No me jodas, ¿eso es penalti?

 

Al ver que mucha gente se quejaba del arbitraje de ayer en el partido entre el Barcelona y el PSG, calificándolo de escandaloso, he echado un vistazo a las jugadas y me he encontrado con algo que me ha llamado mucho la atención, por lo que supone.

Se trata del penalti que le pitan al jugador Meunier por un derribo en el área a Neymar.

Al ver las jugadas me ha asombrado escuchar (en particular a un comentarista que, al parecer, es árbitro) que conforme a las normas actuales, un derribo no solo involuntario, sino en el que no existe ninguna imprudencia es penalti. Siempre había creído que como mínimo era precisa una conducta imprudente.

Las palabras exactas del comentarista son: “es un penalti clamoroso” porque da igual que el jugador sea un “inconsciente” y la “mayoría de los penaltis no se hacen a propósito”.

Entiéndanme, no es que no sea admisible. Al fin y al cabo se trata de un reglamento de un deporte y no de un código penal. Pero, como resulta raro que se responsabilice a alguien de una conducta totalmente fortuita, he mirado las normas actualmente vigentes. Ya, ya sé que es algo bastante frívolo que pierda el tiempo en esto, pero me ha podido la curiosidad. Ya ven, incluso a las normas de la FIFA le podemos aplicar ciertos instrumentos de interpretación de las normas.

Pues bien, el penalti no es sino una falta sancionable con tiro libre directo dentro del área (regla 14). La regla 12 se refiere a las faltas y a la conducta incorrecta.

Y dice esto:

Los tiros libres directos e indirectos y los penaltis solamente podrán concederse por infracciones cometidas cuando el balón esté en juego.

1. Tiro libre directo Se concederá un tiro libre directo si un jugador comete una de las siguientes infracciones de una manera que el árbitro considere imprudente, temeraria o con el uso de una fuerza excesiva:

• cargar contra un adversario;

• saltar sobre un adversario;

• dar una patada un adversario o intentarlo;

• empujar un adversario;

• golpear un adversario o intentarlo (cabezazos incluidos);

• hacer una entrada a un adversario o disputarle el balón;

• poner una zancadilla a un adversario o intentarlo

Si una infracción implica un contacto físico, se penalizará con un tiro libre directo o penalti.

• “Imprudente” significa que un jugador muestra falta de atención o de consideración o actúa sin precaución al disputar un balón a un adversario. No será necesaria una sanción disciplinaria

• “Temeraria” significa que un jugador realiza una acción sin tener en cuenta el riesgo o las consecuencias para su adversario, y deberá ser amonestado

• “Con uso de fuerza excesiva” significa que el jugador se excede en la fuerza empleada, pone en peligro la integridad física del adversario, y deberá ser expulsado

Si vemos todo lo anterior, es obvio que solo existe falta cuando hay, como mínimo imprudencia. Lo dice la norma con absoluta claridad. Y, de una forma no muy precisa, pero suficientemente clara, la imprudencia exige falta de atención o precaución.

¿Cómo cojones va a ser imprudente resbalarse en el campo y terminar como consecuencia de las leyes de la física golpeando a alguien con la cabeza si no puedes evitarlo? (esto sin considerar si es A quien golpea a B o B quien golpea a A, algo no especialmente claro).

No obstante, la norma continúa diciendo:

Se concederá asimismo un tiro libre directo si un jugador comete una de las siguientes infracciones:

• tocar el balón deliberadamente con las manos (excepto el guardameta dentro de su propia área de penalti;)

• sujetar a un adversario

• obstaculizar a un adversario mediante un contacto físico

• escupir a un adversario

Voy a analizar esto por considerar todas las posibilidades, aunque creo que ni en broma se puede hablar de “obstaculización” en este caso. Las reglas definen “obstaculizar” como “dificultar, bloquear o impedir la acción o el movimiento de un adversario”. Lógicamente todas las enunciadas en primer lugar —cargar, saltar, dar una patada, empujar, golpear, etc— implican también una obstaculización tal y como se define, por lo que estas son “especiales” frente al término general. Si se da una de las especiales no puede darse la general, que tendría una función residual.

Pero es que, además, la obstaculización en mi opinión ha de ser necesariamente voluntaria, conforme a las normas, y ahora explicaré por qué.

Para empezar, de las cuatro conductas que se reúnen, las otras tres son indiscutiblemente voluntarias: sujetar y escupir -a alguien- implican voluntariedad en sí mismas. Y en el caso de tocar el balón con las manos, la norma se cuida de añadir “deliberadamente”. Lo razonable es pensar que todas ellas lo sean, ya que se mencionan juntas (a diferencia de las otras, que sí pueden ser imprudentes, algo lógico, ya que implican contactos que pueden ser mucho más dañinos – es decir, la norma pretende en esos casos anteriores proteger al jugador-).

En segundo lugar, porque más adelante, al analizarse la obstaculización sin contacto se explica en qué consiste:

Obstaculizar el avance de un adversario sin que exista contacto

Obstaculizar el avance de un adversario supone colocarse en el camino del adversario para obstruir, bloquear, ralentizar o forzar a cambiar de dirección a dicho adversario cuando el balón no está a distancia de juego de los jugadores involucrados.

Todos los jugadores tienen derecho a su posición en el terreno de juego; encontrarse en el camino de un adversario no es lo mismo que moverse hacia el camino de un adversario.

Un jugador que se coloca entre un adversario y el balón por motivos tácticos no cometerá una infracción mientras el balón se halle a distancia de juego y el jugador no retenga a su adversario con los brazos o el cuerpo. Si el balón se hallara a distancia de juego, el adversario puede cargar contra el jugador, dentro de los márgenes permitidos por las Reglas de Juego..

Como puede verse, la clave es que el jugador se coloque (algo voluntario, pues has de moverte hacia) en el camino de otro, no que se encuentre (involuntario) en ese camino. Más aún, se admite que no lo sea -sancionable- incluso en el supuesto de que se haga voluntariamente, siempre que no se retenga al rival con los brazos o el cuerpo y el balón esté a distancia de juego.

Así que, salvo mejor opinión, fundamentada en estas normas (que creo son las vigentes) yo diría que no es penalti. Algo bien razonable, porque de serlo, también lo sería una jugada similar en la que el jugador cae no porque se tropieza, sino porque le da un infarto o porque le ha golpeado violentamente la pelota, por ejemplo. Y sería raro, ¿verdad?

Por cierto, el mismo árbitro de ese programa afirma que en otro penalti (este no pitado) por falta de Mascherano a Di Maria, el jugador no debe ser expulsado aunque sea ocasión manifiesta de gol, porque “este año”se ha suprimido la regla del “triple castigo”. No sé a qué se refiere con eso del triple castigo, pero mirando el reglamento me he encontrado con esto (y es una regla nueva, efectivamente):

Cuando un jugador impida un gol o malogre una oportunidad manifiesta de gol del equipo adversario mediante una mano deliberada, el jugador será expulsado independientemente de donde se produzca la infracción.

Cuando un jugador cometa una infracción contra un adversario dentro de su propia área de penalti que malogre una oportunidad manifiesta de gol de un adversario y el árbitro conceda un penalti, el infractor será amonestado a menos que:

• la infracción consista en sujetar, alejar o empujar a un adversario, o bien

• el infractor no intente jugar el balón o no tenga posibilidad alguna de jugarlo o bien

• la infracción fuera sancionable con expulsión en cualquier lugar del terreno de juego donde se produjese (p. ej. juego brusco grave, conducta violenta, etc.)

En todas las circunstancias anteriores, se expulsará al jugador.

Y sí, parece que cuando hay penalti la simple existencia de la ocasión -y la falta sancionable con tiro libre directo- ya no supone expulsión (como sí, cuando sucede fuera del área de penalti), sino amonestación, salvo en esos tres casos. Y en mi opinión, es obvio que Mascherano ni intenta ni, sobre todo, tiene posibilidad alguna de jugar el balón. Por tanto, según esta norma, la jugada es penalti y el jugador ha de ser expulsado.

En cuanto al resto de jugadas, carecen de interés jurídico 🙂

 

 

Anuncios

30 comentarios en “No me jodas, ¿eso es penalti?

  1. Hola, excelente análisis.
    Yo creo que el jugador resbala en la disputa del balón, y por lo tanto es un lance del juego, no un simple accidente.
    Por lo tanto sería penalti.
    Otra cuestión sería dilucidar quién contacta con quién: porque bien podría argumentarse que es Neymar quién golpea en la cabeza al otro jugador.

  2. El jugador resbala fortuitamente, al intentar darse la vuelta. Y en una acción independiente de esta derriba a Neymar. Y yo leo el reglamento y veo lo que he explicado. La norma no dice que si se derriba a alguien en “un lance del juego” esto sea falta. Dice lo que he copiado.

  3. Si tenemos dos conceptos intrínsecamente voluntarios y uno claramente incierto en el que el reglamento “se cuida”de especificar que requiere deliberación, para mi esto es un indicio de que el otro concepto incierto NO requiere intencionalidad. O que se pretende dar más margen al árbitro. (Me inclino por esto)

    Esto tambien tiene sentido para evitar trampas y facilitar la aplicación del reglamento: dilucidar intencionalidades en medio segundo, desde ángulos raros y corriendo no es fácil.

  4. Jetkom, discrepo, pero además tiene usted que explicar el resto de peros: que no es un caso de golpe con la cabeza (que lo es) -caso especial- y que la obstaculización no ha de ser voluntaria teniendo en cuenta cómo se define (colocarse frente a estar). Es decir, incluso aunque tuviera razón -algo que no veo, ya que en sujetar y en escupir tampoco se dice deliberadamente- aun solo ha superado un tercio de los obstáculos. Le quedan dos tercios más 🙂

  5. O sea, 6 – 1, la batalla de Waterloo y aquí hablando de si a Napoleón le dolía el estómago 🙂 Vale.

    No me jodas, ¿eso es penalti? Y tanto, como un árbitro le dijo a M. Robinson jugando en el Liverpool: Compra el periódico mañana, y verás. Es broma.

    “obstaculizar a un adversario mediante un contacto físico.”

    “Pero es que, además, la obstaculización en mi opinión ha de ser necesariamente voluntaria, conforme a las normas.
    Como puede verse, la clave es que el jugador se coloque (algo voluntario, pues has de moverte hacia) en el camino de otro.”

    Para mí lo es. Ahora, es tan interpretable por el juez que uno lo pitó y otro no. No sé si usted ha jugado al fútbol, de una manera más o menos continua y cuando se es joven. Eso de que Meunier no ve a Neymar porque no tiene retrovisor en las orejas solo se puede decir desde la ignorancia, o, como es el caso, desde el espectáculo de Roncero. Lo último que Meunier quiere es caerse en ese giro porque sabe que el brasileño se quedará solo dentro del área. Por supuesto, el francés ve el balón, y sabe perfectamente dónde está el brasileño y el lugar por donde aparecerá en el área. Medio segundo antes ha visto la pelota de Iniesta al hueco, a su espalda, y el inicio del desmarque de Neymar. Le aseguro que Meunier no necesita girar el cuello para tener un mapa de la situación. Y una vez que se está cayendo la única posibilidad que tiene es estirarse lo más cerca del balón para obstaculizar al contrario, bien por contacto físico y derribarlo, bien porque Neymar tenga que saltar, no llegue al balón, o no pueda controlarlo. Y cruzar los dedos (me estaba cayendo) para que en el derribo intencionado el árbitro no pite penalti. Casi le sale.

  6. S 🙂

    Es usted el primero al que leo que el buen hombre no termina donde termina como consecuencia de un tropiezo y las leyes de la física. Solo le ha faltado decir que el propio tropiezo no lo es, sino que al ver el pase y prever la trayectoria futura de Neymar magistralmente simula tropezarse calculando la trayectoria

  7. Yo diría que la no expulsión de Neymar tras meterle un tarascazo por detrás a un jugador del PSG sin disputar el balón también tiene interés jurídico. Esa jugada debió ser roja y sin embargo fue amarilla cuando nunca podría serlo según el reglamento. Si no lo ves y no lo sancionas vale, pero si lo ves (algo probado porque se sanciona con tarjeta amarilla) ha de ser forzosamente roja.
    🙂

  8. ¿Dolo eventual? Es decir, que se tropieza en una dirección concreta (imagino que eso sí será accidental), se trastabilla, se representa que a lo mejor Neymar va a pasar por el lugar al que se dirige trastabillado (por eso de la física) y mantiene esa dirección pudiendo evitarla, asumiendo el hecho de que quizás golpeee al otro jugador.

    Yo lo veo rocambolesco y artificioso, Pero en fin. Tendréis razón, seguro 🙂

  9. Jajajaja. Tse, eso demuestra que sus lecturas no son las adecuadas. Bah, esa gente se cree que las leyes físicas son iguales para un deportista de élite que para un saco de patatas. A Meunier no solo le da tiempo a hacer todo eso que le digo sino que además encoge su brazo derecho para no tocar el balón con la mano. Ni un All black.

    Recordemos al gran Adrede q.e.p.d: “Si se trata de leyes leo a Tse: si el asunto va de fútbol no me formo opinión hasta que S. dicta sentencia” 🙂

  10. S, pongamos que tiene razón. Usted dice que es voluntario por esto y esto y aquello (Schultz también, ya que el dolo eventual es eso, dolo). Yo no lo veo así, pero eso es igual. Por esa razón no dije nada del resto de jugadas discutidas, porque no me interesa discutir lo que discute todo el mundo sobre jugadas como el último penalti, por ejemplo; sobre si el contacto es o no suficiente o sobre lo que pasaba por la cabeza del jugador (es, por cierto, gracioso comprobar las capacidades sobrehumanas que tienen los aficionados al fútbol a la hora de leer las mentes).

    Lo que me interesaba (y eso de lo que trata la entrada) es otra cosa. Los comentaristas del programa en el que vi la jugada afirmaban todos, sin excepción, una cosa diferente de ustedes. Todos decían que la jugada es involuntaria y que se tropieza. Y que da igual. Que da igual que el tipo no quiera derribarlo. Que lo derriba y eso es falta.

    De eso va la entrada: de que el reglamento no dice eso 🙂

  11. Je, je…S. Demuestra usted con su análisis entender perfectamente eso de lo que todo el mundo se permite hablar aunque no sepa nada. No todos pueden hablar de música clásica o de física cuántica pero en asuntos de fútbol todos son expertos aunque vean un partido al año o no hayan jugado nunca. Efectivamente, esta jugada es la más complicada del partido porque los dos jugadores intentan engañar al árbitro y pitara lo que pitara habría polémica. Yo estoy con S. El jugador francés creo, en su desesperación al ir cayéndose, intenta obstaculizar a Neymar y éste, que es un lince, no hace nada por evitar el contacto. Se puede pitar penalti pero es difícilísima viéndola a cámara lenta así que imaginen en directo. Pero esta jugada no debe evitarnos ver el bosque del robo descarado que se le hizo al PSG con tres jugadas claras como el agua: Penalty no señalado de Mascherano a Di María, expulsión de Neymar y penalti inexistente a Suárez.

  12. Tsevan Rabtan: “Todos decían que la jugada es involuntaria y que se tropieza. Y que da igual. Que da igual que el tipo no quiera derribarlo. Que lo derriba y eso es falta.”

    Bien, asumo que los comentaristas no llevan razón. Lo cual, por otra parte, dista de ser noticia. Aún así, la cuestión, como en parte le han señalado con la mención al dolo eventual, se reduce a la interpretación del árbitro sobre la voluntariedad. Tenemos a uno que no señala penalti y que, al estar cerca de la jugada, tiene que haber visto un contacto del defensor que corta la ocasión de gol. Por lo tanto, concluimos que lo considera involuntario porque el jugador había tropezado anteriormente. El otro árbitro involucrado sí considera que hay penalti, de lo cual solamente cabe concluir que aprecia voluntariedad y, por lo tanto, obstaculización. Y ante esto poco se puede hacer, porque está diseñado así. He ahí el pecado original facilitador de constantes desequilibrios en el trato arbitral: la interpretación. Que es insondable, y no cabe discusión: ha interpretado tal cosa, igual hay mala fe en su decisión, pero no se puede saber y, por lo tanto, es irresponsable decirlo, queda mal. Sobre esto se han construido incontables logros deportivos, y el del miércoles uno de estos. Dicho esto, y aunque mi opinión de la jugada no me parece relevante, creo que Neymar busca el contacto y Meunier, a su vez, intenta aprovechar la caída para obstaculizar, aquí coincido con Mardonio.

    Por otro lado, resultaría extraña la indignada reacción de una afición determinada (en este caso, la madridista) cuando benefician a su equivalente de enfrente (en este caso, por lo tanto, el Barcelona) del mismo modo que a ellos. Que se me entienda, ambos clubes y sus aficionados obran igual: son los únicos equipos que reciben un trato idéntico, favorable e incomparable al resto de clubes, pero reniegan de su innegable parecido con el otro. No soportan ser el reflejo exacto de lo que odian. Resultaría extraño, decía, si no fuera algo constante: uno de los dos se queja cada vez que el otro es beneficiado, y como esto ocurre con asiduidad, ambas aficiones se quejan incesantemente. Será la condición humana, mola más creer que uno gana contra los elementos, aunque quienes lo vemos desde fuera de ese binomio solamente podamos sonreír con incredulidad. En este caso, ya digo, ha sido la afición del Madrid (!), diciendo algo de los árbitros. Resulta aburrido, parece que todos necesitan sentirse Robin Hood: ya nadie acepta su papel en la película, ni siquiera los malos de toda la vida.

  13. C, acláreme algo. En la jugada, el árbitro principal y el otro árbitro involucrado ven, según usted lo mismo y solo discrepan por la interpretación. En tal caso, explíqueme por qué prevalece, para el árbitro principal, la interpretación del árbitro asistente, cuando el primero es el principal y el segundo el asistente.

    Si han visto la jugada los dos y simplemente la interpretan de forma diferente, lo lógico es que el principal haga prevalecer su interpretación. Por algo es el principal. Más aún, cuando, viendo la jugada, ni siquiera se puede decir que exista una conversación entre el principal y el asistente, sino una simple indicación.

  14. Bueno S, yo no sé si esa gente no tiene ni puta idea ni se conoce el reglamento. Ahora, que o juegan o han jugado al fútbol o lo ven a todas horas, hasta el punto de ganarse la vida comentándolo es bastante obvio. Yo no soy partidario del principio de autoridad, pero usted lo ha sacado a relucir 🙂 Es comprensible que yo use lo que dicen para demostrar lo creo que demuestro: que si es involuntario, como dicen todos esos señores que se dedican a esto, no es penalti.

    Lo otro, lo de las quejas, lo de los errores me interesa poco. Yo creo que dos jugadores del Barcelona debieron ser expulsados. Creo que este penalti no es penalti y que tampoco lo es el último. Y creo que se hizo penalti a Di Maria y no se pitó. Pero es igual. Han ganado 6-1 y eso ha hecho feliz a mucha gente. E infeliz a otra 🙂 Lo de siempre, vamos.

  15. Uy, me está pidiendo que entre aún más en el terreno de la hipótesis. Lo que es peor, de imaginar qué pasaba en la cabeza de un árbitro. Tengo que concederle que, como yo quería hablar del tema de la interpretación, donde se da un margen temerario a los árbitros para hacer lo que quieran y se nos deja a los espectadores (incluso a los que se interesan por el reglamento) sin respuesta posible, partía de la premisa de que ambos vieron lo mismo e interpretaron algo distinto, que puede ser errada. Si queremos pensar bien y creer en la honestidad de la gente, se me ocurre que no han visto lo mismo, es decir, el árbitro no aprecia contacto y tras las protestas va a preguntar al asistente de área, que sí ve penalti. Este puede ser perfectamente el caso, y en ningún momento habría surgido un conflicto de interpretaciones en cuanto a la voluntariedad. El principal lo ve desde atrás, tiene dudas de que haya habido choque (pero piensa que, de haberlo, es penalti), pregunta al de área, este le responde que sí, y lo pita. De ser así, ambos consideraron que obstaculiza pese a haber resbalado, es decir, que en la caída intenta molestar al atacante. También le puedo dar la vuelta a la cuestión, y preguntarle por qué si interpretan algo diferente el principal no puede inclinarse por la interpretación del asistente, y sí cuando ven la jugada de forma distinta (como suelen hacer, ya sea con los linieres o los de área). Es agotador.

    En ambos casos, el por qué corregir tu decisión siempre nos lleva al tema de la honestidad arbitral. Como mero espectador, ya digo que en mi opinión tienen pánico a tomar una mala decisión en contra de ciertos equipos.

    En lo referido a su disputa con S y el dichoso principio de autoridad, me viene a la cabeza la clásica imagen de los expertos a los que las partes citan a declarar en las películas, y luego el jurado queda a criterio del jurado decidir cuál es más creíble. En este caso, y aunque de fútbol todo el mundo cree saber, los comentaristas no tienen una gran reputación. Lo cual no significa que no tengan razón en esto, claro 🙂

  16. PD: disculpe la errata en último párrafo, evidentemente lo quise decir es “y luego queda a criterio del jurado decidir cuál es más creíble.” Las prisas.

  17. Cuando el blog aborda los pilares de la civilización, los comentaristas se animan. Aporto mi grano de pus: ¿por qué va a ser penalty lo de Mascherano, si es posterior al tiro a puerta marrado?

  18. No es posterior, Bolaño. Precisamente, al golpear Mascherano el pie derecho de Di María un instante antes, hace que éste se desequilibre y pifie el tiro con su pierna izquierda.

  19. Carrasco, por ejemplo, ex jugador profesional y entrenador con título, es evidente que ha de saber sobre lo que habla. Y, sin embargo, ni a ellos ni a sus medios les importa si quedan como ignorantes. En la prensa deportiva, en los programas como el de Pedrerol, y en la prensa rosa, nadie espera periodismo de rigor; se les paga por el espectáculo. Hay que irse a la prensa generalista donde las páginas de deporte suelen, por lo general, ser las mejor escritas. Ahí está John Carlin, al que se le va la olla escribiendo de política (Colombia, Cataluña) y al que hay que hacerle un aparte si escribe de deportes.

    En cuanto a la polémica no he analizado más que el penalti del que hablamos y que tan bien resumió Mardonio. Pero no se engañen, la lectura correcta es la que han hecho los franceses: no perdieron 6-1 por el árbitro. Y todo partido o triunfo de leyenda lleva una lectura paralela. ¿Si en la semifinal de Sudáfrica, justo acabando el primer tiempo, el árbitro pita un clamoroso penalti de Ramos a Ozil hubiéramos sido campeones? Pues no se sabe.

    Si no lo han leído les recomiendo el libro de Kahneman.

    http://deportes.elpais.com/deportes/2016/12/17/actualidad/1482004976_864343.html

  20. TÚNELES DE LA MENTE Y PECADILLOS
    Cuando se niega lo que se está viendo —una y otra y otra vez, cuantas veces queramos, indefinidamente, a cámara súperlenta, desde diecisiete ángulos distintos— ya no estamos en el territorio de la hermenéutica; eso es cosa bien de la neurociencia, en los casos de buena fe, que los hay, bien de la moral.
    – – – – –
    Pipanti, vuelve a casa. Te perdono.

  21. Yo tengo mis dudas sobre el lance del penalti a Neymar. Eso sí, el árbitro auxiliar y los linieres (auxiliares de banda) están precisamente para formar la interpretación del árbitro principal, no para hacer valer la suya, y así fueron usados.
    Creo que fue un robo manifiesto…, al PSG. Y entiendo las quejas de los madridistas desde la misma óptica que ha señalado otro comentarista, igualándolos además con los culés: ambos son los verdaderos verdugos y pretenden siempre ser la víctima del otro. Todos los demás son vistos como meras comparsas. De hecho, si hubiese sido un robo del PSG al Barça, ahora estarían celebrándolo en lugar de quejándose del favoritismo hacia otro equipo (de forma idéntica en el otro lado). A veces resulta algo bastante insano. No digan que piden justicia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s