La máquina del fango

 

Esta noticia ha indignado a mucha gente. Es comprensible, el guión es perfecto. El político intenso y bocazas, con tendencia a hacerle la pelota al jefe, azote populista de los recortes que asumía incluso biográficamente. Por otro lado, la noticia la divulga la cadena SER, medio de PRISA, el grupo “golpista” y “mafioso” que ha privado a los españoles de un Gobierno de progreso encabezado por el “caballero sin espada” Sánchez. Hay más: a Espinar lo apoya el aparato frente a la candidatura de Rita Maestre y Tania Sánchez, y seguro que ya hay quien ve en la filtración una maniobra de “guerra sucia” partidista, frente al último erasmus, también conocido como “Yo soy leyenda”.

La defensa de Espinar sería más simple si Espinar no nos hubiese explicado que pertenece al grupo de los elegidos. Compró una casa obteniendo un préstamo hipotecario cuando no tenía capacidad económica. Formó parte del exclusivo grupo de los elegidos a dedo para obtener una adjudicación de VPO. Y se aprovechó de un cambio legislativo que aumentaba el valor del módulo para, legalmente, obtener una plusvalía acojonante: un 56% en nueve meses. Estos son los hechos según aparecen en la noticia. Imaginemos una explicación: el dinero lo pusieron sus padres, puede que legalmente; la hipoteca la obtuvo con la garantía o quizás la influencia de sus padres; recibió la VPO porque sus padres tenían contactos. Si esta hipótesis es cierta, el joven Espinar hizo lo que tantas personas han hecho tantas veces en España. Puede que haya alguna otra explicación, aunque la negativa de Espinar a explicar de dónde salió el dinero (tan de la casta) complica la tarea de encontrarla.

Decía que la defensa de Espinar  sería más simple, porque sería la misma que tantos han utilizado en aquellos casos en los que los fallos del sistema, sus agujeros, y la pertenencia a cierto grupo, permitían obtener su pequeño o gran beneficio. “Es legal”, esto lo han dicho muchos y, a veces, tenían razón, aunque se les ha tratado como si no la tuvieran. “No es lo mismo legal que moral”, han dicho otros, entre ellos Espinar y ese es su problema fundamental.

Él obtuvo una plusvalía de un 56% en nueve meses, cuando tenía solo 23 años. Esto, por cierto, es una dura enseñanza vital: ganar tanto, tan joven, es peligroso. Puede que te lleve incluso a militar en Podemos.

Solo una cuestión más, esta general. Los discursos populistas han blanqueado las corruptelas de los españoles. La pequeña corrupción existe y está bastante generalizada. Naturalmente que no es como la gran corrupción, pero esto ya lo dicen el adjetivo y el código penal. Tampoco lo es en sus consecuencias, aunque la grande es más escasa que la pequeña, como es lógico. Sin embargo, aun siendo diferente, la pequeña corrupción ha servido de caldo de cultivo y de sordina de la gran corrupción. Sin aquella, esta es más difícil. Uno de los lugares en los que ha sido más común la pequeña corrupción ha sido en el de la adjudicación, compra y venta de las VPO. Pero de esta se habla poco, porque afecta a “la gente”. La manipulación en las adjudicaciones y en los sorteos, y la presencia de dinero negro en la compra y venta de VPO has sido habituales. Hasta el punto de que había Cajas que concedían préstamos valorando las VPO muy por encima de su precio tasado por ley.

La gente (las gestoras de cooperativas, los promotores y los propios adjudicatarios) obtenía plusvalías, pero no solo plusvalías legales como la que resulta de la escritura de Espinar. La parte más importante se obtenía en sobres de los que casi nunca quedaban rastros. Todo esto utilizando los privilegios fiscales, autonómicos y municipales que facilitaban la construcción de este tipo de viviendas. Desviando los recursos de todos a gente “objetivamente” necesitada que, más tarde, hacía negocio. Falseando el mercado y la lógica de la subvención.

El discurso populista se ha basado en la crítica exacerbada y en la mentira. Han mentido sobre lo mal que estamos y sobre lo mal que funciona todo, dibujando un panorama en el que los niños morían a miles de hambre, los servicios públicos se habían deteriorado tanto que nuestra sanidad y nuestra educación prácticamente habían desaparecido, y la represión policial y la inmunidad de los poderosos llevaban al uso permanente del montaje policial y judicial. A la vez, han criticado todo, como profetas que vinieran del desierto anunciando una nueva era de democracia y castigo. Y mucha gente ha comprado esto porque era sencillo: en ese relato los españoles nunca éramos los responsables de nuestros males y se podía enterrar el día en que cobraste un sobreprecio en negro al vender tu vivienda, hiciste un trabajo sin factura, mentiste en el empadronamiento para lograr plaza en un colegio o aplicarte una deducción en la renta, o te aprovechaste de algún amigo para pasar con holgura ese examen u obtener aquella plaza, a veces incluso creada para ti.

En ese relato, el corrupto siempre era el otro.

 

11 comentarios en “La máquina del fango

  1. Un post tan magnífico y completo como deprimente. Deprimente porque demuestra, por sí mismo y por muchas de las reacciones a la noticia, que el problema de la corrupción es cultural (si se necesitaba demostrar) e irresoluble. Que la mayoría de la población, con independencia de la preferencia política, no entiende el daño que provoca la “pequeña” corrupción.

    Esta mañana, sin ir más lejos, me he tenido que rendir cuando alguien no entendía que el “pasapiserismo” que cientos de miles hicieron como Espinar, se hizo a costa de un tercero. De un particular o una pareja que aumentaron en 30.000€ su deuda para que Espinar se sacara esa plusvalía a cambio de exactamente nada.

    Lo peor es que, no habiendo solución, algunos persisten en comprar soluciones nauseabundamente falsas

  2. Muy interesante. Tambien queda claro que el dinero habrá venido de Bankia ya que está gente (los de las tarjetas black ) prefieren usar el dinero del banco al suyo propio. Otro punto significativo de la noticia es que Ramón Espinar también fue timado en la burbuja inmobiliaria pero traspasó el marrón a otro pardillo.

    Tampoco es el primer politico que compra un piso a sus tiernos 23 años. Recuerdo cuando salio la noticia que Pedro Sanchez tambien habia comprado una vivienda en 1992 cuando llego de Don Benito (Badajoz) y su familia, una de las potentadas del lugar, le puso un piso en capital con 20 años. A su nombre. Es una práctica muy común entre gente con posibles de provincia, porque ya saben, “alquilar es tirar el dinero”. El año 92, por cierto, fue el pico de la anterior burbuja inmobiliara, pinchada de manera muy abrupta en 1993-1997.

    Nada nuevo bajo el sol.

  3. Se defiende Espinar (veo rueda de prensa en La Sexta) que no era una VPO, sino “Vivienda joven” que tenía otras condiciones. Dice así mismo que en realidad sólo ganó 19000€, que no han contado gastos. Que ganaba 490€ estando becado (ésos eran sus ingresos mensuales) y por eso la vendió. Que el precio de compra y venta estaba fijado por la Comunidad de Madrid, entonces no ha elegido las cantidades.
    Los / las periodistas le aprietan con el origen del dinero para comprarlo y con las consideraciones éticas del asunto.

  4. Dice Ramón Espinar que utilizó la plusvalía para pagarse el máster y un portátil, y perdonen la grosería, pero a mí me importa un huevo para qué uso Ramón el dinero. Toda esta historia tiene un tufo horrible a listillo hijo de papá (¿le prestó papá dinero? Ahora se entiende su silencio con la black paterna) que sigue viviendo del cuento y de los demás. Eso sí, a grandes voces de santa indignación en la barra del bar…y en la del Congreso que, para los suyos, vistos sus espectáculos, es lo mismo

  5. Buenas noches.

    Toda la primera parte en que se exponen los hechos la considero absolutamente impecable.

    Personalmente considero que este hombre debería dimitir. Especialmente porque todo huele a podrido y además pidió una hipoteca sin tener ingresos porque su padre era un pez gordo de Caja Madrid.

    Dicho esto, mi problema ético viene cuando aparecen la moralidad y el listón.

    Primero, porque no se deben juzgar nada más que los hechos: tal y como está enfocado el asunto, parece que si el señor Escobar hubiese ido por la vida defendiendo el robo y la especulación, nuestro juicio sobre él debería ser más laxo. Me parece delirante. Yo juzgo lo que ha hecho, no su discurso previo. De lo contrario, caemos en conclusiones absurdas.

    Segundo. porque el listón no lo ponen ellos, sino la ley; y, si lo pongo yo (o usted, como es el caso), lo pongo yo. Y MI LISTÓN y MI MORAL no dependen de los demás: juzgo con el MISMO baremo al PP que a Podemos. Porque sigue sin tener sentido que. si el PP es corrupto a saco nos resulte de lesa gravedad; y cuando lo es otro partido (y en mucha menor proporcionalidad) nos irritemos mucho.

    A mí me produce una honda decepción. Y sí, quiero que dimita. Sería lo razonable y lo moral.

    Pero entonces me pregunto qué debería de hacerse con los imputados o con las pirulas legales de otros ámbitos (me vienen a la mente las ventas de VVPO de Botella): ¿Dimitir? Cuando alguna vez digo que los imputados deberían dimitir, me llaman radical.

    Y si juzgamos a los demás por baremos subjetivos suyos, apaga y vámonos: más les valdría entonces ir de chulos, decir que son conspiraciones, mentir y obstruir a la justicia. Como ha hecho el PP en algunas ocasiones. Y parece que electoralmente les va mejor. Debe de ser porque son coherentes según su listón.

    Yo digo: el baremo, igual para todos. Con independencia de lo que subjetivamente les consideremos.

    Saludos.

    P.D: Este párrafo no me convence en absoluto, porque no hay ningún partido que no lo siga:

    “Y mucha gente ha comprado esto porque era sencillo: en ese relato los españoles nunca éramos los responsables de nuestros males y se podía enterrar el día en que cobraste un sobreprecio en negro al vender tu vivienda, hiciste un trabajo sin factura, mentiste en el empadronamiento para lograr plaza en un colegio o aplicarte una deducción en la renta, o te aprovechaste de algún amigo para pasar con holgura ese examen u obtener aquella plaza, a veces incluso creada para ti.”

    Yo no recuerdo al actual gobierno (¡ni a ninguno!) responsabilizando a los españoles de nada. Es un relato universal en política.

    Un partido político que se dedicara a culpar a una parte de la población de todos nuestros males a una parte del país sería sin duda populista de extrema derecha.

    Una cosa es pedir ética y otra muy distinta culpar a una masa indiscriminada de supuestos estafadores anónimos que destruyen la sociedad en silencio. Ese sí que es un discurso fácil.

  6. La verdad es que sería dijo digno de verse un partido que dijera: “¡La culpa de vuestra miseria la tenéis vosotros! ¡Que lo fácil es deciros que la culpa no es vuestra! ¡Pues sí! ¡Lo es! ¡Que no reparáis en el día en que cobrasteis un sobreprecio en negro al vender tu vivienda o hicisteis un trabajo sin factura”.

    Cualquier acción política que se dedicara a luchar contra un problema así sería considerada moralista de extrema derecha o extrema izquierda. Como poco.

    Y no quiero ni pensar en el “listón” que se les aplicaría a sus miembros.

  7. ¡Caray!, a Ramón Espinar sus padres le prestaron el dinero al igual que a la Infanta de España se lo prestaron sus padres.
    La casta, arriba y abajo. Se columpian.

  8. Anónimo: A mí no me parece tan extraño aplicar a alguien el listón que él aplica a los demás.
    Y, sobre no culpabilizar ni responsabilizar, véanse las campañas de hacienda señalizando colectivos defraudadores.

  9. Bueno, las campañas de Hacienda están totalmente desprestigiadas desde que se nos anuncia por una parte lo bueno que es cumplir con nuestras obligaciones fiscales y por otra parte se premia con una amnistia fiscal de tomo y lomo para toda la basura social que ha sacado dinero de su pais a expuertas con destino a Suiza. A todos esos suizos de bolsillo y españoles de corazón, el Gobierno de España les ha perdonado sus pecadillos a cambio de una propinilla.

  10. Vamos a dejarlo en un resbalón puntual, no vaya a ser que descubramos que alguna entidad tenía ingresos…. Extraoficiales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s