Que alguien ponga orden

 

Hace unos días apareció un artículo que afirmaba que unas terceras elecciones suponían un fraude constitucional. Al parecer, la Constitución debe ser interpretada en el sentido de que el voto de los ciudadanos es un fraude porque hay que formar un gobierno y, si no se forma, el Rey tiene prácticamente que imponer un candidato. El autor, en la práctica, se empeñaba en convertir un razonable uso político en una obligación. Digo razonable porque todo el mundo hace protestas al respecto. No encontrará usted un político en España que diga que unas terceras elecciones son algo estupendo. Lo que sucede es que el uso político no puede sustituir a la fuente de la legitimidad: el pueblo soberano. La Constitución regula el procedimiento para que el pueblo español decida. El procedimiento. Lo que no parece sensato (ni democrático) es afirmar que la Constitución establece un procedimiento para obligar a los diputados a hacer lo que no quieren hacer.

La consecuencia es sencilla: acudir a elecciones nunca puede ser un fraude constitucional. Puede que unas elecciones sean inconvenientes, pero nunca serán un fraude. Para empezar, porque las elecciones no son un simple acto de aplicación de una ley. Son bastante más: la justificación política y legal de todo el sistema constitucional. Yo no diré nunca que la democracia sustituye o está por encima de la ley, porque no hay democracia sino una formalización legal, pero me parece disparatado asumir que puede haber fraude de ley porque se consulte a los ciudadanos por los medios legalmente previstos. El fraude implica una utilización torticera de la ley para fines distintos a los previstos en la norma. ¿Cómo se puede defender un uso torticero de la norma cuando se está dejando que decidan los titulares del poder soberano a falta de acuerdo de sus mandatarios?

Más aún, visto lo visto, creo que empiezan a ser imprescindibles esas terceras elecciones. Ya sé que muchas personas (utilizando encuestas básicamente) afirman que no cambiaría nada. Es posible, claro. También sé que muchas personas dicen que esta incapacidad para el acuerdo supone un descrédito y nos instala en una situación de inestabilidad terriblemente dañina. No lo niego. Sin embargo, todos estos argumentos están sobre la mesa desde diciembre de 2015. Y se vieron reforzados tras las elecciones de junio. Sin embargo, el rechazo de una parte muy importante del PSOE a algo tan tibio como una abstención es tan fuerte que los ha colocado al borde del suicidio político, con una crisis que es imposible que favorezca a ninguna de las facciones. Es indudable que los que se están pegando navajazos en la plaza pública saben perfectamente que van a pagar un precio, aunque ganen la pelea. Si, pese a ello, han llegado a este punto, no pretendamos que ninguna razón externa, tan inferior como el interés de los españoles, les haga cambiar el rumbo. Entiéndanme, tampoco esperaría nada mejor de otros partidos, de encontrarse en una situación parecida a la del PSOE. En un sentido menor, esto ya se produce: los demás podrían evitar las terceras elecciones (y haber evitado las segundas) también y no lo van a hacer. Al final, todo nos remite a un juicio subjetivo sobre el mayor o menor grado de locura de los sacrificios que tendrían que hacer para que un gobierno fuera posible. Todo nos remite a la mentira y al relato que cada cual quiere imponer.

Así todo, visto el punto de enajenación alcanzado, solo hay una solución: que los españoles vuelvan a decidir teniendo en cuenta todos estos datos persistentes. Ellos juzgarán (con acierto o error) quién es culpable (más culpable) de la situación de bloqueo y si ese culpable debe pagar por ello o debe ser aclamado. El injusto voto ciudadano repartirá nuevas cartas, y quizás personas decentes, bienintencionadas y razonables se vayan a su casa, mientras ven a indecentes, marrulleros y obtusos premiados.

Y si el resultado produce una nueva situación de bloqueo y los votados siguen sin ponerse de acuerdo, solo habrá una solución disponible de nuevo.

Es lamentable. Pero peor es negar la realidad u optar por que decida un señor que es jefe del Estado por nacimiento y porque se supone que se limita a firmar las leyes, a hablar un inglés fluido, a repetir anualmente un discurso casi protocolario y a ser alto.

Solo faltaba esto.

 

5 comentarios en “Que alguien ponga orden

  1. Es todo tan absurdo que parece ser que pudieran presentarse unos, ganar por mayoría absoluta y no postularse para la investidura. Y, eso sí, pasarse todo el día gritando a los cuatro vientos que ellos han ganado las elecciones.
    Recordemos: en España las elecciones se ganan para tener el derecho a hacer lo que te dé la gana. Incluso investir a algún despistado de algún partido marginal que sacase un escaño.

  2. ¿Dónde leíste ese artículo? Lo digo porque, aunque no dudo de la opinión sincera y las buenas intenciones de sus autores, ciertos grupos mediáticos muy poderosos están como locos porque haya gobierno. Y no es solo patriotismo: La publicidad institucional, las ayudas públicas… el dinero como maná del cielo que no puede caer mientras no haya gobierno.

    Hace tiempo leí a unos empresarios, una de estas confederaciones diciendo que claro, que no podía ser, que las inversiones públicas… ¡la hostia! ¡Muchos empresarios y autónomos viven (vivimos) sin necesidad del presupuesto público!

    Al final el maridaje público-privado provoca estas cosas: Para mucha gente la política es negocio y no sólo política, de ahí las prisas que se están metiendo por hacer gobierno.

    Lo mejor para mi también son las terceras. Y eso que el PSOE debería ser capaz de pactar con el PP sin muchos problemas. El PP, como casi todos los partidos de derechas del mundo civilizado (no sé si los Republicanos en EEUU son una excepción) han venido aceptando el grueso de la política socialdemócrata. No hay más que ver estos cuatro años de gobierno del PP, peores o mejores (para mi muy malos), solo intentaron traspasar dos líneas rojas: El aborto y el tema de la sanidad de los jóvenes que no habían trabajado aún a los 23 años. Y en ninguno de los dos casos se atrevieron a cruzarlas… porque sabían que eso si los sacaría de la moncloa y para bastante tiempo.

    Así que lo mejor probablemente sean las terceras elecciones como digo, independientemente del resultado.Una abstención ahora del PSOE provocaría la sensación de que la autonomía de los diputados del PSOE ha sido contaminada por luchas internas e intereses espurios.

    Existe naturalmente una tercera opción: PSOE + Podemos + Nacionalistas. Tampoco sería el fin del mundo como algunos quieren vender. El problema es que a los socialistas de Andalucía y otros lugares les conviene hablar más de Euskadi y Cataluña que de los problemas de sus territorios (generados a menudo por ellos mismos). Eso imposibilita el acuerdo y descabalga cualquier posibilidad futura de gobierno presidido por el PSOE.

  3. Clitemnestra, yo no sé por qué algunos se empeñan tanto en creer que esa tercera opción (PSOE + Podemos + Nacionalistas) es algo posible y viable, o más que una abstención del PSOE o incluso una Grosse Koalitione. Porque veamos: la última vez que miré, el PNV seguía siendo un partido de derechas, de tradición carlista, más conservador que el PP y con ideas económicas, políticas y sociales completamente opuestas a, un suponer, Esquerra Republicana. Que, según tengo entendido, es de izquierdas y republicana. A eso hay que añadir a CiU, que a veces va y a veces viene y cuando no está obsesionada con la fe del converso secesionista, parece ser también conservadora, de derechas, y liberal.

    Esto por no mencionar lo obvio: la simple suma de estos no llega. Sería necesario añadir Coalición Canaria, de derechas aunque veleta porque le da igual uno que otro, Geroa Bai y los bildutarras (que, por si todavía no lo has adivinado, son de izquierdas y odian al PNV con la misma saña que, pásmate, el PSOE al PP) más Compromís, que pese a ser nacionalistas procatalanes no terminan de ver con muy buenos ojos eso de que son una provincia catalana a la espera de ser asimilados, cosa que defiende ERC y ahora a ratos CiU.

    Es decir. Que para ti es más viable y para nada el fin del mundo poner de acuerdo a por lo menos 8 partidos políticos, cada uno diferente, que abstenerse en que gobiernen dos. Por no mencionar lo evidente de para qué diablos vas a darle poder al que pretende arrebatártelo. Pero vamos, si es que con estas pequeñas evidencias se deja claro en qué lugar están los intereses de cada cual.

  4. El PNV está económicamente a la izquierda de muchas federaciones del PSOE, de CIU (con quién ERC si ha pactado) y de Ciudadanos (con el que el PSOE firmó un acuerdo de gobierno). Mira los números de gasto público sobre el PIB. Digo a la izquierda, no muy a la izquierda. Porque hoy en Europa y en El Mundo existe un consenso más o menos establecido de lo que económicamente interesa: Mercado para generar riqueza y Estado del Bienestar para redistribuirla. Y en ese consenso está el PNV, está el PP, está el PSOE, está Podemos, Es que es como cuando hay gente que en España dice que Angela Merkel es muy de derechas… hombre pues a mi Alemania me parece un país que está cometiendo errores pero que tiene una estructura redistributiva y un estado del bienestar más que competentes. Creo que mucha gente (especialmente de izquierdas) no es consciente del triunfo histórico de las tesis socialdemócratas en toda Europa.

    Pero bueno, respecto a lo de derechas que es el PNV y las etiquetas… ¿Tú crees que en El País Vasco existe menos estado del bienestar que en Andalucía? ¿Y en Navarra, donde ha gobernado el Partido Popular Navarro?

    Socialmente, de nuevo, tenemos un gran consenso: Una sociedad que respeta la forma de vivir de cada cual, la autonomía personal. Un triunfo del liberalismo… o del progresismo, dependiendo de si le preguntas a uno de derechas o a uno de izquierdas

    Dices que el PNV es un partido carlista ¿De verdad tú piensas eso? ¿De verdad tú piensas que el PNV es un partido anti-liberal? ¿Crees que están en contra del matrimonio homosexual, del aborto, de las políticas feministas, de la libertad religiosa? Porque si no… ¿qué signifca ser carlista y en qué se diferencian de cualquier partido de izquierdas en estos temas? ¿En el folclore?

    La gran discusión política de nuestro tiempo, globalización si – globalización no; no ha llegado a España.Cuando llegue habrá bloques irreconciliables, hasta entonces hay una amalgama de pactos enorme. El PSOE podría haber intentado un gobierno con Podemos y los nacionalistas, por supuesto que si. Claro que entonces ciertos discursos de ciertos líderes socialistas quedarían en evidencia.

    También podría haber intentado una gran coalición con el PP o una abstención. Habría sido menos aparatoso, por supuesto, pero creo que habrían tenido menos poder: No es lo mismo ser el partido que aporta más escaños que el que menos.

    Han escogido no escoger, lo cual me dice muchas cosas (y no muy buenas) sobre el PSOE. Me da la sensación de que el principal problema del PSOE es que no tiene un modelo territorial definido para España. Pero volviendo al tema central de la entrada: Las elecciones (no escoger) son una opción legítima. A aquellos a los que les esté picando en el bolsillo… pues que se rasquen.

  5. Clitemnestra, te voy a decir el secreto del PNV, y los navarros al mando: tienen el doble de dinero que Susana Diaz o Juan Vicente Herrera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s