El tío Jeroen con la rebaja

 

Se ha montado cierto escándalo por una expresión supuestamente usada por Jeroen Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo y ministro de Finanzas de los Países Bajos, en una entrevista en el Frankfurter Allgemeine.

En esa declaración decía que la solidaridad le parece muy importante y que los países del norte de Europa han sido solidarios con los del sur, pero que los que reclaman la solidaridad también tienen obligaciones. Concretamente, que uno no puede gastarse todo el dinero en aguardiente y mujeres y luego pedir que se le ayude.

Me llaman la atención dos cosas:

1.- La primera, que el político niega haberlo dicho. Vean esto:

 

Las preguntas las hace un eurodiputado español: Ernest Urtasun.

Si el político niega haber dicho eso, ¿por qué la polémica y la petición de dimisión? Primero tendrán que demostrar que es cierto que lo dijo.

2.- La segunda: ¿por qué la polémica aunque lo dijera? Vean la intervención completa en la que explica sus declaraciones:

 

Por lo visto, las declaraciones son “racistas” y “machistas”. También es “ofensivo”, “ignorante” y “arrogante”. Un par de ejemplos:

Hemos llegado a un punto en el que una expresión cotidiana y vulgar (recuerden, él niega haberla usado), utilizada para ilustrar una opinión, se convierte en un alegato machista y racista. Es bastante obvio que no está llamando a los ciudadanos del sur de Europa borrachos y puteros (aclaro, digo puteros por ilustrar mi opinión, sin excluir que la expresión pueda referirse a otro tipo de individuos de sexo femenino de la especie humana simplemente dispuestos a admitir graciosos presentes por razones variopintas de personas de sexo masculino). ¿Lo es, verdad? Porque si no lo es, habremos de interpretar que literalmente se está refiriendo a sí mismo (“uno no puede”) y, en todo caso, a una sola persona. ¿Solo vive un hombre en el sur de Europa?

Si esa expresión no es literal (“aquí o follamos todos o matamos a la puta”), habremos de admitir que no nos estaba llamando lo que literalmente aparece en esa expresión. Y, si nos movemos en el ámbito de los ejemplos, habremos de admitir que el hombre solo quería decir que para recibir ayuda, el ayudado ha de asumir obligaciones. 

Vaya, se trata justo de la explicación que da el holandés en el vídeo.

Por tanto, lo más que podría decirse de quien utilizase esa frase es que es algo vulgar y que mejor podría haber acudido, para ilustrar su opinión, a otras expresiones de mucho más nivel, como la española “ser cornudo y poner la cama” o esa otra de “cornudos y apaleados” (frase utilizada incluso en el Congreso de los Diputados).

Sin embargo, nos hemos indignado.

 

 

 

Anuncios

3 comentarios en “El tío Jeroen con la rebaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s