaje del 2014, por cierto, por eso mi insistencia en el apoyo electoral: lo que es en septiembre de 2015, ¡ni siquiera sabía que había ido!)), sino juzgando el asunto que ahora nos ocupa.

    Que a veces parece que uno trata de analizar las cosas, y acaba siendo apaleado por comunista bolivariano chavista (¡Dios me libre!).

    Por cierto que el lunes me puse a mirar la prensa nacional y pensé que me había despertado en Caracas.

    No me negará usted que el viaje de Pablemos a Grecia en septiembre de 2015 tuvo bastante menos interés.

    Buenas noches y buenas gafas.

    P.D: Le agradezco la glosa sobre Sudamérica y socialismo, que me ha resultado tan ilustrativa como interesante.

  11. Tal vez no lo suficientemente ilustrativa e interesante para usted, Anónimo Máximo, porque acaba de confesar que no se ha percatado de la maquinaria propagandística que posee su ¿ideología? (la ha disfrazado tan bien que no sé qué es) y sólo ha revisado “prensa nacional”, por lo que para usted debió significar más de lo mismo: palabras plasmadas sobre un papel o una pantalla electrónica que denuncian la escasez crónica de alimentos, medicinas y todo producto de primera necesidad; delincuencia desbordada (79 asesinatos por cada 100.000 habitantes) que convierten a la Venezuela “revolucionaria” en el país más violento del mundo; censura de prensa y prevalencia de esa maquinaria de propaganda oficial que alimenta un lenguaje de odio que hace que los venezolanos se odien entre sí (aunque ahora con una proporción mayoritaria de los que también odian al régimen, porque el fracaso de su sistema es inaguantable); etcétera (porque los hay en cantidades abrumadoras). Eso es lo que suele ver sin toparse con las hordas de ‘troles’ virtuales apoyando el horror que se vive en la Venezuela “revolucionaria”, o los medios digitales financiados con deuda china a elevadísimas tasas de interés con la que el régimen “revolucionario” hipoteca al país, o los comentaristas y demás infiltrados en la vida mediática, académica y artística occidental por los enemigos de esa, la más próspera y liberadora civilización que ha existido en la historia de la humanidad.

    Sin embargo, no sólo por ser repetitiva sino por no sentirla no es lo suficientemente ilustrativa e interesante, no sentir cómo se cansan sus piernas en colas kilométricas que deben hacerse durante horas para esperar que un producto crónicamente escaso llegue al establecimiento que queda al final de la calle donde la hace, o para perder su tiempo si no llega; no sentir el estrés de saber que un producto preciado llegó a otro establecimiento pero no puede abandonar esa cola que hace hasta que le marquen el brazo con un número, como al ganado, para no perder el puesto; no sentir el miedo que genera el sonido de una moto que lo obliga a esconderse toda pertenencia valiosa en la ropa interior porque podría transportar a delincuentes; no sentir la frustración que da oír a los funcionarios del régimen diciendo que no realizarán el referéndum revocatorio que solicitamos con una cantidad de firmas 10 veces superior a las requeridas, o diciendo que líderes de la alternativa democrática que nos animaron a protestar “presos están y presos se quedarán”, o, ¡negando ayudas humanitarias de gran escala, por comida y medicinas, prohibiéndole a las organizaciones que desean hacerlo llevarlas a cabo!; y sobretodo, no sentir el cúmulo de emociones y las ganas de desahogarse muy groseramente que da un defensor online de ese régimen, repetidora de sus discursos y relativizadora del horror.

    Puede sentirlo, llevando a ‘podemos’ al poder, para ver qué tanto “puede” España, para ver cuántas empresas puede expropiar (http://prodavinci.com/2016/05/20/economia-y-negocios/que-esta-pasando-con-las-empresas-en-manos-del-gobierno-por-victor-salmeron/), cuántos controles económicos puede imponer: (https://twitter.com/monederojc/status/409416193414422528), cuántas ‘guerrillas populares’ puede crear (http://runrun.es/nacional/venezuela-2/160575/que-son-los-colectivos.html) y luego ser usted el que tenga que explicar sobre las políticas que llevaron a España a la quiebra absoluta en la que se encuentre, ya que gente en otras latitudes se creyó la cínica propaganda del régimen y desea destruir a su país sin saberlo.

    Saludos desde la Venezuela ‘revolucionaria’.

  12. Gabriel Flaubert:

    “Tal vez no lo suficientemente ilustrativa e interesante para usted, Anónimo Máximo”

    “Puede sentirlo, llevando a ‘podemos’ al poder, para ver qué tanto “puede” España”

    ” no sólo por ser repetitiva sino por no sentirla no es lo suficientemente ilustrativa e interesante, no sentir cómo se cansan sus piernas en colas kilométricas”

    Y a continuación se abalanza sobre mí con la descripción perfecta de lo que es Venezuela. ¿Pero qué demonios he defendido yo o he dicho sobre Venezuela para que se tome conmigo ese desquite?

    Santo Dios: QUE NO DEFIENDO NI DEFENDERÉ A MADURO NI A LA VENEZUELA CHAVISTA EN MI VIDA.

    He hablado, primero, de Albert Rivera y su viaje. Por alusiones (que yo a Pablemos no lo he sacado a colación), lo he diferenciado del de Pablo Iglesias. Segundo, he hecho una observación sobre la prensa española.

    Dejen de demostrarme que el comunismo es infame y totalitario, y que Venezuela está echa una mierda. Que eso ya lo sé. Y, sobre todo, dejen de dirigirse a mí con esa altanería de superioridad moral, como si fuera yo imbécil o un defensor del chavismo a ultranza.

    Un poco de respeto, por favor, que es lo que yo sí les muestro a todos ustedes.

  13. Tsevanrabtan: estoy bastante de acuerdo con lo que usted dice en este artículo (a pesar de que me hayan caído palos desde tantos lados), tal y como afirmé en el primer comentario.

    Pero me gustaría saber su opinión sobre esta reunión urgente del CSN por parte del gobierno:

    http://www.elmundo.es/espana/2016/05/26/5746ed0bca4741da3e8b45c4.html

    No parece que estén hablando de Podemos ni de Maduro, sino de Venezuela. El CSN es un instrumento esencial de nuestro Estado de derecho. ¿Cabe alguna deslealtad en este acto, si acaso se sospecha que es meramente electoralista, o podemos considerar honrada y honesta la preocupación por los españoles venezolanos, que son, ciertamente, muy numerosos?

    ¿Cómo interpretarlo dentro de una semana tan activa en lo que a Venezuela se refiere?

    Gracias y un saludo.

  14. Cuando digo “españoles venezolanos” quería decir “españoles que viven en Venezuela”.

    Y mi pregunta también incide en la “utilidad” que el CSN puede tener para ayudarles, en caso de necesidad, y cómo sería posible dicha ayuda.

  15. ¿Qué querrá decir Anónimo Máximo cuando afirma que [Pablo Iglesias} acudió [en Grecia] a un acto legal y oficial? ¿Un mitin es un acto oficial? ¿Albert Rivera cometió alguna ilegalidad en Venezuela?

  16. Realmente España ya se ha convertido en una versión más de Grecia. Que gobierne Syriza, o Podemos como sería en nuestro caso, es lo de menos ya que el destino del país está en manos de los que dicte Alemania y los que parten el bacalao en la UE.

    Por lo demás, otro artículo más de asustaviejas del populismo de derechas y del libeggalismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s