El pueblo siempre tiene razón

 

El otro día vi que se afeaba a Ramón Lobo el que afirmase que había gente que iba a votar “mal” en las próximas elecciones. Se le afeaba, afirmando con sarcasmo que ya estaba él para decirle a la gente lo que tenía que votar. Comenté que naturalmente que la gente votaba a veces “mal” y que no hay ninguna razón para no explicar por qué uno lo cree así. Vi que mi comentario también era objeto de sarcasmo (en este caso por otras personas), aunque, curiosamente, sin explicar en qué consistía mi error.

Es algo que se viene repitiendo mucho. La idea de que la gente vota, o no, por muchas razones, y decide votar a este o aquel como consecuencia de una suma y una resta de motivos, que no deben simplificarse, so pena de realizar un análisis simplista. Y la de que hay que “respetar” a la gente y dejar que vote lo que quiera.

La cuestión es que ambas posiciones son perfectamente compatibles. Naturalmente que la gente es libre de votar a quien quiera. Y es cierto que el voto —en particular el resultado agregado de los votos de la gente— es, en sí, una simplificación de razones que pueden ser muy variadas y complejas (o no), pero también es cierto que cada uno de nosotros puede categorizar moralmente el voto (sobre todo en casos extremos) e intentar explicar a los demás por qué votar a tal o cual opción es un error o es directamente un crimen. Y ese razonamiento, además, se puede basar en datos objetivos y en evidencias históricas.

Lo curioso es que esas críticas a mi opinión son resultado de lo que vengo escribiendo. Se critica mi afirmación, pero casi nadie la criticaría si estuviese afirmando que es criminal votar a un partido racista. Si digo que votar al Frente Nacional o a Amanecer Dorado está mal, muy mal, no habría grititos escandalizados. Sin embargo, como estoy hablando de Podemos, esto implica que le falto el respeto a los que han decidido cometer ese tremendo error.

Da igual que sea una evidencia histórica que los pueblos cometen muchos errores a la hora de votar. Que la gente comete muchos errores a la hora de votar. A veces son tan enormes que dan paso a regímenes autoritarios o totalitarios. A veces “solo” abren la puerta a la ruina. Porque también la opción defendida por Lobo es admisible (aunque yo no la comparta). Él cree que está “mal” votar al PP, porque identifica al partido de Rajoy con la corrupción, un mal indiscutible, sin duda. Yo no comparto ese análisis, pero no veo que haya ninguna superioridad en defenderlo.

Al contrario. Lo que me parece mal es esa manía de darle jabón a la gente. La gente no se equivoca, la gente no se confunde. El pueblo no solo es soberano, sino sabio, y la gente no solo tiene derecho a equivocarse, sino que tiene derecho a que blanqueemos sus errores echándole la culpa a los elegidos en vez de a los electores. Por lo visto, lo responsable y lo racional es comportarse asépticamente, aunque creamos que nuestros compatriotas, sobre el asunto común más importante que pueda ocuparnos, cómo hemos de gobernarnos, están metiendo la pata hasta el fondo.

Esa funesta manía de salvar la cara a la gente, a la sana gente de nuestro país, la única que no es responsable de nada de lo que nos sucede, sí supone además un ejercicio de superioridad. Si meten la pata son irresponsables, porque no sabían. Son imbéciles morales.

Cuando, por otra parte, la cuestión es más sencilla. Si yo digo que algo me parece mal por una razón, discute esa razón o pon en la balanza otras que expliquen por qué se ve compensada. Este procedimiento, sin embargo, es problemático, como sabemos. Exige un cierto esfuerzo.

 

 

 

Anuncios

8 comentarios en “El pueblo siempre tiene razón

  1. Espero que no tengan nada que ver.
    Julio Anguita es un traidor a su propia organización.
    Es el auténtico padre de Podemos.
    Un iluminado y un soberbio.
    Siempre hablando de moral, cuando debería hablar de política, lo cual es prueba, entre otras, de su sectarismo.
    Para algunos, entre los que me incluyo, tiene más de falangista que de comunista.
    Ni bendito lo quiero, qué tostón, qué prepotencia, qué alucinado.

  2. Me recuerda a lo que dijo hace años un comentarista político norteamericano (un periodista demócrata) cuando eligieron a George Bush padre: democracia no quiere decir que el pueblo nunca se equivoca, sino al revés, democracia es el derecho del pueblo a equivocarse (y sufrir las consecuencias de su equivocación) en vez de que otros acierten por él.

  3. Decía que evocaba a Julio Anguita porque éste se hinchó a repetir, siendo coordinador de IU y posteriormente, la máxima de “pueblo que vota a ladrones, pueblo que es culpable; al pueblo hay que hablarle claro y no agradarlo, y llamarlo ignorante y culpable cuando lo merezca”.

    Evidentemente, Tsevan está muy alejado de las posiciones de Anguita. Era, pues, una mera broma a cuenta del anticomunismo declarado (y justificado) del dueño del blog, que tan buenos ratos nos hace pasar (una broma y un halago: una de cal y otra de arena, don Tse).

    Saludos.

  4. No, si a mí me toca las narices precisamente por comunista.

    Anguita es el padre del discurso transversal, hoy llamado ciudadanista. Ya se lo escuché yo hace veinticinco años en la abarrotada aula magna de mi facultad.

    Por algo en las mesas electorales de mi barrio, habitualmente con más del 75% de voto a AP/CP/PP, don Anguita arrasaba en las municipales. El discurso moralista es siempre muy plástico y si me quito al PS de en medio mejor que mejor.

    Ahora, desde hace unos años, ha jugado al liquidacionismo. Como en IU han sido muy torpes y laxos con los principios ha tenido la cancha para construir ese discurso populista izquierdoso, ideal para troskos, libertarios y asamblearios anticomunistas.
    Ha llegado una oportunidad, originada por la confluencia de la crisis y sus efectos deletereos de todo orden, una nueva generación de activistas y las tradiciones internas. Si a este mantillo de enjundia populista lo regamos con aguas de pps, nos brota un Podemos como un baobab.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s