Por qué pagó Messi o el tertuliano ignorante

 

Veo esto en tuiter:

He leído otros comentarios similares. Por lo visto es inexplicable que el jugador hubiese pagado lo que debía (en realidad faltaban por pagar algo más de 25.000 €, aunque esto no es nada en relación al importe defraudado) antes del juicio y que, pese a todo, haya sido condenado.

Por lo visto, Messi no es el único que se apunta a la “ignorancia deliberada”. Un montón de tertulianos y periodistas —véase Juan Cruz— siguen su ejemplo. Porque es facilísimo explicar lo que parece tan inexplicable. Yo, que soy un tío enrollado, lo voy a hacer, para que no caigan en el vicio del que se acusa al astro del Barcelona.

La explicación:

1.- A Messi se le acusa de defraudar IRPF en los ejercicios de 2007 (más de un millón de euros defraudado), 2008 y 2009 (más de un millón y medio de euros defraudado en cada año). Es decir de tres delitos del artículo 305 del Código Penal.

2.- A Messi no se le aplica el artículo 305 del Código Penal vigente en ese momento porque una redacción posterior es más beneficiosa para él. Efectivamente, si se le aplica la redacción actual, la pena por cada delito es de un mínimo de dos años. En la redacción vigente cuando defraudó lo sería de dos años y medio por cada delito.

3.- Es decir, en principio, a Messi se le acusaba de delitos que, como mínimo, implicaban una condena de SEIS AÑOS DE PRISIÓN.

4.- Messi no regularizó a tiempo. El Código Penal permite evitar el delito siempre que se haga:

“… antes de que se le haya notificado por la Administración tributaria la iniciación de actuaciones de comprobación tendentes a la determinación de las deudas tributarias objeto de regularización, o en el caso de que tales actuaciones no se hubieran producido, antes de que el Ministerio Fiscal, el Abogado del Estado o el representante procesal de la Administración autonómica, foral o local de que se trate, interponga querella o denuncia contra aquél dirigida, o cuando el Ministerio Fiscal o el Juez de Instrucción realicen actuaciones que le permitan tener conocimiento formal de la iniciación de diligencias”.

5.- Los abogados de Messi, con buen criterio (ya ven, a veces se asesora bien —sí, estoy de chufla—), aconsejaron al jugador PAGAR. Pagar todo, lo antes posible. ¿Por qué? Porque la ley atribuye consecuencias favorables a dicho comportamiento. Efectivamente, el Código Penal establece, en su artículo 21, que es circunstancia atenuante:

(… )

5.ª La de haber procedido el culpable a reparar el daño ocasionado a la víctima, o disminuir sus efectos, en cualquier momento del procedimiento y con anterioridad a la celebración del acto del juicio oral.

Vean ahora. El tribunal ha determinado que, en el caso de Messi, esa atenuante es muy cualificada (parece razonable, dada la reparación). Al ser muy cualificada, el tribunal rebaja la pena en uno o dos grados. Si la rebaja hubiera sido de UN GRADO, A MESSI LE HABRÍAN CONDENADO AL MENOS A TRES AÑOS DE PRISIÓN. Es decir, habría ingresado obligatoriamente en prisión.

Sin embargo, el tribunal (discrecionalmente) ha decidido rebajar la pena EN DOS GRADOS. Es decir, que lo que al principio eran dos años por cada delito (es decir, un mínimo —MÍNIMO— de seis años), se convierten en siete meses por cada delito. Por tanto, al final, la pena es de 21 meses, POR LO QUE ES LEGALMENTE POSIBLE NO INGRESAR EN PRISIÓN.

Resumamos: Messi no ha pagado porque sea muy majo, sino porque HA OBTENIDO UN BENEFICIO MUY IMPORTANTE DEL PAGO. De no haber pagado y haber sido condenado, la sentencia lo llevaría de cabeza a la cárcel. Ahora puede que la evite. El tribunal (una vez que lo considera responsable de los tres delitos) ha sido todo lo generoso que podía ser con la ley en la mano. Podría haber sido menos generoso (recordemos que el fraude en esos tres años es superior a 4.000.000 de euros —solo contando las cuotas y sin incluir multas e intereses) y, pese al pago, haberlo condenado a tres años de prisión como mínimo, lo que habría implicado su ingreso en la cárcel.

Ahora piensen, por un instante, que el que hubiese defraudado los 4.000.000 € hubiese sido otro. No pongo nombres, escojan a su personaje odiado favorito.