No dejemos que lo razonable te impida conocer la verdad

 

Uno de los aspectos más sobresalientes del intento de suicidio socialista es la ausencia de memoria. Los socialistas —los dirigentes socialistas— tienen hoy dos tipos de comportamiento: el soberbio del no y el vergonzante de la abstención. El primero va con la cabeza alta y se niega a permitir el mal en el mundo. El segundo agacha la cabeza para que no se vea la mueca de asco que le produce tener que practicar la realpolitik. Nadie, sin embargo, se hace la pregunta más lógica: ¿por qué perdimos la oportunidad de gobernar durante cuatro años, imponiendo parte de nuestro programa? De haber existido, en febrero o marzo, un gobierno de coalición, con Sánchez de vicepresidente y con unos cuantos ministros socialistas, el PSOE ya se estaría poniendo las medallas de los datos económicos que hemos visto a lo largo del año, ya se habrían aprobado unos presupuestos generales y ya se estarían tramitando algunas leyes que podrían reclamar como propias. El PSOE podría estar celebrando un congreso y mostrando una imagen de responsabilidad y de flexibilidad, que podría utilizar como marca. Estaríamos en octubre, sí, pero no hablando de unas terceras elecciones, sino del juicio a la trama de la gürtel, que sería el único asunto estrella del otoño y es difícil que los resultados de los socialistas en las elecciones vascas y gallegas hubiesen sido peores que los actuales.

Ya sé que este es un ejercicio lleno de ficción, pero la política también va de intentar prever el futuro y de tomar decisiones racionales, y para prever el futuro es necesario imaginar escenarios alternativos. Y en cualquier caso, ningún dirigente socialista habla de lo que pudo ser y no ha sido, pese a que permanentemente la oposición política se basa en oponer contrafácticos a la realidad.

Esta ausencia demuestra lo profundo del sectarismo socialista. Los políticos no se caracterizan, en general, por la coherencia, y a menudo cambian alegremente de opinión y se atribuyen méritos que no les pertenecen. Sí que ha de ser repugnante la idea de gobernar con el PP, aplicando un programa pactado. No sé si es repugnante para los propios dirigentes socialistas, para sus militantes, para sus votantes, para todos o alguno de ellos. Lo es más que pactar con Podemos, con los secesionistas, con Bildu. Lo es hasta el punto de perder una oportunidad histórica, la que se dio en diciembre de 2015, con el PP en su momento más vulnerable.

Esa es la única explicación de esta ausencia. No hay reparto de culpas, porque eso implicaría mirarse al espejo y cuestionarse demasiados principios. El relato sobre el franquismo sociológico y los millones de viejos e iletrados que votan a un partido corrupto ha sido regado con tanto mimo y mantenido con tanta fiereza —a pesar de que los datos no se compadezcan con la caricatura— que no van a dejar que algo tan sencillo como el riesgo de autodestrucción y la posibilidad del acuerdo lo estropee.

Es una lástima. Al mantener su relato, afianzan el del contrario —que también tiene el suyo— e impiden lo que podría ser una edad dorada de acuerdos que apoyaría, estoy seguro, la inmensa mayoría de los españoles.

 

10 comentarios en “No dejemos que lo razonable te impida conocer la verdad

  1. Estoy completamente de acuerdo con esta estupenda reflexión que no he visto así expuesta en ningún otro sitio. Todos los medios parecen estar enajenados con las cuestión del No o de la Abstención, y han dejado de percibir los colores intermedios.

    Solo una cosa me chirría:

    “(…) el PSOE ya se estaría poniendo las medallas de los datos económicos que hemos visto a lo largo del año (…)”.

    ¿Qué medallas?

    http://www.elmundo.es/economia/2016/10/18/5805215846163fb9238b469d.html

    http://www.abc.es/economia/abci-gobierno-eleva-7000-millones-prevision-deuda-publica-para-este-201610172201_noticia.html

    http://www.abc.es/economia/abci-nuevo-gobierno-tendra-hacer-ajuste-5000-millones-201610151958_noticia.html

    Y el paro tiene pinta de que no va a bajar del 18% en lo que nos queda de vida.

    La que se nos avecina es fina. Entre otras cosas porque la economía de España no está en nuestras manos, sino en poderes económicos muy superiores a nuestra economía local. Lo único que podemos hacer es adaptarnos cuanto podamos y sin trabas a las exigencias que el exterior demande.

    De momento yo considero exagerado que alguien pueda “colgarse medallas” por esto que nos pasa ahora.

    Saludos y gracias.

  2. Tse, su hipótesis es inatacable porque, como bien dice, es un ejercicio de ficción. En mi opinión un Sánchez vicepresidente de Rajoy tendría la misma fuerza negociadora que la del lince ese extremeño que al día siguiente de las elecciones se paseaba por todas las televisiones pregonando la abstención del PSOE sin siquiera sentarse a negociar contrapartidas. Qué crack. Y luego se preguntan cómo es que les van mal las cosas. Por supuesto parto de la base de que todo acuerdo firmado con Rajoy vale una mierda, por decirlo finamente. Y si me quedaba alguna duda (que no) el caso Soria la eliminó.

    Recuerdo que hace nueve o diez años firmé un contrato con un cliente muy importante. Era tal mi desconfianza (por informes ajenos, por su historia) que intenté acotar y dejar por escrito hasta el color de las corbatas que nos pondríamos en la firma. Aún recuerdo su frase llena de desprecio, – S., eres un tiquismiquis tocacojones.

    Así y todo llegamos a un acuerdo. Y, sin embargo, no tenía la más mínima duda. A la que pudiera, me engañaría. ¿Por qué? Porque las consecuencias y los costes del engaño eran mucho más pequeños para ellos que para nosotros.

    Uno puede firmar un acuerdo así, como yo lo hice. Los testículos de cerdo son comestibles. Sólo es cuestión de gustos o de hambre.

  3. S, si se firma un pacto de gobierno detallado (el alemán tenía más de 300 hojas) y se ocupan puestos en el Gobierno, el incumplimiento es posible, pero sabríamos quién fue el responsable. En ese momento, se rompería el pacto y en las elecciones los ciudadanos juzgarían.

    Es así de sencillo. Y esa cautela también podrían tenerla los del PP con los del PSOE. También a ellos podría venirles bien romper un acuerdo de gobierno.

    No veo, en consecuencia, que esa objeción sea sino otra forma de sectarismo.

  4. Tse, ¿de verdad me está comparando un país, una líder, y un partido, que se cargaron al padre de la reunificación alemana por una minucia de dos millones de marcos en financiación ilegal? ¿Me lo está comparando con el PP, Rajoy, España? Sí, ya sé que Kohl lo reconoció en un tribunal y aquí es todo culpa de unos presuntos delincuentes que pasaban por allí. Si cree que estoy siendo sectario también le acepto meter en el saco de la comparación a la socialdemocracia de ambos países.

    La cautela viene por la memoria reciente: a la vez que votaban con C`s, tras firmar tropecientas medidas, nombraban a Soria. Y una vez más volvían a mentir antes y después, en las explicaciones.

    El PSOE ha cometido una enormidad de errores, pero no ese de la Gran Coalición. No se le puede pedir a un partido político que se suicide (aunque es lo que han hecho, de otra forma). Después de las primeras elecciones hicieron lo mejor para ellos y tal vez para la nación: un pacto con C¨s e intentar la abstención de Podemos. En las segundas deberían haber hecho caso a Borrell: pedagogía de la abstención desde el minuto uno.

    Sí, también el PSOE podría romper el pacto y los ciudadanos juzgaríamos. Es ahí donde yo digo que los costes no son igual para unos que para otros.

    Me considero un socialdemócrata. Casi todos mis amigos lo son. Socialdemócratas que han votado al PSOE, se han abstenido, al PP, a UPyD, a C´s. Me cansa ese mantra de que el votante de izquierdas es un sectario que odia a la derecha. Y me sorprende que el 95% de los columnistas que leo estén encantados de la vida por ese régimen de partido único al que nos dirigimos. Bueno, igual no me sorprende tanto.

  5. S, no comparo. Simplemente explico que un acuerdo de gobierno puede ser muy detallado. Lo demás ya es cuestión de opinión. Yo sí creo que tanto los partidos de izquierda como sus dirigentes son más sectarios que los de derecha (en España hoy, no digo que haya nada genético). Y viendo su comentario es obvio que comparte la idea de que un acuerdo es inadmisible y que habría sido un suicidio, incluso viendo el estado calamitoso actual del PSOE. Yo sostengo que podría haber sido una gran noticia. Y que es posible que nunca haya estado el PP tan diapuesto a ceder en determinados asuntos y que esa oportunidad seguramente ya ha pasado.

  6. Puedo equivocarme en mi análisis, pero eso no me convierte en más sectario por creer que el PP y el PSOE necesitan una regeneración de arriba abajo; especialmente arriba. Y eso no se hace fusionando dos bancos malos para hacer creer que el resultante es un banco saneado.

    Tanto caminar para volver al mismo PP y al PSOE de siempre.

    Un placer, como siempre.

  7. El “problema” de Tsevan (bendito problema) es creer que la “gente” va a ser la mitad de riguroso que él, y que hará juiciosos y sesudos análisis políticos sobre el papel de, por ejemplo, el PSOE, en una hipotética gran coalición. Ya se que Ud. no ha dicho eso, pero lo deduzco, sin grandes esfuerzos intelectuales, de esto: “si se firma un pacto de gobierno detallado (el alemán tenía más de 300 hojas) y se ocupan puestos en el Gobierno, el incumplimiento es posible, pero sabríamos quién fue el responsable. En ese momento, se rompería el pacto y en las elecciones los ciudadanos juzgarían”. Yo creo que el electorado no juzgaría nada de eso Tse.

    En una gran coalición y participando en el gobierno, el PSOE, ahora por ejemplo en octubre, como se apuntaba, estaría inmerso en un juicio paralelo en la prensa y en el parlamento por la Gurtel (y lo que está por venir)…por estar formando gobierno con los corruptos (por cierto, curioso, como si el PSOE no hubiera sido corrupto). Lo repetiría hasta la saciedad Podemos y toda su maquinaria propagandística de medios afines, y a mi juicio habría sido un error optar por esa estrategia (aunque sin duda habría sigo mejor que la actual, en donde no sabemos si van o si vienen).

    Creo estar más con S. El PSOE lo hizo “bien” hasta que conocimos el resultado electoral de las segundas elecciones, pues al menos se mantuvo fiel a su equivocada política de mantener distancias con el PP y trató al menos formalmente de crear una alternativa de gobierno con un partido (C´s) que en general no está mal visto por los españoles (aunque no le voten masivamente). Fue un paripé, claramente sí, ya se ha dicho incluso en este foro, y una pérdida de tiempo en términos de interés general, pues no había mayoría suficiente, pero una estrategia útil en su (insisto, equivocada) línea de mantenerse alejado del PP y un buen argumento para castigar a Podemos por no haber permitido una alternativa de gobierno con su simple abstención.

    A todo esto nos fuimos a las segundas elecciones y el PSOE obtuvo el mayor golpe de suerte que uno pudiera imaginar. Recordemos aquella noche electoral en la que muchos estábamos acojonados: no hubo sorpasso, Podemos salió como gran perdedor y, OJO, el PP volvió a ganar las elecciones y aumentó su diferencia con el PSOE (escusa perfecta esta última para ceder ante el PP). El escenario perfecto para replegar velas desde el PSOE y protagonizar una maniobra que les hiciera rectificar de su utópico objetivo inicial sin perder además la cara: “Sres. lo hemos intentado, Podemos no quiso que gobernase la izquierda y esto es lo que ha pasado, nos guste o no: el PP ha vuelto a ganar y ha aumentado su mayoría. Es lógico que les permitamos gobernar, sin apoyarles, con la abstención, aunque eso sí, siempre y cuando estén dispuestos a aceptar X, Y y Z. Y el PSOE, que no estará en el gobierno, hará oposición y vigilará porque X, Y y Z se cumplan. Punto”.

    Claramente el PSOE se equivoco en la estrategia desde que concluyeron las segundas elecciones. Ahora estaría liderando la oposición, imponiendo medidas al gobierno conforme al programa socialista (si es que lo tiene, que esa es otra), garantizando el funcionamiento del pais en cuestiones claves (presupuestos, secesionismo catalán, etc,) y castigando al mismo tiempo al PP desde la oposición. Así cuatro años, y quien sabe si para las próximas elecciones no sería favorito, una vez hubiera debilitado a Podemos (su verdadero enemigo), a base de poner de manifiesto lo inútil de esta formación política y sus planteamientos.

    La oposición habría sido el espacio ideal a ocupar por el PSOE, sobre todo tras la escusa perfecta que le brindaron las segundas elecciones. Porque además Tse, yo creo que si formas parte del gobierno, y todo va bien, los méritos se los acaba apuntando el partido mayoritario (ver caso de Cameron y Nick Clegg en UK) y si todo va mal te ven como parte del problema. Y si durante los próximos 4 años algo va mal (no lo descartemos, la crisis no ha acabado, e.g. ya verán cuando el BCE no renueve el QE la que se va a liar), el PSOE podría al menos formalmente presentarse como alternativa, y no dejar que ese espacio lo ocupe Podemos, de quienes no nos hemos librado aún, por cierto. Estos tipos, conscientes de su inutilidad en el parlamento, repliegan velas y vuelven a la calle, para coger carrerilla y volver a intentarlo si se recrudece la crisis (no lo descarten). Y alguna alternativa “sensata” (bueno, ya se que sensata no hay muchas, pero es lo que hay) hemos de tener si llega ese momento…

    PD A todo esto, no soy votante del PSOE. Soy andaluz y hace ya mucho tiempo que estoy cansado de sus mentiras. Pero ante las alternativas que plantea la izquierda, me fastidia que un partido como el PSOE sea tan miope para perder su privilegiada posición en España de esa forma tan burda. Quien me iba a decir a mí que echaría de menos a los políticos de aquel PSOE del 95 a quienes tanto critiqué en su día por todo lo que hicieron. Estadistas me parecen comparados con estos. ¿Se imaginan que alguna vez lleguemos a echar de menos también a Zapatero y Sánchez en el PSOE, por ser incluso mejor de los que vengan…?

  8. “Colgarse medallas” Eres un humorista fino, fino. Si algo se ha comprobado en Europa a lo largo de los últimos años es que cuando dos partidos se coaligas para gobernar en los grandes paises europeos (Alemania e Inglaterra) el que da soporte al mayoritario, acaba muy jodido. La explicacion la puede ofrecer Nick Clegg sin ir más lejos con su apoyo a Cameron.

    El PP es un autentico cancer para España y mientras haya millones de palurdos que lo apoyen en las urnas, tenemos completamente merecido todo lo que nos hagan. La estrategia de PSOE de no apoyar al PP es correcta pero el mayor problema de los socialistas es que se han quedado sin espacio por su parte izquierda y que se parecen demasiado al PP, tanto en corruupción como en ser dos partidos que gobiernan para las elites extractivas de España.

    Por cierto, mencionas que PODEMOS ha pactado con los secesionistas de BILDU; donde ha pasado eso?

  9. Si el voto de los ciudadanos españoles estuviese basado en la racionalidad, ya haría tiempo que el PP y el PSOE habrían perdido las elecciones, antes incluso de la aparición de Podemos. Al final Podemos ha venido a favorecer al PP.
    Estoy completamente de acuerdo con el contenido del post, excepto en el optimismo electoral. También creo que el PSOE debería haber aceptado el resultado ya en diciembre y haber investido a Rajoy con la sangre de este. Ahora lo va a tener que hacer con la suya propia.
    Ojalá los políticos se comportasen con la racionalidad descrita, Seguro que perderían una vez tras otras, hasta conseguir que el electorado madurase. Pero, de momento, son un reflejo del electorado, y sus acciones las marcan los deseos de este.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s